Oportunidades de negocio

Suma valor a tu oferta

Descubre cómo Psycogotcha convirtió al juego de "las guerritas" en un negocio divertido, profesional y rentable.
Suma valor a tu oferta
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

I got you! ("¡te tengo!" o "¡te atrapé!") es la expresión en inglés que le da origen al juego gotcha o paintball. Esta actividad, que en algunos países se considera como un deporte extremo, consiste en eliminar a los oponentes disparándoles cápsulas de pintura con una marcadora (pistola) que funciona con aire. Todo esto en un área a cielo abierto; rodeado de árboles y arbustos, así como con obstáculos y trincheras para hacer más emocionante el juego.

Se estima que tan sólo en Estados Unidos esta práctica tiene unos 10 millones de seguidores, según la Sporting Goods Manufacturer's Association. Y, aunque en el país el concepto es una novedad para la mayoría de los mexicanos, cada día son más los adultos, jóvenes y niños que desean pasar un momento de diversión en compañía de amigos y familiares en un campo de gotcha.

Pero hace 12 años, este deporte era completamente desconocido en México y, por lo tanto, no había empresas especializadas. Ángel Álvarez lo sabía, pues "yo mismo quería jugar pero no sabía dónde había campos, quién ofrecía el servicio o dónde adquirir las balas, pistolas y uniformes". Entonces, recuerda, se reunió con varios amigos, viajaron a Estados Unidos para comprar el equipo y organizaron un campamento para practicarlo por su cuenta. El éxito de estos viajes fue tal que cada vez que se realizaban, el grupo de participantes crecía.

Así, el emprendedor detectó que había un mercado potencial y una verdadera oportunidad para desarrollar un negocio nuevo, divertido y rentable. Luego de graduarse como ingeniero industrial, Álvarez rechazó un puesto directivo en la empresa familiar, para iniciar su propia compañía de paintball. De esta manera, en abril de 2000 fundó Psycogotcha, un concepto novedoso de aventura extrema, convivencia y sano entretenimiento para personas de todas las edades. "Además, contamos con los mejores campos del país, instalaciones adecuadas y servicio personalizado de la más alta calidad", afirma.

Diversifícate y vencerás

A diferencia de otros negocios que se convierten en franquicia con el tiempo, el empresario arrancó bajo este modelo desde el principio, con el objetivo de garantizar un crecimiento exponencial y sostenido. Y acertó. Sólo tres meses después de iniciar operaciones en -Lomas Verdes, Estado de México-, la marca vendió su primera franquicia en Morelia, Michoacán y para septiembre ya contaba con tres campos.

Hasta ese momento, todo caminaba bien. Pero había un problema. Por su naturaleza, el gotcha es una actividad de fines de semana, vacaciones y días festivos. "Esto significa que de 30 días que integran el mes, sólo teníamos garantizado trabajo ocho y, al final, el negocio no sería rentable", dice. ¿La solución? Llevar a la empresa al siguiente nivel. Álvarez y un grupo de socios fundaron la National Paintball Dealer México -compañía poseedora de las marcas- y crearon tres nuevas líneas de negocios para ampliar sus áreas de servicio, darle flujo a los demás días de la semana -de lunes a jueves- y maximizar sus ganancias.

El primer paso fue comenzar con la venta de productos y equipo. Para ello, se aliaron con las dos empresas fabricantes más importantes en Estados Unidos y Canadá. De esta sociedad obtuvieron la licencia para comercializar 560 artículos distintos, desde las balas de pintura hasta las caretas y tanques. Hoy, la firma es la distribuidora oficial de estas marcas en el país y los beneficios también se ven reflejados en sus niveles de ventas. "Ahora no sólo atendemos a jugadores ocasionales, sino a profesionales que quieren comprar su propio equipo en lugar de rentarlo", explica el empresario.

Luego vino el gotcha móvil, un concepto con el cual "llevamos la diversión hasta donde esté el cliente", ya sea fiestas infantiles, convivencias escolares o eventos empresariales. Y es que para el emprendedor cualquier espacio es "gotcheable", es decir, adaptable como un campo de juego. Así, se puede montar bajo techo, en áreas verdes, gimnasios, canchas de futbol, estacionamientos y hasta en la playa.

Integra Premium Services es la tercera línea de negocio, una división dirigida a las Pymes y corporativos en la que a través de retos y actividades al aire libre, se desarrollan dinámicas de integración y capacitación vivencial. De este modo, se fomenta el liderazgo, compañerismo, trabajo en equipo y la resolución de problemas. "La clave es que ofrecemos un sistema innovador, divertido y lúdico, con el que la gente aprende estas habilidades jugando?, asegura Álvarez. Su cartera de clientes incluye a Liverpool, Bancomer, Universidad del Valle de México, Coca-Cola, Suzuki y Wal-Mart, entre otros.

A decir de su director, una de las ventajas competitivas de Psycogotcha frente a la competencia es garantizar la seguridad de sus visitantes, ya que "nuestra filosofía es ofrecer toda una experiencia de diversión extrema, pero de manera segura y con el menor riesgo posible". Otros elementos a los que debe su éxito son su sitio de Internet -principal medio de difusión- y un exclusivo programa para manejar la información que ayuda a tener un control absoluto del negocio.

Actualmente, Psycogotcha cuenta con 12 unidades -cuatro propias y ocho franquicias- ubicadas en el Distrito Federal, Tlaxcala, Michoacán, Hidalgo, Morelos y el Estado de México. Además, tiene una división en EE.UU. para fomentar el turismo alternativo en el país.

Un negocio extremo

Psycogotcha maneja un esquema de "llave en mano", donde el franquiciatario obtiene todo para operar su campo por una inversión que varía entre $300,000 y $700,000, según el tamaño de la propiedad y su ubicación. Esta suma incluye el diseño e instalación de los escenarios de juego y el equipo (marcadoras, overoles, cápsulas), así como apoyo en publicidad, mantenimiento y ventas. Si el interesado no cuenta con un terreno, la firma lo ayuda a buscar la zona ideal para establecer su franquicia.

El esquema es tan flexible que se pueden agregar espacios para los padres que acompañan a sus hijos, una cafetería, una tienda de artículos, una zona de campismo y otras áreas de juego como una pared de escalada o una pista para cuatrimotos. También se puede ofrecer el modelo móvil y vender cursos y programas a clientes corporativos.

El tiempo estimado de recuperación es de 18 a 24 meses aunque, como reconoce Álvarez, "a mayor inversión, mayor recuperación porque más zonas de juego significan más clientes y más ganancias". Mientras que las utilidades pueden variar de un 25 hasta un 70% sobre las ventas obtenidas.

Los planes de Psycogotcha para lo que resta del año están claros: inaugurar dos campos más en la Ciudad de México, relanzar la página de Internet (www.psycogotcha.com) y abrir dos nuevas líneas de negocios -una de organización de torneos y otra en la rama textil-.

Radiografía

Inversión inicial: $300,000 - $700,000
Cuota de franquicia: $25,000
Pago de regalías: $3,500 + IVA mensuales
Retorno de inversión: 18 a 24 meses
Margen de utilidad: 25 a 70%
Contacto: www.psycogotcha.com

 

www.SoyEntrepreneur.com