Pymes

Pymes colombianas apuestan por mercados verdes

La Red Colombiana de Productores Comunitarios Ambientalmente Amigables crea cadenas comerciales para conquistar nuevos mercados.
Pymes colombianas apuestan por mercados verdes
Crédito: Depositphotos.com

Más de 80 organizaciones conforman la Red Colombiana de Productores Comunitarios Ambientalmente Amigables. Se trata de comunidades indígenas, afrocolombianas y de campesinos minifundistas que participan en proyectos de producción y comercialización sostenible. Estas comunidades crearon cadenas productivas y comerciales con el fin de conquistar nuevos mercados.

De acuerdo con Guillermo Rodríguez, director de la Red, el propósito de esta iniciativa es apoyar a las organizaciones que promueven el desarrollo de mercados verdes, la producción agroecológica y el comercio justo de productos y servicios de acuerdo con los lineamientos del Convenio de Diversidad Biológica (CDB).

Las comunidades seleccionadas provienen de los departamentos de: Amazonas, Antioquia, Atlántico, Boyacá, Cauca, Cesar, Chocó, Córdoba, Cundinamarca, Guajira, Guaviare, Magdalena, Nariño, Santander, Sucre y Tolima.

Para su selección, la Red verificó previamente el cumplimiento de requisitos por parte de las empresas, como pertenecer al sector comunitario, estar dedicadas a la producción de un bien o servicio de carácter ambiental, reunir una experiencia de mínimo dos años en el sector; y demostrar la sostenibilidad económica del proyecto.

En el 2006 se realizó el primer Encuentro de Productores Ambientales, en el que se reunió a productores en las cadenas productivo-comerciales de: Café, panela, cacao, frutas y verduras, plantas de uso medicinal, cosmético y culinario; bioinsumos y semillas limpias; ecoturismo (posadas nativas); artesanías; apicultura y minería sostenible, con resultados muy positivos.

Es importante tener en cuenta que los grupos beneficiarios de la Red (indígenas, afro colombianos y pequeños campesinos) son, en su mayoría, comunidades que habitan áreas asociadas a ecosistemas de alta biodiversidad. Sin embargo, están marginados de los servicios y presencia del Estado; con precarias vías de acceso y viviendo en situaciones económicas de pobreza.

En este contexto, la Red se convertirá en punto de apoyo para apalancar la labor de producción y comercialización de comunidades que ofrezcan bienes y servicios ambientalmente amigables.

Estas comunidades encontraron la asesoría y financiación que requieren para el desarrollo de sus proyectos en las áreas: Técnica, jurídica, procesos de certificación, registros sanitarios y de marcas, logística, mejores prácticas, relaciones industriales, difusión de conocimientos, información y canales de comercialización.

"Con el nacimiento de La Red, comienza una nueva era para los cultivos orgánicos y demás productos y servicios ambientalmente amigables en Colombia. La idea es lograr que las comunidades de base encuentren un lugar privilegiado en el mercado y puedan comercializar sus productos y servicios con gran éxito a nivel nacional e internacional", destaca Rodríguez.