Consultoría

Aprende a liderar tu empresa

No es lo mismo mandar que liderar. Gánate el respeto de los miembros de tu negocio familiar. ¿Cómo? Detecta las cualidades y valores de un verdadero motivador y conoce los siete retos más comunes a los que te enfrentarás.
Aprende a liderar tu empresa
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Las organizaciones modernas requieren cada vez más de gente con capacidad para dirigir. ¿Quieres superar los retos que representa encabezar una empresa familiar? El primer paso es sencillo: tienes que reconocer que existe una enorme diferencia entre ser líder y ser jefe.

Mientras un jefe se limita a cumplir su trabajo y a supervisar que su personal haga lo requerido, el líder es alguien respetado, admirado y seguido por sus colaboradores. Además, es una persona que sabe cómo construir las mejores condiciones para que la empresa avance y sea competitiva.

¿Algo más? "El liderazgo es el arte de movilizar a otros para que voluntariamente luchen por aspiraciones comunes", dice Miguel Ramírez Barber, director general de ProfitConsulting, quien agrega que, además, es algo que se puede aprender.

Sin embargo, ser líder depende en gran medida de saber rodearse de personas con las que se formará un equipo al cual va a movilizar. Los seguidores, a cambio, buscan que él los proteja, les de seguridad y los guíe. "Si soy un buen líder puedo lograr que la gente me siga, me respete, me obedezca, colabore y me de su mejor esfuerzo hasta llegar, en un momento dado, a sacrificarse", asegura.

El arte de mandar
En las empresas familiares, los grandes problemas se deben -en su mayoría- a la ausencia de un líder, tanto para realizar una gestión adecuada cuando se piensa en el cambio generacional, como cuando se desea vincular a los sucesores con la empresa o si se van a incorporar directivos que no sean hijos.

Todo gira en torno a la figura del líder, las decisiones, los cambios, las grandes transformaciones son gestadas por él. Por lo tanto, el liderazgo en una empresa familiar es vital.

Para ser un líder eficaz en este tipo de organización se requieren atributos especiales: como el "ser" (esencia natural), el "saber" (sus conocimientos), y el "hacer" (su comportamiento).

El "ser" del líder expresa sus valores, temperamento y carácter. El líder de una empresa familiar logra que la gente lo siga si demuestra que sus pensamientos y acciones son afines a las expectativas, deseos y necesidades de quienes integran la empresa.

Lo que "sabe" se refleja en sus habilidades, experiencias, formación y educación. Demuestra su inteligencia para conducir a la familia o empresa hacia un mayor bienestar. Lo que "hace" está compuesto por sus hábitos, desempeño y dedicación. Sus acciones y decisiones pueden guiar a la empresa a alcanzar las metas planeadas.

El líder de la empresa familiar debe ser congruente con sus principios y usar sus conocimientos de manera efectiva para tomar decisiones importantes y enfrentar los cambios que se requieran. El liderazgo en este tipo de empresas se ejerce en condiciones diferentes al de otros negocios, ya que la presencia de la familia y la coincidencia entre administración y propiedad hace más complicada la labor del liderazgo.

"Por ello, el líder de la familia debe hacer compatibles los intereses divergentes entre la empresa y la familia y procurar la felicidad de ésta y el éxito de la empresa", explica Ramírez Barber. Esta figura en una empresa familiar es un agente de cambio, capaz de asumir cualquier reto de manera personal o para toda la organización.

Desafortunadamente el cambio produce resistencia, pues implica incertidumbre y genera miedo. Para ello, el líder debe calcular y valorar los riesgos. Tiene que demostrar a su grupo que obtendrá beneficios y buscar que el proceso rinda resultados rápidos y positivos. Su misión es la de conducir el cambio para garantizar el cumplimiento de los objetivos.

¿Reúnes las cualidades?
De acuerdo con la consultora de Empresas Familiares ProfitConsulting, estas son las cuatro cualidades de los verdaderos líderes:

1. Honestidad. El líder se distingue por la congruencia entre lo que dice y lo que hace. La mayor parte de la gente está dispuesta a seguir a alguien que sea digno de confianza y que cumpla lo que promete. La honestidad implica adoptar una posición y sostenerla pese a que pueda toparse con oposiciones.

