Tecnología

Haz más productiva tu empresa

Aplica estas seis reglas de tecnología para maximizar tus recursos, bajar tus costos de operación y hacer más eficientes tus procesos.
Haz más productiva tu empresa
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Contar con una página de Internet y usar tecnología segura ya no es suficiente para que tu empresa pueda competir en el mercado. Ve más allá. Aquí encontrarás algunas recomendaciones prácticas para dar el siguiente paso y así fortalecer tu negocio.

1 Asume que la tecnología es una inversión. Normalmente el presupuesto de un negocio contempla gastos como la contratación de un contador. Pero se invierte en tecnología sólo cuando resulta estrictamente indispensable. ¡Esto es un error!

Si estás por iniciar un negocio, incluye una partida especial destinada a la compra de tecnología que ayude a tu empresa a crecer. ¿Cuál es el equipo que más te conviene adquirir? La respuesta dependerá de la actividad que desarrolles. Por ejemplo, si tienes que estar en contacto permanente con tus clientes, contar con el servicio de telefonía IP -que te permite hacer llamadas telefónicas por medio de Internet- hará que tus costos de comunicación sean más competitivos.

Un consejo más: invierte en tecnología que sea útil para tu negocio ahora y en el futuro.

2 No te conformes con software básico. Muchas personas usan Outlook -un programa de Microsoft para administrar correo electrónico y agenda personal- como la base de su negocio. Y eso es bueno. Pero si quieres utilizar un software para conocer más a fondo a tus clientes y, de esta manera, incrementar tus ventas, tu mejor aliado es un programa de CRM (Customer Relationship Management o administración de la relación con los clientes).

Esta herramienta te permite llevar un control total de tu base de compradores, a través de un registro puntual de la relación que han tenido contigo. 

3 Sácale jugo a Internet. Seguramente has oído hablar de Facebook, MySpace, LinkedIn y otra docena de redes sociales que te permiten estar en contacto con miles de usuarios. También existen otros sitios de Internet donde puedes hacer comentarios, subir tus propios videos y compartir tus reflexiones. De eso se trata la Web 2.0, que te da la oportunidad de interactuar con tus clientes y establecer un contacto directo con ellos.

Aprovecha la Web 2.0 y diseña una página de Internet con calidad de navegación y contenido. Elabora un boletín electrónico con promociones y crea un blog para que puedas interactuar con tus clientes y posicionar tus sitios en los primeros lugares en los motores de búsqueda. Asegúrate que los usuarios puedan tener contacto entre ellos. 

4 Usa herramientas móviles. Si tú y tus colaboradores están sentados frente a un escritorio todo el día, quizá la tecnología móvil no es una solución para tu negocio. Pero si la mayoría del tiempo están visitando clientes, proveedores o de viaje, y necesitan estar en contacto entre ustedes o con sus contactos, entonces sí vale la pena la inversión. Con un smartphone, por ejemplo, podrán tener acceso permanente a correo electrónico, llamadas telefónicas, correo de voz y documentos en línea desde cualquier punto. 

5 Contrata a un experto. No tienes que ser un especialista en redes, respaldo de información o herramientas móviles para gozar de los beneficios de la tecnología. Ni tampoco tienes que ser el encargado de escanear documentos, contestar el teléfono o enviar un fax. Aunque tu negocio sea de una persona o de 50, tu tarea es dirigirlo y concentrarte en su crecimiento.

Ante esta situación, lo mejor es contratar a alguien -ya sea personal de planta o incluso alguien que opere fuera de tus instalaciones de manera "virtual"-, que resuelva la parte tecnológica. Si eliges el outsourcing no sólo maximizarás el uso de tu equipo, sino que ahorrarás costos de operación.

6 Utiliza la tecnología como complemento. Si algún proceso de tu negocio no está marchando correctamente y piensas que la respuesta está en la tecnología, estás equivocado. Hace poco estuve en Puerto Rico y me hospedé en el hotel Ritz Carlton. Lo que más me impresionó fue la calidad del servicio, que representa una parte fundamental de la filosofía del Ritz.

Sin embargo, en el hotel también emplean tecnología para elaborar el perfil de cada huésped e integrar una base de datos de lo que les agrada y les molesta. ¿Qué sucedería si el Ritz Carlton tuviera empleados groseros, desconsiderados y desagradables?

El hotel sólo estaría "tecnologizando" un mal proceso de trabajo. En este caso, la prioridad es contratar empleados que aman servir y luego usan la tecnología para administrar y mejorar la experiencia del servicio al cliente.

 

* Autor del libro Soluciones tecnológicas para negocios en desarrollo (Technology Solutions for Growing Businesses).

 

ww.SoyEntrepreneur.com