De medio tiempo

Negocios de medio tiempo

Inicia en tus ratos libres una empresa de baja inversión. Aquí encontrarás 10 ideas para emprender y consejos para ejecutarlas con éxito.
Negocios de medio tiempo
Crédito: Depositphotos.com

"El que tenga tienda, que la atienda". Es un dicho sabio. Sin embargo, la persona que lo acuñó no tuvo a su alcance la oportunidad de subir a Internet o de subcontratar el servicio de un centro de atención a clientes en Nueva Delhi para responder sus llamadas.

Si bien es fundamental que supervises tu negocio y que lo atiendas personalmente en las áreas más importantes, lo cierto es que cada vez se vuelve más vigente un nuevo dicho: work smarter, not harder (no trabajes más duro, mejor sé más eficiente).

Trabajar de manera inteligente implica saber administrar el tiempo, delegar funciones, colaborar en equipo, automatizar transacciones y simplificar procesos. De esta manera, hoy es posible realizar en cinco o seis horas lo que hace una generación se completaba en una semana. Esto hace que cada día sea más factible y rentable apostar por los nuevos modelos de trabajo del siglo XXI, entre ellos, los negocios de medio tiempo.

Gracias a la tecnología inalámbrica -como teléfonos móviles, laptops y PDAs-, muchos profesionistas optan por esquemas de teletrabajo o trabajo a distancia. Para un emprendedor, esta libertad le permite optimizar el uso del tiempo y abre una posibilidad para iniciar un negocio de forma paralela a su actividad regular.

¿Estás listo?

De entrada suena bien, pero lo cierto es que los negocios de medio tiempo representan un importante sacrificio, no sólo en cuestión de dinero, sino en tiempo y disciplina. Así le dediques tres horas al día, son tres horas que tendrás que restarle a tu trabajo actual -sin que afectes tu desempeño- o tomarlas del tiempo que le dediques a tu familia y asuntos personales.

También tienes que ponerle el mismo empeño, esfuerzo y entusiasmo al negocio parcial, sin importar si son ya las siete de la noche o si es sábado o domingo. Recuerda que aunque sea de medio tiempo, una empresa requiere de visión y ambición, así como de capacidad para manejar el estrés.

Los negocios de medio tiempo requieren de una inversión económica como cualquier otro. Asigna los recursos de manera eficiente para recuperarlos tan rápido como sea posible. Para ello, desde el principio lleva una administración ordenada y puntual.

Conoce los beneficios

Las ventajas que ofrece un negocio de medio tiempo son las siguientes:

* Mayor independencia. Te sentirás más libre para planear tu ritmo de trabajo, gozando de mayor autonomía. Por otro lado, un negocio de medio tiempo es un primer paso para lograr una independencia financiera mayor.

* Riesgo limitado. Debido a que estarás invirtiendo tiempo y dinero limitado, el riesgo también disminuye. Es una manera segura de explorar el mercado, pero sin apostar todos tus recursos.

* No quemas tus naves. Si resulta que el negocio no funcionó o decidiste que no es lo que quieres hacer, aún conservarás tu empleo o trabajo principal. Se trata de una opción para emprender "con seguro de vida incluido".

¡Manos a la obra!

Si te interesa iniciar un negocio de medio tiempo, independientemente de que tengas un empleo de tiempo completo o no, toma en cuenta estos consejos para maximizar tus posibilidades de éxito:

Vence el temor. El miedo y la ansiedad a la hora de emprender son normales. Pero este miedo no siempre ayuda, sino que muchas veces paraliza. No olvides: en el riesgo está la ganancia. Además, pregúntate si prefieres el riesgo o el arrepentimiento por haber desperdiciado una oportunidad. El emprendedor casi siempre toma el riesgo.

Arma un equipo. Forma un grupo de colaboradores de confianza, de quienes tengas certeza de su capacidad. Cuida que sea gente talentosa en diferentes áreas y que te ofrezcan resultados concretos. Siempre recompensa su trabajo, ya sea con dinero o de manera simbólica. Esto también te servirá para exigirles que cumplan con los objetivos del negocio.

Delega. No es sólo el hecho de decirles a las personas lo que tienen que hacer, sino de transferir cierto poder de decisión en cada área. En inglés se llama empowerment y es una cualidad de las empresas más eficaces. Una compañía en donde se tiene que pedir autorización al jefe para todo, por lo regular es lenta y estática. Delegar el poder se traduce en flexibilidad y rapidez para atender al mercado.

Disciplina siempre. En todos los casos de empresas y personas extraordinarias existe una intensa disciplina personal. Es decir, un respeto absoluto a los horarios: desde la hora de despertarse, las planeaciones (diarias, semanales o mensuales), el manejo del dinero y priorizar actividades, hasta la atención rigurosa a los detalles del producto o servicio, entre otros factores. Al ser tu propio jefe, tienes que saber exigirte y exigir a los demás. No por ser un negocio de medio tiempo, merece menos control.

