Finanzas

Bancos: sácale jugo al crédito bancario

Si por temor o porque piensas que no eres sujeto de crédito no te acercas a los bancos, seguro te estás perdiendo de una gran oportunidad. Acaba con los mitos y entérate cómo aprovechar esta opción.
Bancos: sácale jugo al crédito bancario
Crédito: Depositphotos.com

¿Por qué te convienen?

¡Anímate! Deja a un lado la típica estrategia de pedirle prestado a familiares o a tus proveedores y lánzate a hacer negocios a lo grande. Verás que, si sigues las reglas del juego al pie de la letra, tú y tu negocio saldrán beneficiados con créditos que van de $10,000 a $12 millones, con plazos de seis a 48 meses.

Obtener un crédito bancario es más fácil de lo que te imaginas. Pero antes de solicitarlo, primero calcula cuánto dinero pedirás, averigua cuáles son las condiciones que tendrás que cumplir (plazos, tasas de interés y comisiones) y, sobre todo, si podrás pagar el financiamiento en el tiempo acordado.

Cumple con los requisitos clave:

1. Estar dado de alta en Hacienda.

2. Contar con Registro Federal de Contribuyentes (RFC).

3. El solicitante debe ser mayor de 25 años y menor de 70 años.

4. Comprobar ingresos a través de declaraciones de impuestos, estados financieros o estados de cuenta bancaria.

5. Definir el destino del crédito y el plazo a pagar, asegurándote que sean compatibles. Por ejemplo, no compres maquinaria con financiamiento a corto plazo.

+++++++++++++++++

Tarjetas de Crédito Empresariales

Los bancos también ofrecen tarjetas de crédito empresariales que funcionan prácticamente igual que las personales. Así, siempre contarás con capital disponible para comprar una computadora, aumentar tu inventario o para salir de un apuro.

5 reglas básicas:

1. Lee a detalle el contrato. Antes de firmar, conoce los derechos y obligaciones que tendrás como tarjetahabiente.

2. Infórmate sobre los costos. Recuerda que los bancos están obligados a informarte cuál es Costo Anual Total (CAT), que incluye todos los gastos que cobrarán como comisiones, intereses y cargos adicionales.

3. No rebases tu límite de crédito. Elabora un presupuesto y calcula cuánto puedes comprar cada mes. Si no puedes resistir la tentación de consumir, deja el plástico en casa.

4. Paga a tiempo. De este modo evitarás el pago de multas, recargos e intereses. Además, si eres cumplido, construirás un buen historial crediticio.

5. Cancela la tarjeta que no uses. Consejo: es bueno tener sólo dos plásticos; uno para hacer pagos regulares y otro para utilizarse son en casos de emergencia.

++++++++++++

* Los bancos te ofrecen créditos de $10,000 a $12 millones, con plazos de seis a 48 meses.