Franquicias

Las franquicias españolas de restauración exploran posible entrada en China

Su presencia estable y capacidad financiera y de recursos humanos las lleva a abordar este mercado.
Las franquicias españolas de restauración exploran posible entrada en China
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Las grandes cadenas de restauración españolas, nacidas en los últimos años como alternativas a la comida rápida, están comenzando con éxito su expansión internacional, y ocho de las más importantes están explorando China como destino.

Desde cadenas como Telepizza, líder en España entre las firmas de entrega a domicilio, a franquicias basadas en las tapas, los pinchos y la cocina tradicional, como Entre Tapas y Vinos o Los 100 Montaditos, pasando por marcas que mezclan tradición y modernidad, como Pans & Company y Fres Co., todas miran Oriente con interés.

Es un buen momento para hacerlo, tanto por la propia situación de las firmas españolas, "con una presencia ya muy estable y capacidad financiera y de recursos humanos para abordar este mercado", como por las condiciones actuales en China, explicó Jorge Dajani, consejero jefe de la Oficina Comercial de España en Shanghai.

Hasta 2005 la ley de franquicias china exigía a las firmas extranjeras tener, al menos, dos locales en propiedad con beneficios en el país, condición que ahora se ha relajado hasta exigir sólo dos locales exitosos en cualquier lugar del mundo.

Además ahora es posible abrir restaurantes de capital sólo extranjero, sin un socio local, lo que era impensable hasta 2004, recordó.

Por este motivo, el ICEX, dentro de su plan de promoción de productos agroalimentarios en China para los próximos tres años, que cuenta con un presupuesto de tres millones de euros, ha organizado esta semana una misión de exploración comercial del país, para ocho firmas españolas de cadenas de restauración.

La mayoría de ellas ha venido en busca de posibles socios locales con experiencia en el sector que quieran ampliar sus negocios con restaurantes españoles, sobre todo para iniciar franquicias, en las que la parte china aportaría su conocimiento del mercado y se ocuparía de la cadena de suministros y la consecución de licencias.

Es el caso del grupo catalán Eat Out, que acaba de firmar un acuerdo de franquicia en India para su cadena Fresh Co., y que tiene el objetivo de introducirla también en China, "tarde o temprano", junto a su marca más importante, Pans & Company, explicó su director de asuntos internacionales, David González.

"Se estima que en China hay unos 400 millones de clientes potenciales para la comida de servicio rápido, en que nosotros operamos, y con un poder adquisitivo que va incrementándose mes a mes, por lo que las oportunidades de crecimiento aquí son excepcionales", explicó González.

Con todo, recalcó que "tenemos que ser muy conscientes de que lo primero es conseguir un buen socio, adaptar bien el producto al mercado y no tener prisa por crecer y desarrollarnos aquí, pensar en el largo plazo".

Hace dos años el grupo hizo una prospección de mercado en China que les creó dudas, ya que mostró que la mayoría de los chinos no consumen pan occidental.

Sin embargo, "tras esta visita nos llevamos la impresión de las cosas se están moviendo muy rápido y de que lo que viene de fuera es bien aceptado, por lo que, al menos con Pans, tendremos más oportunidades de éxito de lo que parecía en un principio".

En el caso de Telepizza, con 559 locales en España y ya presente en otros países como Portugal (con 81), Polonia (92), Chile (61), Guatemala (51) y El Salvador (28, los dos últimos en alianza con Pollo Campero), la firma está pensando en China desde 2004, confirmó su director de operaciones internacionales, Alberto Ordiñana,

"No tenemos prisa ni un calendario" para el país, dijo , pero "es un mercado interesante para nosotros, y ya hemos hecho trabajos de adaptación, tenemos nuestro logotipo registrado (también en chino), sabemos hacia dónde queremos ir y las modificaciones que habría que hacer de la carta".

Con todo, la firma continúa explorando en espera de que aparezcan "una buena oportunidad y un socio local adecuado".

Otros, como Almudena García Calle, directora de inversiones del grupo de capital riesgo Monitor Capital, que controla cadenas como Vinotinto y Entre Vinos y Tapas, tienen claro que aunque 'los lanzamientos en China llevan su tiempo', de tener éxito allí, el país podría suponer un negocio superior al de sus marcas en España.