Marketing

El decálogo de un lanzamiento exitoso.

Revisa estos 10 tips de relaciones públicas antes de salir a conquistar clientes en un mercado cada vez más competido. ¡Confía en el poder e la comunicación!
El decálogo de un lanzamiento exitoso.
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¿Tienes el producto? ¿Estás seguro de su aceptación entre tus potenciales clientes? Entonces, antes de lanzarte con todo al mercado, toma el tiempo necesario para preparar el plan de comunicación correcto.

Mónica Perpiñá-Robert y Gloria Almirall, coautoras del libro El nacimiento de un producto, prepararon un decálogo con consejos clave para cualquier emprendedor ansioso por salir al campo de batalla.

1. Ten objetivos claros.

El equipo de marketing, ciertamente, busca que todo sea un éxito. Pero debe saber qué quiere comunicar para que el producto sea lo suficientemente atractivo para ser elegido por los cada vez más escasos consumidores en tiempos de crisis. Sólo teniendo los objetivos claros es posible diseñar un plan de comunicación dirigido a alcanzar un posicionamiento sólido y la imagen de marca deseada.

2. Conoce dónde y con quién te mueves.

El sector y la competencia condicionan siempre un lanzamiento. Pero no es sólo el hueco que ocuparás, sino las circunstancias que lo rodearán. El momento económico y social es clave. Analízalo.

3. ¿Hay alguien ahí?

Ante un nuevo lanzamiento, es importante analizar y comprender los diferentes públicos. No sólo existen los potenciales consumidores, sino también los distribuidores, autoridades, líderes de opinión, públicos internos, periodistas? Hay que influir a los influenciadores, que son los creadores de tendencias y líderes de opinión. Los que pueden convertir un producto nuevo en un objeto de culto o hundirlo en la zona gris de la nada.

4. No son realidades, son percepciones.

Los productos en el mercado son muy parecidos, así que la clave es dar razones emocionales y racionales para meterte en la mente de los públicos. Como señala Eduardo Punset, lo que nos hace decidir es el aspecto emocional, no el racional.

5. Cuestión de dinero.

No es lo mismo lanzar un producto disponiendo de un enorme presupuesto que tener que echarle mucha imaginación porque la cartera es escasa. Es evidente que el lanzamiento con mayor respaldo podrá ser más impactante, pero un proyecto con menor inversión no tiene por qué ser menos eficaz; tan sólo deberá priorizar las actividades para optimizar los resultados.

6. La creatividad.

Es lo que te permitirá diferenciarte y posicionarte frente a la competencia. Para conseguir algo nuevo debes hacer algo diferente, decía Einstein. En comunicación, si sigues haciendo lo mismo, es posible que nadie te haga caso.

7. Fija a fuego una estrategia.

Es el elemento más importante. Una estrategia errónea condena el plan al fracaso y una acertada lo catapulta al éxito. Si tu empresa vende un perfume carísimo, no puede anunciarse en un periódico gratuito porque ahí no está su público.

8. Adelante con el plan.

Sólo mediante la correcta aplicación de las tácticas se podrá aspirar a que el producto se convierta en top of mind. Deben ser coherentes, pero, sobre todo, también tienen que ser creativas.

9. Prepárate para lo peor.

Las crisis ocurren, incluso en la fase de lanzamiento. Así que prepárate. Ten un plan a mano y estudia escenarios posibles.

10. Evalúa.

Una vez que el producto está en el mercado, es necesario medir el impacto obtenido. El objetivo es uno sólo: aprender de los errores y corregir.

Si quieres cuidar tu marca y tu nuevo producto, estos artículos te ayudarán a hacerlo:

4 pasos para esenciales para emprender

Tu sitio web es tu mejor vendedor

El poder de las relaciones públicas

Pregunta y ganarás