Tecnología

La Web móvil duplicará el número de los internautas

El consejero delegado del W3C apuesta por estándares abiertos: "La Red es un espacio de colaboración, donde es importante compartir".
La Web móvil duplicará el número de los internautas
Crédito: Depositphotos.com

Steve Bratt lleva las riendas del W3C. El consorcio, que preside Tim Berners-Lee, fija los estándares web. Es un organismo con 425 miembros en 40 países que trabaja para "que Internet funcione cada día mejor".

Como consejero delegado del W3C, Steve Bratt recorre el mundo cual predicador. Su cometido: "Difundir y animar al mundo a utilizar nuestras tecnologías. Todavía hoy me emociona ver a alguien teclear una dirección de Internet. Da igual dónde esté, los estándares del W3C sirven para todos, son universales. Nuestra tarea es consensuar estándares comunes para todos y que permanezcan en el tiempo".

Bajo su tutela trabajan 60 grupos de desarrollo, expertos que se encargan de definir todo tipo de especificaciones técnicas para construir páginas, mejorar los navegadores o la accesibilidad, usar la voz o el vídeo de la misma manera que se emplea el texto... Desde hace tiempo trabajan en la Web 3.0. Si la primera versión interconectaba documentos y la segunda permitía, además, la participación del internauta, la tercera, también llamada web inteligente o semántica, conecta los datos entre sí. En palabras de Bratt, "no es la Web la que es más inteligente, sino los datos, que tienen más información. Al estar mejor descritos y estructurados mediante etiquetas, las máquinas los comprenden mejor y permiten a los humanos hacer cosas más inteligentes con esos datos".

Bratt habla con pasión del proyecto Linking Open Data, "que se dedica a recoger los datos públicos disponibles en sitios como la Wikipedia, Eurostat, el censo de Estados Unidos o Flickr, entre muchos otros, y los estructura de una manera estándar para que puedan comunicarse entre sí automáticamente, sin intervención humana". Esta interconexión facilitaría, por ejemplo, que al darnos de alta en una red social, nuestro perfil, que contiene nuestros datos personales, sirviera para cualquier otra red. "De momento esto no es así porque las redes sociales no son abiertas, son jardines cerrados. Internet es un espacio de colaboración y su éxito radica precisamente en ser abierto. Es importante compartir", asegura Bratt.

A toda esta inteligencia artificial, además, hay que dotarla de movilidad. "Es el próximo gran reto. Con la telefonía móvil duplicaremos el número de internautas en el mundo. Lo principal es conseguir una única Web accesible desde cualquier aparato, móvil, televisión, consola, navegador de coche, y que siempre soporten los estándares de Internet".

Una estrategia que también ayudará a frenar la brecha digital: "Impulsamos un grupo de trabajo con los países en desarrollo para impulsar el Internet móvil. Sus necesidades pueden ser distintas porque emplean aparatos más básicos, pero les desarrollaremos aplicaciones que realmente necesitan".