Tecnología

Tu sitio web es tu mejor vendedor

Es un hecho: los tiempos han cambiado. Ya no es suficiente con que tu página de Internet sea sólo un folleto con mucho diseño y pocas herramientas para cerrar ventas. Aprende a explotarla correctamente.
Tu sitio web es tu mejor vendedor
Crédito: Depositphotos.com

Seguro te preocupas porque tu equipo de ventas siempre esté presentable, hable bien, tenga toda la información necesaria de tus productos y esté bien preparado con una sola finalidad: atraer más clientes y elevar tus ventas. ¿Por qué no hacer lo mismo con tu website?

 

Para ayudarte a convertir tu página de Internet en un vendedor, Local Na8ion, una consultora de marketing en línea estadounidense, te recomienda que te hagas las siguientes cuatro preguntas:

 

1 ¿Mi página de Internet sabe todo lo que debe acerca de mi negocio?

2 ¿Mido el éxito de mi website: diario, por semana, mes, trimestre o año?

3 ¿"Capacito" a mi página web acerca de los elementos básicos del negocio, las nuevas tendencias o los cambios económicos del mercado local o el clima de negocios nacional para la industria?

4 ¿Contiene todos mis productos, servicios y precios actuales?

Nunca enviarías a un representante de ventas a visitar clientes potenciales sin que tuvieran toda la información necesaria. Entonces, lo mismo debería ocurrir con tus expectativas de información para la página de Internet.

 

Por ejemplo, si vendes una línea de bolsos y mascadas para mujer, sería lógico describir la tela y mostrar los bolsos desde todos los ángulos, además detallar las instrucciones de lavado. La misma rutina aplica a tu sitio.

 

Los representantes de ventas también se educan acerca de sus clientes, por ello invierten mucho tiempo en escuchar las necesidades y preocupaciones de sus prospectos antes de ofrecer un producto o servicio. Lo mismo aplica a tu web.

 

Mientras construyes tu sitio, recuerda el perfil de tus clientes. Es necesario estar preparado para actualizarla conforme evolucione tu base de compradores. Por ejemplo, si vendes a un público de mayor edad, no sería buena idea tener letras muy pequeñas (difícil de leer) y un diseño confuso.

 

De la misma manera que esperarías que tus vendedores obtuvieran nuevas destrezas y nuevas herramientas de ventas año con año, las expectativas de tu página de Internet deben progresar con el tiempo. Un vendedor de hace dos décadas tal vez portaba un bolso con muestras de productos. Hoy, sólo lleva el inventario inicial en una computadora portátil y ofrece a sus compradores potenciales mayor información mediante correo electrónico o un kit de ventas en formato digital.

 

Hasta podrías considerar agregar un avatar (personaje ficticio digital que guíe a tus visitantes) a tu página para darle una "dimensión humana". Éste podría saludar a los clientes, hacer preguntas y dirigirlos a áreas del sitio que pudieran serles de interés. SitePal (www.sitepal.com) es una compañía que ofrece este tipo de tecnología.

 

Es de gran importancia que puedas comunicarte con tu público, que ellos se puedan comunicar contigo y que puedan comunicarse entre ellos y eso es lo que hace la comunicación mediante Web 2.0. Un blog es la mejor forma de comenzar esto. Word Press, Movable Type, Type Pad y Blogger son opciones para iniciar actividades de mercadotecnia y ventas a través de un blog.

 

Recuerda que tu página de Internet es probablemente uno de tus mejores -si no es que el mejor- elemento de tus ventas. ¿La razón? El alcance que tiene. Si lo nutres y cuidas, incrementará tus ventas y harás crecer tu negocio.