2. Visón. Es la habilidad para ver más allá de lo que acontece en el presente. Generalmente el líder tiene metas que, en ocasiones, parecen inalcanzables y las asume como un reto personal. Se preocupa por el futuro. Tiene sentido de dirección, ya sea de la familia, empresa o la propiedad y sabe hacia dónde va, para que sus seguidores (por su propia voluntad) lo apoyen.

3. Entusiasmo. El líder tiene la capacidad para transmitir energía y motivar a las personas con las cuales trabaja o se desenvuelve, ya sea de la familia, la empresa o un grupo. Son entusiastas, enérgicos y positivos sobre el futuro. El líder es capaz de inspirar un deseo y compartido para alcanzarlo, de contagiar su entusiasmo y de convencer a todos para que lo sigan.

4. Talento. Tiene la capacidad para trabajar en grandes proyectos y en la búsqueda de nuevas metas. Es percibido como un ser altamente eficiente. No hay duda de su falta de preparación para desempeñar su cargo. Su nivel de competencia aporta un valor agregado y su credibilidad se incrementa con sus logros.

Considera que los valores más comunes entre los líderes son:

- Responsabilidad. El líder toma muchas decisiones, por lo que debe asumir las consecuencias de sus actos.

- Solidaridad. Conoce que la cooperación es la clave para dar y recibir ayuda, mediante compromiso y colaboración.

- Respeto. Se ejerce al mostrar aprecio y cuidado hacia alguien. Procura que los integrantes de la familia y la empresa se respeten entre sí.

- Humildad. Implica conocer limitaciones y debilidades. El líder debe reconocer sus errores y aunque tenga éxito. No debe mostrar orgullo ni tener actitudes soberbias.

- Integridad. Refleja la coincidencia entre las palabras y los actos. Debe haber una unidad entre su pensamiento y su conducta.

- Poder transformador. El conflicto en una organización puede ser útil y benéfico, o negativo y destructivo. El líder transforma el conflicto en algo positivo a través del debate o intercambio de ideas que conducen a la innovación, a la toma de mejores decisiones y cambios productivos.

El liderazgo es el arte de movilizar a otros para que voluntariamente luchen por aspiraciones comunes.

Cuestiona tu Liderazgo
Los líderes son personas con atributos especiales y patrones de conducta que los hacen diferentes a los demás y que constituyen los factores clave de su éxito. Si te gusta promover los cambios, tienes seguidores, buscas alcanzar metas y te consideras un líder, responde a las siguientes preguntas:

1. ¿Eres carismático?

2. ¿Sabes delegar responsabilidades?

3. ¿Incentivas a tus colaboradores?

4. ¿Recompensas sus logros?

5. ¿Eres tolerante con los errores ajenos?

6. ¿Organizas equipos de trabajo eficientes?

7. ¿Cambias las reglas de juego si crees que ya no son útiles?

8. ¿Generas las oportunidades para tu desarrollo y el de tu gente?

---------------------------------------------------------------- 

Los 7 Retos
El líder empresarial sabe que su lugar tiene un precio. Por un lado, es el blanco de la crítica y del elogio. Cuando la empresa tiene problemas, él debe resolverlos. Debe soportar la fatiga, la presión y el desgaste físico al que está sometido. Así lo revela el libro titulado: Éxito y continuidad. La acción diaria en la empresa familiar, editado por ProfitConsulting, en el que se describe que el líder de la empresa familiar enfrenta 7 retos:

1. El reto familiar. Debe establecer políticas útiles para resolver conflictos y lograr acuerdos.

2. El reto de la empresa. Identifica los recursos y capacidades de la compañía para diseñar un organigrama a fin de ubicar a las personas capaces en cada puesto.

3. El reto estratégico. Requiere diseñar la estrategia de la empresa a los cambios del mercado, la competencia, la tecnología y la globalización.

4. El reto financiero. Debe asegurar los recursos financieros suficientes para lograr la rentabilidad requerida para los socios y dar seguridad económica a los fundadores.

5. El reto de gobierno. Debe saber dirigir a la empresa a través de un comité directivo, consejo de administración y el Consejo Familiar.

6. El reto de la sucesión. Consiste en realizar la transición generacional, considerando los intereses, deseos, necesidades y capacidades de todos los involucrados.

7. El reto patrimonial. Requiere hacer la repartición adecuada y conveniente de los activos de la familia, a través del plan patrimonial.

 

 

www.SoyEntrepreneur.com