Hide this Looking for English Content? Click here

Conoce tu producto

Pablo González Cid, fundador de Punta del Cielo, nos cuenta cómo los productos innovadores y de alto valor agregado lo llevaron al éxito.
Conoce tu producto
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

 Antes de abrir Punta del Cielo, Pablo González Cid probó suerte con un negocio de venta de pescado a domicilio y una franquicia de barras de café. Pero algo le decía que el negocio iba por otro lado. Para suerte suya, esta intuición lo llevó a fundar una empresa que ya opera 46 sucursales (20 propias y 26 franquiciadas) y da trabajo a más de 250 personas.

"Sabíamos que México tiene excelentes condiciones para cultivar café y que es el quinto productor de este grano a nivel mundial, pero que el consumo per cápita es de los más bajos", explica. "Por eso pensamos que había espacio para productos innovadores y de alto valor agregado". Entonces, Pablo dio por terminado el trato con su franquiciante y se lanzó con un concepto propio.

Con una inversión de $130,000 -provistos por familiares y amigos- el emprendedor inauguró su primera sucursal en Polanco, en la Ciudad de México. La estrategia: antes de abrir, se concentró en lanzar productos nunca antes vistos, como latas de café (para beber frío), café saborizado, y extracto y concentrado de café (en grano o en polvo).

Una vez probada la aceptación de sus "inventos", el emprendedor desarrolló un modelo de distribución de café en cadenas de hoteles, aerolíneas, restaurantes y tiendas de autoservicio, lo que llevó su marca a más clientes y fortaleció su imagen.

Después de cuatro años de operación, Punta del Cielo crece anualmente un 30% y está listo para llevar el concepto a otros países.

 

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.