Franquicias

Las claves del éxito de La Artesa en el exterior

La franquicia de panaderías cuenta con su propia área de investigación para el desarrollo de nuevos productos, lo que les ha abierto mercados como el australiano, el neozelandés y el europeo.
Las claves del éxito de La Artesa en el exterior
Crédito: Depositphotos.com

La Artesa nació en 1985 en Puebla como una panificadora tradicional, pero en 1996 decidieron ser parte de la vanguardia del desarrollo de la panadería.

La firma creó un equipo de investigadores de la empresa y alumnos de universidades, quienes lograron congelar la masa, lo que les permitió hacer un mejor pan.

El área de investigación de La Artesa ha trabajado a la par con universidades como la Universidad de Puebla, la Universidad Iberoamericana y el Tecnológico de Monterrey, lo que le ha abierto las puertas para comerciar en el exterior.

Su línea de pan saludable les posibilitado exportar sus productos a mercados fuera de México. La marca de pan Kvalitet llegará de forma congelada a las tiendas de autoservicio en Australia y Nueva Zelanda para su comercialización.

Enrique Ramón, director general de La Artesa señaló que sus panes Kvalitet "estás elaborados para que las personas celíacas, es decir, aquellas que no pueden consumir gluten, consuman pan. Entre los ingredientes que se usan para su elaboración están el arroz, el maíz y la soya", dijo.

"El mercado europeo es uno de los mayores consumidores de productos sin gluten, por lo cual decidimos incursionar en esos países" agregó el directivo.

Además de la innovación, la empresa logró su expansión a través del modelo de franquicias. Hoy cuentan con 35 tiendas, de las cuales siete son propias y las 28 restantes son franquicias distribuidas por Puebla, el Distrito Federal, Cuernavaca y Querétaro.

La empresa también recibió el apoyo de la la aceleradora de negocios de Endeavor, donde diseñaron el empaque de su producto.