Franquicias

El tabaco es una buena opción de negocio en México

La demanda del producto oscila entre octubre y enero, y el negocio real es la exportación por lo que se necesitan canales de distribución internacional.
El tabaco es una buena opción de negocio en México
Crédito: Depositphotos.com

Los puros y otros tipo de tabaco ¿son una buena opción de negocio?. La Secretaría de Economía enumera algunas de las características de este giro para contestar esta pregunta.

Hasta ahora, se ha considerado que el fumar un puro es símbolo de calidad. Los expertos opinan que cuando un puro ya no sea hecho a mano, entonces ya no se podrá disfrutar igual ni llamarse puro.

La demanda del producto es más alta durante los meses de octubre a enero; el clima juega un papel muy importante: entre más frío hace, la gente fuma más y cuando hace calor fuma menos.

El mercado en México es considerado cautivo, influye mucho la "moda" sobre la demanda. La principal demanda de puros a nivel nacional se da en la cuidad de México y a nivel internacional en los Estados Unidos de América.

En México el consumo es muy reducido, bajo en comparación con otros países; los pureros consideran que el negocio real es la exportación, haciéndose necesario los contactos con los canales de distribución y a nivel internacional.

Como canal de distribución y principal demandante están los grandes almacenes departamentales, como Sanborn´s, tienda que dedica una sección a tabaquería especialmente puros, y tiendas especializadas denominadas "De todo para el fumador".

Existe una gran competencia a nivel internacional. El principal proveedor es Cuba. Los puros cubanos son considerados los de más alta calidad a nivel mundial, cuya demanda en el continente Americano, Asiático y el Europeo es muy alta, afectando a las exportaciones mexicanas.

La inversión

Las principales micro, pequeñas, medianas y grandes empresas fabricantes de puros se encuentran dentro de San Andrés Tuxtla, Veracruz por ser una de las ciudades en donde se consigue tabaco de buena calidad. Existen otras alternativas para la fabricación de puros como las ciudades de Villahermosa, Tabasco, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas y Oaxaca.

Lo único que diferencia una planta de puros de escala micro de una pequeña, es la cantidad de personal, por lo que se recomienda una terreno de 150 a 200 m2 con las mismas características que la microempresa.

La inversión en terreno es de cien mil pesos, mientras que en construcciones unos $300,000, esto si tomamos en cuenta un terreno de $300 por metro cuadrado.

La materia prima

Un puro ha de ser hecho a mano, de un buen tabaco, de hoja entera, homogénea y pareja, sin revolturas y exento de venas, bien enrollado; que no pique ni sea amargo al saber y al oler. Entre más oscuras sean las hojas de tabaco, más fuerte será el sabor del puro.

La calidad de un puro depende del proceso de almacenamiento y añejamiento, de la fermentación de las hojas de tabaco; se recomienda una fermentación de 1 a 3 años; entre más fermentado esté el tabaco, mejor será la calidad del puro.

Las hojas de tabaco deben contar la humedad que dan los climas cercanos a la costa, almacenadas en una bodega con techos altos y ventanales, para su ventilación y baño de sol para posteriormente fermentarlos dentro de las barricas de madera forradas de yute para conservar el aroma y asegurar un puro de calidad.

Como precaución, los expertos recomiendan no producir más de lo demandado, ya que el producto pierde calidad cuando se almacena por largo tiempo o en lugares con climas inadecuados.