Recursos Humanos

7 consejos para mejorar tu red de contactos

Si quieres navegar con destreza en el mar empresarial, sigue estas recomendaciones para generar un network de alto impacto.
7 consejos para mejorar tu red de contactos
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

 

Durante la llamada burbuja puntocom de fines de los 90, un grupo de amigos lanzó unas reuniones de networking llamadas "First Tuesday". Claro, se realizaban el primer martes de cada mes.

El objetivo era concreto: contactar emprendedores con inversionistas. Pero el mecanismo que idearon para que las conversaciones fluyeran fue realmente notable: cada grupo se marcaba con un color distinto en su gafete (la identificación donde escribían su nombre). De esta forma, era clásico ver a un inversionista rodeado de emprendedores ansiosos de hablarle sobre su proyecto de negocios.

Pero la realidad no es como en los "First Tuesdays". Si deseas ampliar tu red de contactos y navegar con destreza en el mar empresarial, estos siete consejos pueden ayudarte.

1. Establece tus objetivos

Lo primero que debes hacer es saber por qué quieres crear una red de contactos (o network, como se dice en inglés). No es lo mismo perseguir una recomendación para una beca de estudios que un crédito para financiar la compra de maquinaria. Analízalo con detención y sé muy honesto contigo mismo. Como en muchas decisiones, saber hacia dónde vas es vital.

2. Investiga quiénes pueden formar parte de tu red

Una ves que definas tus objetivos, establece con quiénes deseas entrar en contacto. Los primeros nombres deben ser gente conocida y cercana (entiéndase por esto personas a quienes puedas llamar libremente por teléfono). Luego, profundiza agregando los datos de contactos que, por su posición social o corporativa, deberían estar en tu red. Si tu lista es mínima y tu memoria mala, recurre a la prensa y a Internet.

3. Aprende a presentarte

Crea un guión para presentarte, tanto verbalmente como por escrito. Es muy posible que muchas personas te recuerden como te presentas. No lo olvides: ?el lenguaje crea realidad? y las palabras tienen más fuerza de la que imaginas. Si, por ejemplo, siempre te presentas como un ?emprendedor de Internet?, lo más probable es las personas clave (definidas en el punto anterior) comiencen a recordarte bajo ese ?concepto verbal?: emprendedor de Internet. Trabaja a conciencia y

define un eslogan personal. Debe se sencillo y fácil de recordar. Y nunca pretencioso.

4. No olvides el poder de la primera impresión

Los estudios dicen que tienes entre 20 y 30 segundos para causar una buena primera impresión en una persona. Este dato muy útil cuando te presentas a una entrevista de trabajo, visitas a un cliente o asistes a un encuentro social. Cuida tu vestuario y tu forma de saludar. Y si es posible, sonríe siempre. En Internet esto se traduce a escribir correctamente (sin mayúsculas ni faltas de ortografía) y en forma precisa (debes decir quién eres y qué quieres en pocas palabras). El

punto N° 3 te ayudará a presentarte por correo electrónico.

5. Llega temprano a las reuniones sociales

No es un misterio: necesitas salir de tu oficina y conocer más personas. Pero no sólo eso. Es clave que llegues temprano a los eventos, porque ése es el mejor momento para saludar con tranquilidad y hacerte notar aunque sea en una breve conversación. Consejo final: no seas insistente si ves que un grupo ya está conformado (pueden ser viejos amigos), porque lo más lógico es que termines sobrando.

6. Estudia sobre qué vas a hablar

Seguro eres diestro en muchos temas (fútbol, automóviles, tecnología o turismo). Pero lo importante es que te prepares para participar en conversaciones donde quizá no eres experto. ¿Por qué pasa? Porque es imposible que tú marques el tema en cada grupo. La mejor manera de enfrentar esto es leyendo. Si es posible, analiza con atención cuál es el tema del momento e invierte 10 minutos por día a interiorizarte. Esta práctica es tremendamente importante si asistes con frecuencia a eventos sociales.

7. Escucha más de lo que hablas

Debes vencer las ganas que tienes de aprovechar cada momento para decir quién eres y qué haces. Puedes parecer pretencioso. Y muy aburrido. Escucha con atención a las personas que te rodean (esto también incluye leer los mails que te llegan). Es la mejor manera de dar seguimiento a tus contactos. Si no conoces a qué se dedica cada persona o qué temas le interesan, es difícil que puedas acercarte con seguridad.

 

Fuente:

www.voypormas.com