Plan de Negocios

Las 7 funciones del management

El management es una tendencia consolidada en el mundo de los negocios y la administración. A lo largo de su historia han surgido muchas escuelas tratando de elaborar la definición más acertada y útil. Pero, además han logrado establecer la importancia de los roles o funciones del management en la empresa.
Las 7 funciones del management
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El Management, en su calidad de conductor de los esfuerzos organizacionales, siempre ha respondido, desde su surgimiento como ciencia, a la mejora de la relación entre la organización y su entorno, orientándose, de manera pertinente, a la meta de resolver la contradicción existente entre una situación externa y la capacidad de adaptarse a ella, y eventualmente la capacidad de cambiarla en aras de un crecimiento gradual y continuo.

Para ser pertinente el management se elabora en función de la estrategia de la empresa y de sus particularidades. Es decir, que no existe un tipo de Management sino varios, según el principio de contingencia y de adaptación al contexto.

Existen muchos tipos de management y también funciones que dependen de la relación que necesita establecer el administrador con la empresa, su entorno y objetivos. Aquí te explicaremos las 7 funciones principales:

1. La Dirección de la empresa o de la unidad.

Se trata de acciones de direcciones consistentes en maniobrar la unidad para conducirla a "alguna parte", para hacerla progresar. Evidentemente esta "alguna parte" depende de la estrategia global de la organización y de los objetivos de la unidad.

La dirección de la unidad consiste en decidir los objetivos específicos coherentes con la directrices globales, en trazar el itinerario de la ruta y en realizar el recorrido.

2. La organización de la empresa o de la unidad.

Se trata de organizar, en el marco de este proceso dinámico de progreso de unidad, su funcionamiento conciliando corto, medio y largo plazo. La organización consistirá en buscar la obtención de un objetivo en situaciones complejas, es decir, en aportar un cierto grado de orden para evitar la entropía o en dirigir cierto desorden temporal para luego transformarlo.

Esto supone la utilización de procedimientos formales e informales:

- De comunicación y coordinación.

- De reparto de las responsabilidades.

- De reagrupación o división de las actividades.

- De creación, de dirección o de consideración de las estructuras internas, tangibles o intangibles, formales o informales.

3. La asignación de recursos.

Para que la unidad funcione, conviene dotarla de un cierto numero de medios o recursos. Pero las atribuciones de medios, en un contexto de rareza y competitividad, supone la búsqueda de una dosificación óptima de los recursos asignados, en materia de calidad, naturaleza, calidad, lugar y modo de asignación.

Se trata entonces de actuar con eficiencia, para estos objetivos de management, comparando los resultados deseados con los medios utilizados.

Recuerda que los recursos en cuestión no son únicamente financieros, también existen recursos en hombres, tiempo, energía, competencia, etc.

4. El control.

La función de control permite o bien regular a posteriori (y evitar degradaciones y derivados excesivamente importantes en términos de costes, plazo, calidad, contenido) o bien prever y anticipar cualquiera mal funcionamiento que hubiese podido sobrevenir durante dicha alarma.

El control es una ayuda y no sanción. En efecto también en este sentido debe entenderse la función de control en el management. En cierta forma , se corresponde con la técnica de auditoría, que consiste en examinar una situación para poner de relieve las desviaciones respecto a un referencial dado, con vista a saber donde aplicar las acciones correctoras.

El control no es exclusivamente final: es un proceso que permanece en la vida de la unidad.

Pueden definirse varios criterios de control:

- Control de pertinencia

- Control de conformidad.

- Control de coherencia .

- Control de eficiencia.

- Control de eficacia.

Para obtener esta doble orientación (a priori o a posteriori) la función de control debe de estar integrada realmente en las otras funciones de Management.

5. La planificación.

En un principio, la planificación consiste en determinar etapas precisas para el futuro y en poner en marcha los medios adecuados para alcanzarlas en los plazos previsto. La planificación, consecuentemente, es el corolario de la dirección de la unidad. Supone la concepción previa de un plan que abarca la descripción de las diferentes fases necesarias para realizar los objetivos previamente definidos.

6. La activación.

La activación consiste en dar vida y energía a la unidad con regularidad. Su objetivo es combatir la rutina y la entropía, permitir la innovación y la anticipación, dirigir el cambio mas que experimentarlo.

Efectivamente, la empresa es un sistema vivo que no puede estar anclado en un sistema estático: si no se activa, su evolución puede ser regresiva. La activación puede referirse a la estrategia, las estructuras o los comportamientos.

7. La animación.

La animación puede concebirse de diferentes formas. Algunos no ven mas que mandos y otros carisma paternalista por nuestra parte. La animación precisa de la utilización de dispositivos de comunicación, de evaluación, de contrapartida a su contribución, es decir, reglas de juegos claras y explicitas, inclusos negociadas.

Encontrarás más información sobre administración y liderazgo en estos artículos relacionados:

"Los líderes improvisados limitan el crecimiento de las empresas"

http://www.soyentrepreneur.com/home/index.php?p=nota&idNota=4610

Un Líder, un excelente relacionador

http://www.soyentrepreneur.com/home/index.php?p=nota&idNota=4901

Las competencias: un nuevo reto para las organizaciones

http://www.soyentrepreneur.com/home/index.php?p=nota&idNota=5596

www.SoyEntrepreneur.com