Realiza una prueba piloto. Para reducir aún más el riesgo, comienza con un mercado selecto y con un producto básico. Esto te permitirá tener un monitoreo más cercano para resolver problemas o fallas específicas. Considera que si tu oferta tiene ciertas deficiencias, impactará a un grupo menor de consumidores.

Aprovecha tus redes sociales. Empieza vendiendo en casa y con tus amigos, pues contar con su amistad y confianza te permitirá pedir una opinión más sincera. Esta retroalimentación te servirá como base para pensar en una segunda etapa de crecimiento. Además, identificar a tus primeros clientes te generará un flujo de efectivo rápido y sin desgaste.

Establece un lugar y horario fijo. Puedes trabajar desde casa o incluso en una cafetería. La clave está en mantener el flujo de trabajo estable y evitar las distracciones. Define bien tus horarios y asigna horas específicas para las distintas actividades. Distribuye el tiempo por cliente, proyecto, pendientes y seguimientos.

Divide tus tareas. No mezcles las actividades de un negocio con otro. Si eres empleado en una empresa, es fundamental que no atiendas tu negocio desde la oficina donde laboras. Esto significa no hablar con clientes en horarios de trabajo, ni utilizar los espacios y equipo de tu empleador. Probablemente tu jefe te permita cierta tolerancia, pero de otra forma, evita hacer cosas buenas que parezcan malas.

-----------------------------------------------------------------

10 ideas para emprender

Existe una enorme gama de buenas ideas de negocio que sí se prestan para desarrollarse en horarios flexibles, por ejemplo, la compra-venta, el diseño o cursos de capacitación. Aquí 10 propuestas:

1. Máquinas expendedoras. Básicamente trabajan mientras realizas otras actividades. Puedes vender café, bebidas, golosinas, alimentos congelados, DVD's, libros, regalos, peluches y hasta artículos de cuidado personal. El consejo es mantener siempre surtidas y en buen estado las máquinas.

2. Negocios estacionales. Son oportunidades que ocurren durante un tiempo limitado del año, tales como la venta de árboles de Navidad, regalos para el 14 de febrero, banderas patrias u oferta de paquetes vacacionales para el verano o fin de año.

3. Clases particulares. Desde matemáticas, música, filosofía o dibujo, hasta negociación y mantenimiento de equipo de cómputo. La educación y capacitación de diversas materias es un giro que puedes armar según el tiempo con el que cuentes, siempre y cuando orga-nices muy bien tus grupos.

4. Maquillaje y masajes. Este servicio lo puedes dar a domicilio, por lo que debes contar con todo el equipo necesario para transportarlo fácilmente. Tu mejor herramienta será una agenda para programar tus citas.

5. Vendedor comisionista independiente. Todas las ventas requieren de tiempo para concertar citas, enviar información, hacer llamadas de seguimiento y, por supuesto, visitar clientes. La ventaja es que si sabes organizar tu agenda y aprovechar tu red de contactos, puedes iniciar un negocio como distribuidor de diferentes productos. Entre más ventas consigas, más comisiones recibirás.

6. Programador de computadoras. Incluye el diseño, desarrollo, prueba, evaluación e instalación de software y sitios Web. Ahora que si tus conocimientos van más allá de la programación, puedes dedicarte a la reparación y mantenimiento de equipo, así como montaje de redes en oficinas. Estas tareas requieren largas horas de trabajo, pero flexibles.

7. Planeación de eventos. No importa si organizas bodas, bautizos o eventos empresariales, la clave del éxito está en tu creatividad, tu formalidad y la capacidad para coordinar producciones de todo tipo. Integra un amplio catálogo de servicios, como: alimentos, bebidas, iluminación, música, mobiliario (mesas y sillas), seguridad, etc.

8. Decorador Feng Shui. Conviértete en un asesor de diseño de espacios utilizando la filo-sofía oriental Feng Shui, la cual más que una moda, ya es todo un estilo de vida. Lo interesante es que esta corriente mística dice que los muebles deben redireccionarse periódicamente, lo que significa trabajo constante.

9. Entrenador personal. Si eres instructor de gimnasia, aerobics, yoga, tai chi o fisicoculturismo puedes dar clases en gimnasios, Spas y centros deportivos. Incluso hay personas que tienen sus propios aparatos en casa, ellos también son clientes potenciales.

10. Diseño gráfico. Debido a que vivimos en una sociedad visual, las oportunidades de negocio en esta área son ilimitadas. Eso sí, vas a necesitar una computadora y software especializado para dar formato a tus creaciones y combinar texto, imágenes, tablas y otros elementos visuales. Puedes diseñar desde una invitación hasta una revista.

 

Emilio Betech R es consultor de marketing y desarrollo de negocios. www.expandt.com

----------------------------------------------------------------------------------

Para saber más sobre negocios de medio tiempo

5 requisitos para trabajar desde casa

Ideas para ahorrar cuando trabajas desde casa