Emprendedores

Hay que llevar el emprendimiento más allá de la incubación

El negocio de la incubación necesita mayor difusión y fomentar una cultura proclive en la materia.
Hay que llevar el emprendimiento más allá de la incubación
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

ChileIncuba es la asociación gremial que agrupa 16 incubadoras de negocios del país. Lleva un par de años funcionando, pero ya ha visto frutos en cuanto a conformar una red de trabajo y una plataforma para intercambiar experiencias.

Como en todo negocio, la fase critica de los tres primeros años, ya está pasando y están entrando a la etapa de la consolidación. Ya forman parte de importantes redes internacionales, lo que ha permitido nivelar el funcionamiento de las incubadoras chilenas con estándares internacionales.

Álvaro Bustos, presidente de ChileIncuba, en conversación con DiarioPyme, hace un balance de las incubadoras en el país, cómo nos ven desde el extranjero, y lo que falta para seguir creciendo en la generación de nuevos negocios.

Organizados, se trabaja mejor

Hay varias incubadoras en el país, ¿cómo se logra un trabajo asociativo entre ellas?

Organizados podemos conocer buenas prácticas y acciones que han dado positivos resultados en otras incubadoras. Así se transfieren los conocimientos y de alguna manera vamos aprendiendo todos. Se fortalecen los socios y, lo que es más importante, se introducen mejoras en apoyo hacia los emprendedores.

¿Cuál es la evaluación que hacen en estos años de funcionamiento?

La industria de la incubación ya cumplió con la fase de instalación. Hoy podemos ver a las incubadoras con equipos contables, con metodologías de trabajo, con empresas que ya han salido al mercado con buenos resultados.

Después que las empresas pasan su fase crítica, los primeros tres años, ocho de cada diez fracasa sin apoyo. Bustos dice que las incubadoras han podido revertir esa cifra y explica que hoy, siete de cada diez negocios que pasan por esta instancia, sobreviven.

"El Estado, en temas sólo de innovación, ha invertido cerca de US$9.8 millones, y lo que ha retornado en lo que las empresas venden o paga en impuestos, y sólo las que han salido de las incubadoras, tienen ventas por sobre los US$24 millones", dice el empresario.

Chile emprendedor

Según Bustos, los chilenos han tenido un cambio positivo en el tema del emprendimiento, éste dado por las condiciones actuales de la economía. Han disminuido los por necesidad y se han incrementado los nuevos negocios por motivación o por opción.

Si bien expone que estamos en buena posición comparándonos con los vecinos latinoamericanos, estamos lejos de alcanzar los estándares de países desarrollados, pero se debería a un tema cultural más que a falta de ganas o empuje.

"En la cultura chilena, los hombres y mujeres en general son buenos emprendedores-productores, es decir, la gente sabe hacer bien lo que hace. Es aquí donde las incubadoras ayudamos a no ser sólo buenos productores, sino que les enseñamos a vender, administrar, instalar redes. Es decir, contribuimos para que el negocio pueda crecer, porque por muy bueno que sea tu producto o servicio, si no lo vendes, tu negocio no crece".

A juicio del presidente de ChileIncuba, el país se encuentra en un buen frente en comparación con los países desarrollados en el tema del emprendimiento e innovación. Sin embargo, esta industria en esos países lleva más de 20 años y en Chile sólo siete en forma formal. No obstante, el país ha aprovechado esta experiencia, ahora sólo falta darle más énfasis a su difusión.

"Lo que hay que hacer ahora es difundir más estas ofertas de apoyo, y no sólo que el tema de incubación se preocupe de acoger a las empresas. Ir más allá de eso. Llevar el énfasis del emprendimiento a la educación, a la cultura, para que el flujo de proyectos se mayor, y por lo tanto la calidad de estos mejore".

¿Qué se necesita para que este cambio llegue a las personas indicadas?

Yo creo que promover la inversión en capital humano, en el sentido de que si queremos crecer con esta industria que apoya el emprendimiento, la innovación, el desarrollo tecnológico, más profesionales deberíamos estar trabajando en esto.

Hoy día debemos ser cerca de 300 los profesionales que estamos en este mundo y la verdad es que siendo un factor de cambio de la economía futura de este país, necesitamos que más gente esté involucrada en este campo. De esa manera, vamos a ser capaces de responder a la demanda futura, debemos preocuparnos de preparar recursos humanos para este sector, cuya demanda va a ser cada vez mayor.

¿Qué los profesionales estén y participen, pase por un tema de sociedad, de educación?

Si este tema del emprendimiento no lo instalamos en los colegios, con los profesores, para que ellos sean capaces de promoverlo pedagógicamente entre sus alumnos, de alguna manera vamos quedando atrás porque la gente no instala en su mirada de futuro las oportunidades de emprender por cuenta propia.

Temas pendientes

¿Se ha logrado descentralizar el negocio de las incubadoras?

Sí, de hecho hay incubadoras en diez regiones. Obviamente que hay una concentración de siete en la Metropolitana, pero se está avanzando.

Las políticas de Estado se han enfocado en el apoyo al funcionamiento de las incubadoras en las universidades. Éstas tienen capacidad y especialidad en ciertos sectores. Esta especificidad le da autonomía y pueden consagrase como actores potentes en el desarrollo de las regiones.

Falta investigación o difusión de casos concretos, ¿están elaborando un informe acerca del tema?

Sí, vamos a publicar durante este año un texto de casos de éxitos, porque creemos que cuando las personas se identifican con un semejante al frente, se empoderan de la posibilidad de concretar sus sueños.

También vamos a divulgar un informe con las mejores prácticas de apoyo a empresas que les va bien. De estos mismos casos, vamos a levantar algunos para llevarlos a las universidades como materias de estudio.

Este trabajo debería estar listo para el mes de julio. Ya hay recursos comprometidos y en ChileIncuba piensan que servirá para convocar a más gente hacia el emprendimiento.

Fuente: www.diariopyme.com