Marketing

Las marcas de lujo se hacen con el mercado asiático

La boyante economía china ha hecho posible que marcas de lujo hayan encontrado en ese mercado una gran oportunidad.
Las marcas de lujo se hacen con el mercado asiático
Crédito: Depositphotos.com

Marcas españolas como Loewe, Lladró o Lottusse, llevan años en China, y sus ingresos en ese país no dejan de crecer. En 10 años, China se ha convertido en el mayor consumidor mundial del lujo.

Según informa El Mundo, hace cuatro años, China, Hong Kong y Taiwan representaban el 10% de las ventas de Christian Dior Couture. La cifra se ha duplicado. Loewe en 2007 dobló su facturación respecto al año anterior. Pero el gran líder sigue siendo Louis Vuitton. China acaba de desplazar a Estados Unidos como segundo comprador de esta marca en el mundo.

Las mujeres rusas toman el poder

La economía rusa continúa creciendo, y los expertos en marketing comienzan a fijarse en las mujeres, un público objetivo que ha aumentado sus ingresos y su independencia de compra. Durante la época soviética, las mujeres dependían económicamente de los maridos, pero las rusas de hoy abren cada vez más cuentas bancarias separadas y ahorran parte de sus sueldos para gastárselo en ellas.

Ya hay incluso un vodka, la bebida nacional, dirigido exclusivamente al público femenino. Según publica The New York Times, la destilería Deyros ha dirigido su publicidad a mujeres entre 25 y 45 años con ingresos medios y excedente de dinero en efectivo y centradas en sus familias.

Fuente: www.marketingdirecto.com