Consultoría

¿Quién sigue?

La sucesión en una empresa es la decisión más importante a la que se enfrentará un Director General, más aún si se trata de una compañía familiar. Si estás pasando por una situación como esta, toma en cuenta los siguientes tips.
¿Quién sigue?
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Soy el Director General de una empresa familiar dedicada a la fabricación de envases de vidrio. Estoy a punto de retirarme, y mi deseo es que mi hijo tome las riendas del negocio. Pero no estoy seguro de que sea la mejor o la única opción, ya que existen candidatos -tanto miembros de la familia como empleados- con más experiencia. ¿Cómo saber quién es la persona indicada?

Roberto Medina Segura

Peter Drucker, cosiderado el padre del management moderno, decía que "la prueba suprema de la grandeza de un líder empresarial es el acierto con que elige a su sucesor y el saber hacerse a un lado para que sea éste quien dirija la compañía". A lo que el autor se refería es que la sucesión en una empresa es la decisión más importante a la que se enfrentará un Director General, más aún si se trata de una compañía familiar, donde existen dos factores de peso: la empresa y la familia.

Estadísticas revelan que más del 70% de las compañías que existen en México son de carácter familiar. Por lo tanto, la decisión que tomes al elegir a quien ocupará tu lugar repercutirá en la empresa, tu familia y tus trabajadores. Lo primero que necesitas es analizar la situación sin mezclar los sentimientos o preferencias.

La sucesión en una compañía no es algo que ocurra de la noche a la mañana. No puedes llegar un buen día a una junta con todos los jefes de área y decir: "Señores, les presento al nuevo Director General". No importa si es un negocio grande o pequeño: tienes que elaborar un plan bien estructurado y evaluar a todos tus candidatos, entre ellos tu hijo. En el planteamiento debe participar el dueño de la empresa, toda la familia y los directivos puestos bajo el Director General.

¿Qué es lo que normalmente pasa en una familia con tres hijos? El mayor es quien hereda el puesto. El error ante esta situación es que el sucesor no se prepare a lo largo de la vida para tomar las riendas del negocio. En cuanto al tiempo, europeos y estadounidenses dicen que la planeación toma por lo menos 15 años.

Para tomar la decisión adecuada sigue estos seis tips:

1. Elabora una descripción del puesto. Generalmente, este tipo de documentos no existe en las empresas familiares, pues se cree que como el papá o el abuelo es el Director General ya está solucionada la sucesión. Sin embargo, es muy útil cuando llega el momento del reemplazo, ya que en él se describen las cualidades que se requieren y las capacidades necesarias.

2. Compara a tus hijos con los demás empleados. Cuando tienes varios hijos, lo más normal es que el mayor entre a trabajar antes a la empresa y se convierta en el principal candidato a sucederte. Con la descripción del puesto, evalúa si es quien tiene más experiencia y capacidad para ocupar el cargo. Así te darás cuenta si uno de tus otros hijos o empleados tiene mayor capacidad.

3. Capacítalo. El sucesor debe tener una preparación técnica o académica para competir con gente que tendrá más experiencia que él. Necesita entender qué es un estado financiero, saber de las ventas y cobranzas, y cómo se maneja la nómina. Por ello, es recomendable alguna especialización en finanzas para que aprenda a manejar la compañía. La carrera profesional dependerá del giro de la organización. No le será de gran ayuda ser físico-matemático si es una empresa textil.

4. Verifica que exista disposición y capacidad. Si tu hijo no trabaja en la empresa y quieres heredarle la Dirección General, tienes que cerciorarte de que quiera hacerlo. Que seas el dueño no garantiza que él tendrá tu mismo interés. En una situación contraria, él puede querer el puesto pero no tener la capacidad. En ese caso correrías el riesgo de regresar después de un par de años a sacar a tu compañía de algún bache.

5. Asígnale un mentor. Si te enfrentas a un panorama de "sucesión exprés" para dejar la empresa a tu hijo (pero él nunca ha trabajado en ella), asigna a alguien de tu total confianza para que ocupe la Dirección General mientras le enseña todo lo que necesita saber y que esté dispuesto a dejarle el puesto cuando esté preparado.

6. Crea un Consejo de Administración. Si eres objetivo y te percataste de que entre tus hijos no está el candidato ideal, crea un Consejo de Administración -el cual presidas- para que entre todos elijan a quien más convenga a los intereses de la empresa. Así, desde tu posición, podrás continuar en el manejo de tu compañía.