Consultoría

Magnate Kerkorian inverte en Ford

Pretende quedarse con cerca del 5.6% de la compañía a través de su vehículo de inversiones Tracinda Corp.
Magnate Kerkorian inverte en Ford
Crédito: Depositphotos.com

El magnate Kirk Kerkorian intenta quedarse con cerca del 5.6% de la segunda mayor automotriz estadounidense, Ford Motor Co, a través de su vehículo de inversiones Tracinda Corp.

Kerkorian, quien tuvo una participación de cerca del 10% en el fabricante de autos General Motors y que el año pasado fracasó en su oferta por Chrysler LLC, comenzó a acumular acciones de Ford el 2 de abril. Tracinda tiene 100 millones acciones de Ford y anunció que prevé realizar una subasta de ofertas en efectivo para adquirir 20 millones más, o cerca del 1%, a US$8,50 por acción, lo que implicaría un premio del 13.3% sobre el precio de cierre de los papeles de Ford el viernes.

Las acciones y bonos de Ford escalaron tras el anuncio. Tracinda dijo que ha estado siguiendo de cerca a Ford y destacó que la automotriz está comenzando a lograr resultados en sus esfuerzos de reestructuración. Esas expectativas fueron reforzadas la semana pasada, cuando Ford sorprendió a Wall Street al presentar una ganancia trimestral, impulsada por los fuertes resultados en Europa, en momentos en que las ventas de autos están cayendo, dijo Tracinda. Dijo que creía que la gerencia de Ford, liderada por el presidente ejecutivo Alan Mulally, seguirá mostrando mejoras significativas en sus resultados financieros.

Ford dijo que la inversión de Kerkorian representaba un respaldo a su estrategia de reestructuración y destacó que cualquiera era libre de adquirir sus acciones en el mercado abierto. "Damos la bienvenida a la confianza en Ford y en el progreso que estamos realizando con nuestro plan de transformación", dijeron el presidente ejecutivo del directorio de Ford, Bill Ford, y Mulally en un comunicado conjunto.

"El equipo de Ford sigue enfocado en ejecutar el plan de transformar a Ford en una empresa mundial que proporcione un crecimiento rentable para todos", dijeron Ford y Mulally. La familia Ford control casi el 40% del poder de voto de la automotriz a través de acciones separadas establecidas cuando la empresa comenzó a cotizar en la Bolsa en 1956. Ford perdió US$2,700 millones en el 2007 y US$12,600 millones el 2006. La firma pronosticó que volvería a ser rentable en el 2009, después de recortar costos en el mercado estadounidense a través de despidos y cierres de plantas.