Emprendedores

Emprender también es divertido

Gabriela Moad, fundadora y directora creativa de Fulanitos, logró ganar terreno en el mercado gracias a la imaginación. Conoce su historia.
Emprender también es divertido
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Tener una buena idea es sólo el principio, una empresa basada en la imaginación de Gabriela Moad, logró nacer y ganar terreno en un segmento dominado por marcas e íconos multinacionales. ¿Cómo lo hizo? Con una mezcla explosiva: diseño novedoso, artículos de calidad y precios competitivos.

Suena fácil, pero a Gabriela le llevó toda una vida. "En la primaria me gustaba dibujar en mis cuadernos, pero los personajes no tenían nombre. Por eso, los llamé Fulanitos", recuerda. "Al terminar la carrera de diseño gráfico tenía en mente producir algo y comercializarlo". Y así fue. En 1995, todas estas ideas salieron de la imaginación de Gaby para convertirse en cuadros, tarjetas y libretas con la imagen de sus dibujos.

Rápidamente, Fulanitos se ganó la aceptación de niños y jóvenes y la emprendedora comenzó a ampliar la variedad de productos y diseños para ganar más clientes. Pero, para crecer, requería una estructura y recursos que no estaban a su alcance. Hasta que se dio cuenta que, realmente, no necesitaba "tenerlos", sino "conseguirlos". 

A través de la venta de "licencias de uso de marca", Fulanitos encontró a los socios que buscaba para ampliar su catálogo a 40 categorías de productos, que hoy incluye peluches, ropa y descargas de contenido para celular. En esta estrategia, su página de Internet (www.fulanitos.com) ha sido una pieza fundamental para mantener contacto con su público. En 2007 recibió 4 millones de visitas y tiene registrados más de 100,000 "fulanifans".



www.SoyEntrepreneur.com