Consultoría

Qué hacer con la música en la oficina

¿La música en el trabajo es un problema o una solución? Todo depende del tipo de música y el estado anímico.
Qué hacer con la música en la oficina
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¿Es beneficioso escuchar música mientras trabajas? ¿Cómo influye sobre el rendimiento?

Los expertos en recursos humanos de Randstad señalan que la música tiene una influencia tanto positiva como negativa sobre el trabajo, porque fomenta la creatividad y el buen humor, pero puede dificultar las labores que requieren mucha concentración.

Friedrich Nietzsche afirmaba que "sin música la vida sería un error" y así lo entienden el 78% de los jóvenes de entre 18 y 24 años que según el Centro de Investigaciones Sociológicas y Eurostat, escuchan música todos o casi todos los días.

En el entorno laboral se da igualmente el dilema del uso de la música y su repercusión sobre el rendimiento.

Trabajar con música como fondo sonoro tiene numerosas ventajas:

Ventajas de trabajar con música

Estimula, hace aumentar ligeramente el ritmo cardíaco y la tensión arterial liberando adrenalina. Es ideal para dar un acelerón al ritmo de trabajo o para combatir el aburrimiento.

Mejora el humor, haciendo más amenas las tareas que se llevan a cabo.

La música apropiada puede mejorar la concentración y la atención. Además, aumenta la memoria.

Reduce la sensación de estrés.

Aumenta la creatividad porque ésta y el sentido musical se sitúan en las mismas zonas cerebrales.

Ayuda a atenuar tapar ruidos indeseables (tráfico, conversaciones?).

Consecuencias negativas

La cantidad de estímulos que puede procesar simultáneamente el cerebro humano es limitada antes de que aparezca una sensación de estrés y ansiedad.

La música puede disminuir la atención en el trabajo y la concentración, por lo que las tareas que exigen una concentración fuerte se realizan mejor sin música.

Puede crear tensión e irritación si es contraria al gusto del trabajador.

Consejos Randstad

Para quienes quieren escuchar música en el trabajo, Randstad tiene algunas recomendaciones:

Utiliza la música para recargar tus baterías, mediante canciones sueltas, para relajarte o pasar de una tarea a otra, para estimular tu creatividad o para cubrir los atenuar ruidos desagradables.

Escoge la música apropiada para cada momento anímico: no se siente igual cuando estás estresado y necesitas relajarte que cuando estás cansado y quieres "ponerte las pilas".

Si compartes el escritorio con varios colegas, es probable que te encuentres con que tienen gustos musicales diferentes. Opta entonces por una música "neutra" (pop ligera o clásica dulce), utiliza unos auriculares, o pregunta antes de poner algo.

Lo mejor es usar sólo uno o mantener el volumen bajo para no perder el contacto con los demás.

No te sobrecargues.

La mejor regla es: cuanto más compleja sea la tarea, más ligera debe ser la música. A veces, es preferible cortarla.

Un programa de radio (música o comentarios) es ideal para hacer agradable un trabajo rutinario.