Finanzas

Financiamiento anticrisis en México es aún bajo: BID

Informe del Banco Interamericano de Desarrollo sostiene que el país registró un impulso fiscal de menos del 0% del Producto Interno Bruto (PIB), quedando en el último lugar en América Latina.
Financiamiento anticrisis en México es aún bajo: BID
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el impulso fiscal mexicano a la crisis es uno de las más bajos de América Latina. Así lo reveló el organismo en el estudio Enfrentando la Restricción Internacional de Crédito: Respuesta de Política a las Paradas Repentinas en América Latina, presentado ayer en la sede del BID en Washington.

El documento detalla que el país registró un impulso fiscal de menos de 0% del Producto Interno Bruto (PIB), con lo que quedó debajo de países como Perú, Brasil y otras economías emergentes. En el continente destacó Chile, con una labor tributaria que generó ingresos de cerca de 2% del PIB de la nación sudamericana. Al igual que Perú, cuyo impulso fiscal generó cerca de 1% de sus ingresos.

Sin buenas condiciones económicas,los países tienen escaso margen de maniobra para actuar, dijo Eduardo Cavallo, economista del BID, quien agregó que los países que adoptaron políticas monetarias y

fiscales más flexibles tendrán contracciones menores en su economía.

Por otra parte, el estudio advirtió que los países cuyos gobiernos hayan ahorrado escasamente desde 2002, durante el auge en los precios de las materias primas, tendrán un margen limitado para aumentar su

gasto para aliviar la recesión actual. Cualquier intento de estimular dramáticamente el gasto puede erosionar la confianza en la capacidad del país para pagar sus deudas en el futuro, señaló el BID.

El informe también sostiene que las medidas anticíclicas adoptadas durante las crisis globales funcionan siempre y cuando los gobiernos estimulen el gasto de una manera sostenida y adopten políticas que no

generen inflación o problemas de balanza, tanto en el sector público como en el privado.

La investigación extrajo también importantes lecciones que pueden ofrecer distintas alternativas en términos de política económica para los países de la región. Por ejemplo, el estudio sugirió que las

multilaterales deben tomar en cuenta las condiciones iniciales de cada nación antes de respaldar una determinada política, ya que aquellas que presenten buenas condiciones iniciales no necesitarán realizar

fuertes ajustes para demostrar su credibilidad.

Finalmente, el documento reveló que junto con asegurarse de que sus acciones no afecten la credibilidad y la solvencia del país para estimular la demanda, los gobiernos deberán tener bancos centrales

confiables que puedan mantener las expectativas de inflación usando recursos auténticos para enfrentar la crisis. La existencia de bajos niveles de endeudamiento en dólares le dará a los bancos centrales una mayor flexibilidad para depreciar la moneda local y permitir así que sus productos sean más competitivos a nivel mundial.

Cabe señalar que el BID va en camino de convertirse en una de las agencias de financiamiento más importantes de la región durante la actual crisis financiera y económica.