Recursos Humanos

Se preve futuro prometedor a Pymes españolas

El Consejero Delegado de la compañía española VR Business Brokers expone 10 argumentos que afirman el buen momento del sector.
Se preve futuro prometedor a Pymes españolas
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Con 14 oficinas operativas ya en España, el know how que aportan cerca de 30 años de experiencia y la venta de más de 70,000 empresas a nivel internacional, VR Business Brokers acaba de presentar un decálogo sobre el prometedor futuro que se le augura al sector de la intermediación en la compra y venta de Pymes. A través de diez argumentos contrastados, el Consejero Delegado de la Compañía en el país, José María Varas, ofrece una visión diferente sobre el tejido empresarial español, los retos de sucesión y supervivencia a los que se enfrentan las empresas, su creciente atomización o la necesidad de contar con profesionales que realicen los procesos de compra y venta de empresas.

- El sector de las Pymes representa un porcentaje muy alto del tejido empresarial español. En España había 3.336.657 empresas a principios de 2007 y cerca del 80% pertenecen al sector servicios. Se caracterizan por su pequeña dimensión, y más de la mitad no tiene asalariados. Esta situación de atomización le resta competitividad a la Pyme española y propicia la aceleración de los procesos de venta de empresas.

- La Pyme española afronta un enorme reto de supervivencia causado por el envejecimiento de la población. Se estima que hay más de 2,8 millones y medio de empresas familiares en España que representan el 75% del empleo privado, y dan trabajo a más de 13,5 millones de personas. Su facturación total equivale al 70% del PIB español. Sin embargo, la mayoría no llega a la tercera generación y más de un 50% cierran dentro de los primeros 7 años de vida. Además, en el 2006 se crearon 426.321 nuevas empresas y 260.122 cesaron su actividad. El cierre anual de un 7,3% de las empresas existentes equivale a que en un período de 7 años la mitad de las empresas han dejado de existir. En el 2006, se crearon 415.275 empresas y cerraron 288.661.

- La intermediación de compra y venta de Pymes es una actividad en fase expansiva, con oportunidades de crecimiento muy importantes, y con expectativas de rentabilidad muy altas. Otros sectores de intermediación como el inmobiliario (Broker Inmobiliario) y el bursátil (Brokers de Bolsa) son actividades maduras y con expectativas de rentabilidad moderadas. En momentos de incertidumbre económica y de lo que parece ser un período de correcciones, tanto en los mercados bursátiles como en los inmobiliarios, los inversores deben buscar inversiones alternativas. Aquellos inversores que tengan un perfil más empresarial, dispuestos a controlar más directamente el riesgo de su inversión, y con objetivos financieros a medio plazo, tienen un perfil más idóneo para colocar dinero en la compra de Pymes, donde la ecuación riesgo-rentabilidad es muy favorable.

- La crisis coyuntural en todo lo relacionado con ?el ladrillo? está provocando un pinchazo inmobiliario. Las consecuencias para el mundo inversor es la búsqueda de rentabilidades mayores en otros sectores, y entre ellos invertir en empresas en marcha por la vía de la compraventa es una apuesta muy interesante para un sector de la economía real.

- Es necesaria la profesionalización del sector de la compra y venta de Pymes. Las transacciones de Pymes pequeñas actualmente son asesoradas por agentes inmobiliarios, gestores u otros asesores no profesionales. Este tipo de procesos en el mercado son conducidos en su mayoría por agentes empíricos que no aportan know how, abunda el oportunismo y los procesos no son óptimos para las partes intervinientes. La valoración de los negocios no se corresponde con precios justos de mercado, las partes asumen pasivos ocultos o contingencias por desconocimiento de los riesgos transaccionales, y las empresas se exponen al mercado porque los procesos no se conducen de forma totalmente confidencial. Sólo las redes profesionales expertas en valoración, negociación y venta de PYMES pueden realizar un trabajo adecuado en este campo.

- La gran oportunidad de consolidación de la Pyme española. La empresa española en general es muy pequeña, la mayoría de los sectores económicos están muy atomizados, abundan las empresas sub-capitalizadas y carentes de recursos gerenciales que les permita competir en el mundo global. Aquí nace la oportunidad para aportarles soluciones empresariales por la vía de fusiones o adquisiciones de empresas (M&A), procesos de venta o incorporación de socios.

- La empresa española continúa muy atomizada. Parece posible que a partir de la crisis crediticia, muchas empresas no pueden seguir creciendo con el esquema actual y se incrementará la concentración en menos empresas, pero más grandes. La Pyme española es en promedio más pequeña que la Pyme europea y su débil base de recursos económicos hace que sea más vulnerable en el mercado. Los procesos de consolidación por la vía de fusiones, adquisiciones o venta son la salida lógica para garantizar su continuidad.

- El sector de la Compra y Venta de empresas Pymes tiene muy poca trayectoria en España. La llegada de las multinacionales con experiencia en los mercados anglosajones son una buena noticia porque aportan know how sobre cómo optimizar los procesos, experiencia práctica en la conducción de transacciones similares, formación y capacitación para los profesionales del sector, y una red nacional e internacional para acortar los tiempos de maduración de los procesos. Por el contrario, el segmento de asesores o intermediarios dedicados a la gran empresa está saturado con agentes profesionales diversos.

- El sector de Capital Riesgo y Private Equity está buscando nuevas oportunidades de inversión diferentes a la gran empresa. La Pyme pequeña y mediana representa en España una oportunidad para inversores que buscan nuevas alternativas. Desde el punto de vista del capital inversor, en los últimos años se han realizado transacciones muy apalancadas con recursos bancarios y se han pagado precios muy altos por las empresas vendidas. Las altas valoraciones pagadas pone en riesgo la viabilidad de algunas transacciones, lo cual presiona a la empresa adquirida a cumplir con objetivos de negocio, en muchos casos irrealizables. En las Pymes pequeñas y medianas hay muchas oportunidades de compra a precios razonables y recorrido para crecer en un mercado atomizado.

- La crisis crediticia trae consigo una restricción de liquidez para los empresarios. Una mala noticia para las inversiones que se financien con préstamos bancarios. Los procesos de fusiones y adquisiciones, venta de sociedades o de participaciones, procesos de MBO y MBI, son una salida posible para la obtención de recursos.

- El sector de la Consultoría es un sector en plena expansión. Las Pymes necesitan asesores y consultores que les orienten en temas relacionados con la sucesión familiar, las mejores opciones para la financiación de sus necesidades de expansión y los procesos de consolidación sectorial.