My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Recursos Humanos

Los cambios de consumos de los mexicanos por la crisis

Cerca de 100 millones de mexicanos han cambiado sus hábitos de compra y actualmente adquieren productos de marcas propias y en presentaciones más económicas.
Los cambios de consumos de los mexicanos por la crisis
Crédito: Depositphotos.com
2 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Según expertos, las personas de menor poder adquisitivo son la que menos han disminuido su consumo en estos tiempos difíciles. Gracias al poder adquisitivo de este sector, señalan los analistas, se mantienen a flote a los grandes corporativos en tiempos de crisis financiera.

Son cerca de 100 millones de mexicanos quienes han cambiado sus hábitos de compra, y actualmente adquieren productos de marcas propias y en presentaciones más económicas.

Según un experto, alrededor del 5.2% de la población, equivalente a seis millones de personas, aún no son afectados negativamente en sus hábitos de consumo. En tanto, estas personas pertenecen a un segmento de la población denominado Nivel A y B Plus en donde sus ingresos mínimos fluctúan entre los $40 mil y $50 mil mensuales.

Respecto a la clase alta y media alta, ésta restringió sus gastos en alrededor de 20%.

Adicional, según los expertos, la restricción en el gasto implica cambios sociales en donde la Clase A y B Plus tendería a una movilidad negativa que arrastraría a la clase media, a clase media baja y a la baja, a un estado de pobreza.

Los especialistas, además, recalcan que los ricos ahora "son más pobres", pero que por el momento no han cambiado sus hábitos de consumo.

Convierte a tus empleados en embajadores sociales