Recursos Humanos

Las Pyme mexicanas deben ser más competitivas

El Instituto Mexicano para la Competitividad declaró que es urgente que el gobierno diseñe políticas públicas para contrarrestar este efecto.
Las Pyme mexicanas deben ser más competitivas
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

En la actualidad las Pyme son hasta 90% menos productividad frente a su competencia en Estados Unidos, advierte el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

Por ello, las Pyme demandan políticas públicas focalizadas en resolver el clima de negocios, fortalecer sus capacidades e impulsar a las empresas exitosas con más financiamiento.

Por si fuera poco, el organismo cuestiona la rentabilidad de los recursos ejercidos, el costo que tuvo para el gobierno generar cada empleo a través de las Pyme y el apoyo limitado a ciertos sectores de la economía durante el sexenio de Vicente Fox.

De acuerdo con el análisis "Desarrollando las PYMES que el país requiere", el gobierno federal tiene la oportunidad de impulsar una política pública estratégica para contrarrestar la inercia de procesos ineficientes, los altos costos de capacitación y de capital de trabajo, así como la falta de capital humano.

Países como España, Francia, Italia, Canadá, Dinamarca, Japón, Inglaterra, Estados Unidos y Alemania, generan en algunos casos hasta 78% del empleo en las Pyme (Dinamarca) y aportan 75% del PIB (España).

Retos y oportunidades

Según el documento, las Pyme mexicanas son débiles por su baja diferenciación competitiva y porque cuentan con una brecha en destrezas técnicas y de negocios.

Asimismo, muestran una calidad variable y presentan un alto costo unitario derivado de que no alcanzan a cubrir sus costos de capital, tienen baja tasa de reproducción y alta participación en la informalidad.

Es por ello que el Imco insiste en políticas focalizadas en los casi 4 millones de micro, pequeños y medianos negocios que existen en México, a través de un modelo descentralizado de proveedores.

Y es que, según explica, los programas vigentes del 2001 al 2006, sólo atendieron 15% del total de las Pyme, es decir apenas 597,088 negocios de los que se desconoce su rentabilidad y únicamente se generaron 20% de los empleos, lo que equivale a abrir 177,159 nuevas plazas.

Además, el organismo precisa que los sectores apoyados tradicionalmente, fueron los más beneficiados por los programas lanzados por el gobierno federal como el del textil, del vestido y del calzado con 31% de los apoyos, artesanías y regalos con 15% y alimentos, bebidas y tabaco con 12%.