Plan de Negocios

Abre tu billar

Si sumas un restaurante-bar a este clásico del entretenimiento, podrás conquistar más clientes y multiplicar tus ganancias.
Abre tu billar
Crédito: Depositphotos.com

No hay nada más común que salir de casa en busca de diversión. Ya sea en la tarde o en la noche, en días laborales o fines de semana, siempre es una buena ocasión para disfrutar un momento agradable en compañía de los amigos o en pareja. Y qué mejor opción que una partida de billar.

Se trata de un juego de destreza muy popular entre la gente de todas las edades debido a su sencillez, accesibilidad y bajo precio. En materia de negocios, es una actividad redituable, de fácil operación y a la que también puedes sumarle un amplio catálogo de opciones adicionales para emprender -como ofrecer alimentos y bebidas-, generando utilidades de hasta de un 31% a partir del segundo año.

Atrás quedó la idea de que el billar -considerado un deporte profesional- se practica en lugares obscuros y peligrosos. Hoy, los salones son completamente diferentes y se han modernizado para adaptarse a las necesidades de cada público. Incluso, se han convertido en punto de encuentro para cenar, ver un partido de futbol por televisión o divertirse en grupo con algún juego de mesa.

Abanico de oportunidades

El billar está considerado como una actividad recreativa que se mantiene vigente y evoluciona conforme al mercado, sumando más de 12,000 salones de juego en el país. También es común ver una mesa de billar en hoteles, bares, clubes deportivos, restaurantes y hasta en los hogares. Por ello, la tendencia para hacer negocios en este giro se dirige hacia renovar la imagen del negocio, llegar a nuevos públicos y diversificar los servicios.

Para incursionar en este giro necesitas una inversión inicial de unos $670,000, así como dos llaves maestras.

Una estrategia de negocios. Consiste en definir el eje conductor del billar, es decir, bajo qué concepto se rige, cuál es su oferta de productos y servicios, y determinar quién es el mercado meta.

Una táctica operativa. Busca aterrizar la oferta, presentarla de manera eficaz a los clientes y diferenciar el billar frente a otras opciones, destacando su valor agregado.

Existen dos tipos de negocios que se ubican en este giro.

1. Los grandes y tradicionales salones de billar. Generan el 60% de su ingreso por la renta de mesas de pool y carambola, y complementan su oferta con juegos como tiro al blanco, dominó, cubilete, backgammon, ajedrez, así como con la venta de botanas y refrescos. Estos locales tienen una extensión de mínimo 300m2 y cuentan con por lo menos 10 mesas.

2. Los conceptos mixtos. No sólo fusiona varios conceptos en uno (billar, restaurante y bar), sino que su amplia oferta atrae a diferentes tipos de clientes, desde un grupo de amigos hasta parejas de novios o esposos. Todos ellos en búsqueda de una opción de sano entretenimiento.

Por eso, antes de emprender, define a detalle el concepto de tu billar. Esto te ayudará a determinar el perfil de clientes que buscas y a generar las estrategias necesarias para conquistarlo.

Atrévete a innovar

Lo aconsejable es abrir un negocio mixto. Para ello, necesitas un local de 200m2 para instalar, de forma independiente, mesas de pool y mesas de restaurante. La idea es ofrecer al público un espacio agradable para jugar, con el plus de contar con un área específica para consumir botanas y snacks, como pizzas, hamburguesas, baguettes y todo tipo de comida casual (de fácil preparación).

En un modelo mixto hay dos formas de generar ingresos: por la renta de las mesas de billar y por el consumo de alimentos y bebidas. Pero de tu creatividad dependerá la variedad de platillos, servicios y hasta promociones que hagas. Por ejemplo, juegos de mesa gratuitos con el consumo.

Al inicio, es importante elegir el mix del negocio. Esto te servirá tanto para el diseño arquitectónico y distribución del local como para la solicitud de la licencia de funcionamiento. Así, además de billar, puedes dar de alta el negocio como cafetería para tener permiso de vender cerveza y vino de mesa (acompañado de alimentos). Por eso, lo ideal es dividir el local en dos áreas (sin paredes), para que la mitad del negocio cumpla con el permiso de billar -que prohíbe la venta de bebidas alcohólicas- y en la otra opere el servicio de alimentos.

Una vez definido el concepto y la oferta de productos y servicios, analiza el mercado y determina el público objetivo con base en el perfil del consumidor y los lugares que frecuenta. Al elegir un local, procura que tenga más frente que fondo, para que esté bien iluminado y llame más la atención. Además, ubícate en una zona comercial cerca de universidades y oficinas.

