Consultoría

Secretos para una ejecución estratégica exitosa

Una estrategia brillante puede colocar a una compañía en un lugar destacado del mapa competitivo, pero sólo mediante una ejecución sólida le será posible mantenerse en esa posición. Y los dos factores clave para lograrlo son la definición de los derechos de decisión y la instrumentación de medidas para que la información fluya por la organización.
Secretos para una ejecución estratégica exitosa
Crédito: Depositphotos.com

Al enfrentarse al tema de la ejecución estratégica, muchas empresas se enfocan directamente, y como primera medida, hacia una reorganización de su estructura. Estas transformaciones pueden lograr resultados inmediatos. Pero, en general, sus beneficios se limitan al corto plazo.

Por ejemplo, si la reorganización implicaba reducir capas de decisión, con el tiempo esas capas se regeneran, retornándose a la situación inicial. En otras palabras, las modificaciones de estructura suelen atacar el síntoma, pero no la raíz del problema. En gran parte, esto se debe a que no abordan el proceso por el cual las personas toman las decisiones y cómo son responsabilizadas por ellas. Entonces, ¿cuáles son los secretos de la ejecución estratégica?

Los derechos de decisión y los flujos de información son los dos pilares sobre lo que se construye una ejecución exitosa de la estrategia.

En ocasiones, la solución a un problema complejo reside en los elementos más básicos. Esto es especialmente relevante en contextos de crisis, cuando los recursos son escasos y la gestión eficiente se torna un imperativo aún mayor que lo habitual.

Así, definir los derechos de decisión e instrumentar los medios necesarios para que la información relevante fluya sin obstáculos son dos medidas de bajo costo que pueden impulsar enormemente la efectividad organizacional.

1. Derechos de decisión y responsabilidades.

Los derechos de decisión deben lograr que todos los funcionarios de la organización conozcan claramente cuáles son las decisiones y las acciones bajo su responsabilidad. En pequeñas empresas, todos saben qué tareas realiza cada uno. En las grandes corporaciones, por el contrario, es más difícil saber dónde termina la responsabilidad de uno y empieza la del otro.

Por lo tanto, es crucial que, en la asignación de los derechos de decisión, las responsabilidades estén bien claras, eliminando todo tipo de ambigüedades, espacios vacíos o zonas grises. Además, los gerentes deben ser capaces de delegar las tareas operativas, evitando concentrar más decisiones que las que puedan tomar.

2. Flujos de información

Es crucial que la información, por ejemplo sobre el ambiente competitivo, fluya de manera armónica dentro de la organización para que la gerencia pueda reaccionar en consecuencia.

Para esto, debe circular no sólo desde los niveles gerenciales como directiva hacia los niveles operativos, sino también desde abajo hacia arriba (eliminando las barreras de los formalismos) y entre las distintas unidades de negocio o soporte, o entre empresas de un mismo grupo. La línea de negocios y el personal de campo deben comprender el efecto de sus decisiones sobre los resultados de la corporación.

Encontrarás más información sobre liderazgo en estos artículos relacionados:

"Los líderes improvisados limitan el crecimiento de las empresas"

http://www.soyentrepreneur.com/home/index.php?p=nota&idNota=4610

Un Líder, un excelente relacionador

http://www.soyentrepreneur.com/home/index.php?p=nota&idNota=4901

Las competencias: un nuevo reto para las organizaciones

http://www.soyentrepreneur.com/home/index.php?p=nota&idNota=5596

 

www.SoyEntrepreneur.com