Consultoría

Conviértete en tu propio jefe

Estas tres emprendedoras no se dejaron intimidar por la crisis y encontraron la oportunidad perfecta para iniciar un negocio. Conoce sus historias.
Conviértete en tu propio jefe
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Día 8 del mes 8 del 2008. Se inauguraban las Olimpiadas y Beijing, China, se convertía en el ombligo del mundo. Pero semanas más tarde las miradas voltearon a Estados Unidos, el eje de una crisis económica y financiera sin precedentes que se agudizaba. El crédito al consumo y el hipotecario fueron los primeros afectados, así como las instituciones bancarias y compañías automotrices que se declararon en quiebra y demandaron la ayuda del gobierno de aquel país.

En México, los focos rojos se encendieron cuando el tipo de cambio pasó de $10.02 por dólar en agosto a $13.23 en noviembre del año pasado, y llegó hasta $14.98 al cierre de febrero de 2009. Además, el llamado "efecto jazz" provocó despidos en diferentes sectores como el automotriz y una pérdida del 24% de la Bolsa Mexicana de Valores en 2008.

Pero a pesar del complicado escenario a nivel mundial y en el país, también hubo quienes vieron en la crisis una oportunidad para concretar el sueño de un negocio propio.

Paola Huerta es un buen ejemplo. Esta internacionalista de profesión, después de trabajar año y medio en consultoría política privada enfocada al desarrollo de proyectos para municipios del estado de Puebla, decidió que 2008 era el año para convertirse en su propia jefa. "Aunque al principio no tenía claro qué tipo de empresa abrir", recuerda.

"Después de investigar en Internet y de consultar varias revistas de negocios, tomé la decisión de adquirir una franquicia, pues se trata de un modelo probado que ofrece todo el know how para emprender", relata. Así, con ahorros propios y préstamos familiares, en diciembre del año pasado Huerta debutó como empresaria al abrir la primera sucursal en la ciudad de Puebla de Fruits and Passion, una franquicia canadiense dedicada a la venta de productos para el cuidado personal, de ambiente y cocina que cuenta con más de 170 unidades alrededor del mundo.

Por otro lado, en enero de 2009 Martha Soulé se convirtió -sin querer, como ella misma lo asegura- en distribuidora de Skillus, una marca de joyería de oro laminado de 18 quilates. "Tengo 20 años de experiencia en la venta de soluciones de tecnología para edificios inteligentes y soy dueña de dos cafeterías, pero el año pasado no podía generar los ingresos suficientes para vivir sin preocupaciones", afirma la emprendedora. Y agrega: "Después de todo, una crisis económica no es tan mala, pues te lleva a buscar nuevas oportunidades para hacer frente a los retos que están por venir".

Por último, a finales de marzo de este año Alicia Soriano renunció a su empleo como vendedora en una tienda de línea blanca y electrónica, ubicada en Cuernavaca, Morelos. "Durante cuatro años consecutivos fui la empleada que logró mayores ventas, pero la empresa enfrentaba serios problemas de abasto de mercancía", cuenta.

Para Soriano, los primeros pasos no fueron nada fáciles: las tres semanas posteriores a la salida de su empleo no trabajó y los gastos del hogar comenzaron a acumularse. Un día recordó que, meses atrás, sus compañeros de trabajo le habían platicado sobre Desigual, una empresa dedicada a la venta por catálogo de ropa y calzado. Entonces, decidió aprovechar su experiencia como vendedora y animarse a iniciar algo por su cuenta. "Para entrar a la compañía compré una membresía con un costo de $100; a cambio, recibí varios catálogos y, de inmediato, empecé a trabajar", señala.

Razones para animarse

Emprender un negocio no siempre significa comenzar desde cero. También hay compañías que ofrecen oportunidades para que te unas a su red, ya sea a través de la compra de una franquicia, un contrato de licencia, distribución de productos, multinivel o ventas por catálogo. Antes de elegir una, asegúrate de que sea una empresa seria. Para ello, una buena estrategia es pedir referencias entre las personas que ya forman parte de la red de negocios, así como con los consumidores de los productos o servicios de la marca.

Huerta reitera que adquirir una franquicia fue su mejor opción porque "no sólo cuento con el respaldo de una marca, sino que también recibí carpetas con técnicas de ventas, todo el merchandising y un programa de punto de venta que me resuelve la parte operativa". Además, según la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF), el sector tuvo un crecimiento en número de marcas de entre 12 y 14% el año pasado. Por su parte, los especialistas prevén que en 2009 la tendencia a la alza continúe, sobre todo en giros como educación, casas de empeño y cuidado de la salud.

