Franquicias

Los 5 conceptos básicos del modelo de franquicias

Anímate a emprender con este esquema de negocios que ayuda a que el 95% de los proyectos tenga éxito. Esta guía de conceptos te ayudará a tomar la decisión correcta.
Los 5 conceptos básicos del modelo de franquicias
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

A pesar de la crisis y la falta de confianza que afecta a muchos mercados, las franquicias siguen creciendo. ¿Por qué? La razón es sencilla: mientras el 60% de los proyectos independientes no alcanza a terminar su segundo año, el 95% de los negocios franquiciados sigue vivo al quinto año de vida. ¡Esa es la gran ventaja de este modelo de negocios.

¿Quieres emprender a través de este esquema? Analiza los cinco conceptos básicos según la Asociación Argentina de Franquicias:

1. Producto original y exitoso

La empresa franquiciante debe comercializar un producto o un servicio original, ya sea en cuanto a sus características intrínsecas, como a su forma de ofrecerlo a la venta (packaging, sistemas de venta por impulso, servicios de venta y posventa, etc.).

Debe tratarse de un negocio exitoso, ya que el franchising duplica éxitos comerciales y nunca fracasos. De hecho, el franquiciatario invierte su dinero en la franquicia para aminorar considerablemente los riesgos y obtener en menor tiempo el retorno de capital, a cuyo efecto deberá analizar concienzudamente las ofertas disponibles en el mercado.

2. Know how transmisible

La transferencia del know how es de importancia central en un contrato de franquicia. De hecho, ha sido considerado como un componente esencial del mismo. Know how es un término originario de Estados Unidos que, a pesar de su adopción en todo el mundo, no tiene un significado unívoco. Se puede afirmar que es una habilidad técnica o conocimiento especializado en un campo determinado de los negocios, un conocimiento práctico de como lograr un objetivo específico, y en general, todo conocimiento técnico que es secreto, de uso restringido y confidencial. Los franceses también suelen llamarlo savoir faire.

Para los efectos de un contrato de franquicia comercial, el know how debe ser práctico, original, en constante desarrollo y fácilmente transmisible; ésos son los elementos que lo caracterizan.

Los conocimientos generales en que se cimienta el éxito de la empresa franquiciante deben poder ser transmitidos en su totalidad al franquiciatario por medio de los llamados Manuales de Operaciones. Hay ciertos conocimientos que es imposible transmitirlos, y por tanto no pueden ser objeto de una franquicia, como por ejemplo la habilidad de un pintor o la simpatía o fama de una persona en particular, que fundamenta el éxito del negocio.

3. Contrato legal

Todas las obligaciones, derechos y responsabilidades de las partes quedan plasmadas en un contrato legal de características muy distintas a otros contratos de distribución comercial, que deberá ser minuciosamente analizado y discutido por las partes.

No es en sí un contrato asociativo, pero bien puede considerarse como un contrato de estrecha colaboración entre las partes, ya que depende el éxito del negocio de un armonioso y permanente contacto.

4. Manuales de operaciones

En ellos se trasmite el Know How específico para la operatoria exitosa del negocio. Existen distintos tipos de manuales, entre los que se encuentran:

- Manual de Operaciones Diarias

- Manual de entrenamiento de los empleados

- Manual de administración

- Manual de Management

- Manual de Marketing y Publicidad

- Otros manuales

5. Marcas y patentes

Sin llegar a ser una condición sine qua non, es conveniente que se trate de una marca impuesta en el mercado, para facilitarle al franquiciatario un inmediato acceso al mismo, o bien con amplias posibilidades de imponerse.

La empresa franquiciante deberá necesariamente registrar todas sus marcas, logos, nombres comerciales, y patentes, con el fin de evitar futuros problemas legales, ya sea con terceros o con integrantes de la cadena.