Tecnología

Estrenan primera planta que convierte el maiz en electricidad

Científicos del Instituto Fraunhofer de Sistemas y Tecnologías Cerámicos (IKTS), en Alemania, desarrollaron la primera planta piloto de biogás que emplea sólo residuos orgánicos en vez de materias primas comestibles.
Estrenan primera planta que convierte el maiz en electricidad
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El alto precio que exhibió el petróleo desde fines de los 90 llevó a cientos de emprendedores y científicos a buscar energías alternativas. Una de las más discutidas fue el llamado biocombustible, que utiliza

materias primas comestibles como el maíz y la caña de azúcar. ¿La razón? La electricidad que se produzca por este sistema podría provocar un alza en los precios de los alimentos, lo que afectaría gravemente a millones de seres humanos en países pobres.

Por ello, científicos del Instituto Fraunhofer de Sistemas y Tecnologías Cerámicos (IKTS) de Alemania trabajaron en equipo con una serie de pequeñas y medianas empresas (Pymes) para desarrollar una planta

piloto de biogás. Aquí sólo empleamos residuos agrícolas como tallos de maíz,es decir, la planta sin la mazorca, explicó el Dr. Michael Stelter, director del Departamento del IKTS.

Hasta ahora, las plantas de biogás sólo eran capaces de procesar una proporción específica de material de desecho, por lo que convertir desechos en lugar de cereales o maíz en gas no estaba exento de

problemas.

Con esta novedosa planta, los científicos redujeron entre un 50% y un 70% en el tiempo de almacenado necesario para que el material de desecho se descomponga. De acuerdo con el equipo de investigación, la biomasa normalmente se almacena en la fermentadora durante un periodo de 80 días antes de proceder a la producción de biogás. Este nuevo pretratamiento reduce a unos 30 días el tiempo de espera.

Los tallos de maíz contienen celulosa que no puede fermertar de forma directa, informó el Dr. Stelter. No obstante, en nuestra planta se emplean enzimas que descomponen la celulosa antes de que fermente

el silaje.

Mediante esta investigación, los científicos fueron capaces de perfeccionar la conversión de biogás en energía eléctrica. Explicaron que el gas se desviaba hacia una pila de combustible de alta temperatura cuyo rendimiento energético es del 40% al 55%, a diferencia del 38% conseguido con un motor de gas.

El equipo del IKTS explicó que las pilas de combustible funcionan a 850 grados centígrados y que el calor puede emplearse directamente para calefacción, por ejemplo mediante su conexión a la red municipal.

De esta forma, al reunir eficiencia eléctrica y térmica, se puede conseguir que la pila de combustible rinda hasta el 85%. Los científicos afirmaron que la eficiencia general de un motor de combustión alcanza una media del 38% debido a la dificultad de contener el calor. La planta prototipo construida por los científicos puede generar 1,5 kilovatios de potencia, suficiente para abastecer las necesidades energéticas de un

hogar.

El equipo presentará el concepto de la planta de biogás en la Feria de Hanóver 2009, que se celebrará entre los días 20 y 24 de abril. Esta feria se compone de diez destacadas ferias comerciales internacionales que abarcan una amplia variedad de temas, entre los que se incluyen la energía y las tecnologías para centrales eléctricas.

La siguiente fase del proyecto consistirá en aumentar de forma gradual la capacidad de generación de la planta de biogás hasta los dos megavatios.