El número de mesas sugeridas son cinco de pool -quizá una de ellas puede ser de carambola- y seis para el restaurante -con cuatro sillas cada una-, ya que es importante mantener el negocio en equilibro. Considera 20m2 por cada mesa de billar, pues es el espacio mínimo para que los jugadores se sientan cómodos al jugar. Otro punto clave es comprar el equipo completo (mesas, tacos y bolas) a un mismo distribuidor, quien también te debe asesorar en el montaje y hasta ofrecerte crédito en la adquisición del mobiliario.

Perfila a tu cliente

El tipo de público varía durante el transcurso de la jornada. A partir del medio día, los asistentes son estudiantes de entre 15 y 25 años. A la hora de la comida, el billar es frecuentado por oficinistas de todas las edades. Por la tarde, la clientela ronda entre los 20 y 30 años. Mientras que en la noche, las personas de 31 a 50 años buscan cenar y distraerse al salir de su trabajo. "Los hombres siguen a la cabeza como los clientes por excelencia, aunque las mujeres ya representan el 30%", asegura Ernesto Moreno, de Club 8 -una de las cadenas de billares más populares del norte del país-.

Por otro lado, el horario de atención se extiende en fines de semana, abriendo en promedio de viernes a sábado de 10:00 a 2:00 a.m. y de domingo a miércoles de 10 a.m. a 12:00 p.m. El promedio de clientes que recibe uno de estos establecimientos ya consolidado es de 350 personas por semana.

En tanto que el tiempo de permanencia de cada asistente es de una a dos horas, con un consumo individual de entre $80 y $180 (considerando un precio por hora de billar de $50 a $60). "Los precios dependerán del poder adquisitivo de las personas que viven o transitan en la zona, así como de tu catálogo de servicios", señala Luis Sánchez, socio del billar Lucille, ubicado en la colonia Roma, en la Ciudad de México.

Ojo: en el modelo mixto el 80% de los ingresos se generan por concepto de alimentos y bebidas, mientras que el juego es el motor que impulsa el consumo.

Cómo agregar valor

Ernesto Moreno, de Club 8, opina que los elementos que distinguen a un billar son sus instalaciones y la oferta de productos y el servicio. Por eso, dale un plus a tu negocio con buena música y pantallas para la transmisión de eventos deportivos. Esto te generará una derrama económica extra y te acercará a nuevos clientes.

Si cuidas tu operación y logras atraer durante el primer año a 215 clientes por semana, alcanzarás tu punto de equilibrio al tercer mes. Si cumples con este primer objetivo, el próximo paso es incrementar el número de asistentes y su media de consumo para el siguiente año. No olvides que el egreso más pesado en un billar es la renta del local, seguida de la nómina que requiere de una plantilla de seis personas.

Toma nota: los meseros son los responsables de concretar las ventas, afirma Luis Sánchez, del billar Lucille, "pues de ellos depende mantener el buen ambiente en el lugar, motivar la permanencia de las personas y asegurar su consumo". La meta es tener un 50% de clientes frecuentes que te visiten por lo menos dos veces por semana. Si quieres llegar a este punto, optimiza tu operación por medio de la adquisición de un software para administrar restaurantes, el cual incluye una aplicación para billares. O bien, solicita el diseño de un programa para el conteo de minutos en las mesas de juego.

En este negocio el marketing es directo y la publicidad se realiza dentro del local, es decir, se trabaja a base de promociones que incrementan el gasto de los asistentes y fomentan su lealtad. Además, considera que la diversión siempre será un buen negocio y que un billar de modelo mixto puede ser accesible para todos los bolsillos. 

Ejercicio financiero

Si tu inversión inicial es de $670,000, calcula el retorno en un periodo de 18 meses, tomando una base de 215 clientes al año y un consumo individual de $120 en promedio.

Con una buena estrategia de promoción dentro del lugar y recomendaciones de boca en boca, al segundo año de operaciones el número de clientes se elevará a 350 y se mantendrá así durante el tercer periodo -año en el que se prevé un incremento del 17% en el consumo promedio por persona-.

Siguiendo este comportamiento, la utilidad neta en el primer año será de $148,533, es decir, un 11% del total de las ventas. Mientras que en el segundo año la cifra llegará a $673,607, con un margen de ganancia del 31 por ciento.

Para realizar tu proyección financiera, calcula un incremento anual del 10% en todos los egresos y para obtener la utilidad neta, resta a los resultados (antes de impuestos) el 28% por concepto del pago de ISR.