De acuerdo con cálculos de la Asociación Mexicana de Ventas Directas (AMVD), esta industria -donde Soulé y Soriano participan- genera una facturación anual de $44,500 millones. De esta cifra, el 38% corresponde a productos de belleza, el 28% a calzado, el 22% a suplementos alimenticios, el 7% a artículos de moda y el 4% a hogar.

La principal ventaja del sistema de venta directa, como su nombre lo dice, es que hay una interacción entre el vendedor y el cliente sin intermediarios. Por lo tanto, aquí el factor humano es el que marca la diferencia. 

Retos a superar

Encontrar el negocio ideal según nuestros gustos, intereses y habilidades ya es una buena noticia. ¿Pero qué sigue? "Cuando te conviertes en tu propio jefe ocurre un cambio interesante, pues ahora eres tú quien está al frente y decide qué hay que hacer?, opina Huerta. "Por mi parte, tuve que aprender a llevar una agenda, delegar funciones entre mis colaboradores, capacitarme para ser una experta en los productos que vendo y, en áreas que no domino como la administración del negocio, contraté a un contador".

Y luego llega la prueba de fuego a la hora de iniciar un negocio: generar las primeras ventas. "Al principio compraba joyería de Skillus para mí y después comencé a vender, pues a mis conocidos les gustaban los productos", explica Soulé. "La ventaja de la marca es que cuenta con un amplio catálogo -que incluye pulseras, aretes, dijes, collares y juegos completos de accesorios- y lo mejor es que la utilidad es del 50%. Esto me permite invitar a otras personas para que también vendan y, de esta manera, se autoempleen", añade.

Durante los cuatro años que trabajó como vendedora, Soriano formó una cartera de 150 clientes, quienes ahora son consumidores recurrentes del calzado y la ropa que vende. "Todo el tiempo estoy mostrando mis catálogos, en fiestas y reuniones o mientras viajo en transporte público. Y visito a mis clientes constantemente", apunta. "De hecho, tengo una lista de 70 personas que ya me esperan para conocer mi oferta".

Otra estrategia que le ha funcionado muy bien a esta emprendedora es ofrecer hasta 10 pagos semanales para liquidar el monto del pedido. "La clave está en saber a quién ofrecerle el crédito y, por supuesto, siempre cobrar".

Si bien se estrenaron como emprendedoras hace sólo unos meses, las tres ya tienen trazadas nuevas metas. Huerta adelanta confiada: "En unos dos años, habré recuperado mi inversión y estaré lista para inaugurar mi segunda sucursal de Fruits and Passion". Soulé dice: "Hoy cuento con 50 clientes y 10 vendedoras a mi cargo, así que mi próximo paso es encontrar un local para abrir una tienda". Soriano, por su parte, asegura: "Ya tengo invertido casi $20,00 en este negocio, por lo que ahora me enfocaré en buscar vendedores para seguir creciendo".

-------------------------------------------------------------------------------------

Cinco tips para emprender

1 Las tres emprendedoras coinciden en algo: "Te tiene que gustar y apasionar lo que haces". Así que, a la hora de elegir una actividad en la que invertirás tus ahorros, energía y gran parte de tu tiempo, no tomes en cuenta solamente cuánto dinero ganarás. Analiza tus gustos, intereses, hobbies y, sobre todo, tu personalidad. Recuerda que la pasión será el combustible que necesitarás para avanzar en los momentos más difíciles. 

2 Usa las redes sociales para darte a conocer. "No cuestan dinero y te permite promover tu marca entre un gran número de personas aficionadas a visitar este tipo de sitios", afirma Huerta, de Fruits and Passion. Aparte de publicar un perfil de tu negocio en sitios como Facebook, LinkedIn y MySpace, también puedes crear un grupo. Las ventajas de esta herramienta son muchas: es gratuita y el nombre de tu grupo aparecerá en el perfil de cada uno de los usuarios.

3 Fortalece tu equipo con colaboradores comprometidos con su trabajo, entusiastas y que tengan ganas de crecer. Y claro, motívalos. Una buena forma de hacerlo es mediante el pago por comisiones atadas a resultados. También desarrolla planes de carrera a mediano y largo plazo.

4 Si estás al frente de tu negocio, tienes que poner el ejemplo frente a los demás. Por lo tanto, llega siempre temprano y si es necesario, atiende tú mismo a los clientes. Es importante que seas un jefe exigente pero a la vez accesible y preocupado por el bienestar de su equipo.

5 No gastes todas las utilidades que generes. Asígnate un sueldo y reinvierte el resto en estrategias y herramientas que hagan crecer el negocio. Es cierto, una de las ventajas de independizarse es que nadie más que tú y la marcha de la empresa definirán tus ingresos. Pero no olvides que el mercado puede ser un juez mucho más duro. Así que sé realista y prudente.