Plan de Negocios

Destacan rol de las Pyme para convertir a Chile en potencia alimentaria

Para cumplir el objetivo, expertos internacionales proponen que el empresario agrícola se concentre en negocios de especialidades.
Destacan rol de las Pyme para convertir a Chile en potencia alimentaria
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La oportunidad de convertir a Chile como Potencia Alimentaria está más cerca que nunca, al menos así lo piensan las autoridades públicas del sector agrícola. Sin embargo, en este desafío es crucial incorporar a las pequeñas y medianas empresas.

Las cifras de exportaciones demuestran el reconocimiento que tiene el rubro agroalimentario a nivel internacional. El comercio exterior del sector alcanza los US$ 11,000 millones anuales.

Un buen momento que destaca el director ejecutivo de la Fundación para la Innovación Agraria, FIA, Rodrigo Vega, "Nuestro país, en algunos rubros, ya se ubica en las grandes ligas", afirmó.

Ante esto, la labor de las pequeñas empresas es concentrarse en alcanzar una diferenciación. Y la propuesta apunta a dos áreas, como aclara Vega, "ya sea a través de una imagen corporativa, diseño de formatos junto con un plan de marketing y comercialización adecuados para posicionar la marca y atributos de su producto, según el mercado y el consumidor al que desean llegar", sostuvo.

Frente a este desafío, la Fundación de Innovación Agraria, FIA, realizó un seminario de "Marketing Agroalimentario", donde diversos expertos entregaron sus pautas a los asistentes para mejorar la productividad de sus negocios

Georges Champseix, director ejecutivo de Ocacia, organismo certificador de Francia, resaltó que el principal desafío del empresario del sector agrícola es satisfacer a lo que denominó el "consumidor-ciudadano". "Este es un consumidor que exige seguridad en los alimentos, prioriza la salud, satisfacción y el servicio; mientras que el ciudadano demanda resguardo por el medio ambiente, un desempeño ético en su actividad y favorecedor de los bienes locales".

Por su parte, Juan Carlos Passano, Director del Foro Latinoamericano de Marketing Agropecuario, destacó que para competir el productor debe dejar de pensar en mercados de commodities para pensar en negocios de especialidades.

"Esto significa -añadió- optar por la diferenciación, es decir, dotarlo de una calidad particular. La calidad es darle al cliente lo que requiere y aún más. Entre los instrumentos para diferenciarse están la denominación de origen, marca, trazabilidad y las certificaciones (calidad, ambiental y orgánica, entre otras)".