Emprendedores

Mexicano destaca al lado de Bill Gates

Visionaria es una empresa especializada a acelerar el desarrollo y progreso de las Pymes que de pronto ya no pueden crecer.
Mexicano destaca al lado de Bill Gates
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El hartazgo por la falta de oportunidades laborales en México condujo a Mauricio Santillán a la vicepresidencia de Microsoft donde generó ventas para el emporio del sofware por $ 60 millones.

Mauricio estudió ingeniería electrónica en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) . "Ya estaba con la mira puesta en irme a Estados Unidos a buscar fortuna y a trabajar para cambiar mi vida porque y aquí no encontraba oportunidades.

Pese al éxito en Microsoft y después de laborar 16 años en esa empresa Mauricio seguía con la inquietud de hacer algo por sí mismo, fue por eso que en 2003 decidió retirarse para formar una nueva aventura: Visionaria.

Hoy en día Visionaria es una empresa especializada a acelerar el desarrollo y progreso de las Pymes que de pronto ya no pueden crecer.

Nace de la misma petición del mercado, cuando su creador empieza a observar que hay una gran carencia de profesionalizar las Pymes en todo el Continente.

Incluso, desde Microsoft detectó esa necesidad, pues la empresa de Bill Gates no podía recargarse en esas empresas de menor tamaño para sus planes.

Fue entonces cuando Mauricio decidió formar un capital de riesgo y logró levantar $16 millones, sin embargo al quererlos invertir se da cuenta de que no había empresas que soportarán la inversión porque no estaban lo suficientemente sólidas como para recibir el dinero.

De ahí surgió la aceleradora de negocios que tiene como propósito apresurar el profesionalismo o institucionalización de las Pymes para que pueda recibir financiamiento.

Se trata un poco, recuerda, de continuar con la ayuda a las comunidades que desde pequeño le inculcaron en los Caroles Aztecas, un grupo de Boy Scouts al que estuvo adscrito en su infancia, a propuesta de su madre que siempre, dice, tuvo espíritu altruista.

A cinco años en el mercado mexicano que tiene 38 mil casos detectados de Pymes para atender, Visionaria estima concluir 2008 con un crecimiento de 214 %, es decir, que atenderán a unas 400 Pymes.

Durante el tiempo que trabajó en Microsoft en el cargo de vicepresidente logró juntar 2.5 millones de millas en viajes aéreos, lo que habla de un desgaste físico y familiar que decidió ya no vivir.

Pero el peso más importante de su decisión de volver a México fue para Mauricio, entregar a sus hijos una patria como ciudadano del mundo eres de todos lados y no eres de ningún lugar.

El joven universitario lleno de ilusiones se marchó a la Unión Americana en busca de fortuna. "Busqué y busqué hasta que recibí la llamada de mi amigo Fernando García desde Microsoft en Seattle para pedirme que le recomendara un ingeniero becario que hablara español".

Mauricio vio la oportunidad de emigrar y se ofreció para cubrir el puesto que le fue concedido, así aterrizó en Seattle el 19 de abril de 1987 para empezar en su empleo. Así se mantuvo en Microsoft como traductor técnico 10 meses después se sometió a un examen de ingeniería en Microsoft para superar su puesto. "Pero ahí me reprobaron" por falta de preparación.

"Fue la primera vez que tuve una frustración grande desde el punto de vista personal porque con la gente que yo concursé estaba sustancialmente más preparada que yo a pesar de que en México yo había siempre sido una persona de 10 en la Universidad".

Esa frustrante experiencia, asegura, pero ""fue lo mejor que me pudo haber pasado", pues fue en ese momento en que decidió dejar el vicio de ingeniería y cambiar a los negocios, por pura sobrevivencia".

Con una formación técnica y su facilidad para las ventas ubicaron a Mauricio en la atención de grandes clientes como Banamex, Telmex, Pemex.

"Mi primera venta corporativa fue ICA, le vendí 40 licencias de Microsoft Word y nos fuimos a celebrar. Nunca le habíamos vendido a una empresa tantos productos".

Posteriormente fue la gerencia general de Microsoft en Ecuador, en Colombia, en Chile, Centroamérica, Puerto Rico, Venezuela, Argentina, Brasil y a los tres años Australia, Canadá y Nueva Zelanda, y otros, en total 22 países con lo que logró el puesto de vicepresidente de ventas para el área Intercontinental.

Recuerda que su primera cuota en ventas de Microsoft Ecuador, subsidiaria que él inició fue de US$ 1.5 millones y su última cuota como vicepresidente del área internacional que operaba desde Miami, fue de mil US$ 600 millones.

Por ello, Mauricio logró ser officer de Microsoft (miembro del Consejo Extendido) , donde sólo figuraban 60 personas, entre ellas sólo dos latinoamericanos, de los cuales, sólo uno era mexicano.