Recursos Humanos

Guía de desarrollo de un plan de continuidad para tu negocio

En estos días es preciso contar con todas las preparaciones necesarias para enfrentar una nueva emergencia sanitaria, y uno de los preparativos claves es armar un plan de continuidad para que la empresa siga funcionando a pesar de la amenaza de la gripe.
Guía de desarrollo de un plan de continuidad para tu negocio
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Ya te explicamos de qué se trata un plan de continuidad de negocio o BCP, pero ¿cómo desarrollar uno?. Un primer paso consiste en recolectar y ordenar la información de la compañía: sus productos/servicios, sus objetivos empresariales, procesos internos, etc.

 

Por lo anterior, cada plan de continuidad depende de la empresa. Uno para una empresa de servicios de internet va a ser muy distinto a una que fabrica juguetes.

 

También es clave comunicar las estrategias y el plan a todos los empleados de la compañía, cosa que no haya espacios para confusiones o malentendidos.

 

Podemos dividir un plan de continuidad de negocio en cuatro pasos:

 

1- Análisis del negocio y evaluación de riesgos

Esta fase consiste en identificar los principales objetivos del negocio y sus procesos críticos para su funcionamiento. Para ello debes plantearte las siguientes preguntas:

 

  • ¿Cuáles son las actividades más importantes para la compañía?
  •  

  • ¿Cómo se verá afectada la demanda por tus servicios o productos por la emergencia?
  •  

  • ¿Cómo afectaría económicamente una interrupción de los servicios a medida que va pasando el tiempo sin reanudar el servicio?
  •  

  • ¿Cuál sería la capacidad operativa de la empresa a medida que pasa el tiempo?
  •  

  • ¿Cuál es el plazo máximo para volver a la normalidad sin llegar a incurrir en graves pérdidas? 
  •  

     

    2- Selección de estrategias

    Ahora que conoces las riesgos y los sectores del negocio que debes mantener a toda costa, ahora debes elegir las fórmulas. Debes valorar las diferentes alternativas y estrategias de respaldo según la información obtenida en los pasos anteriores, para así seleccionar la más adecuada a las necesidades de tu compañía.

     

    En este paso también se deben corregir las vulnerabilidades detectadas en la evaluación de riesgos.

     

    Algunas estrategias que se pueden tomar son la reubicación de personal con funciones no urgentes en tareas más importantes, el teletrabajo, acuerdos con otras coompañías (socios, clientes, etc.), la contratación de terceros, etc. 

     

     

    3- Desarrollo del plan

    Luego de seleccionar la estrategia de respaldo hay que desarrollarla e implantarla dentro de la compañía. Esta es la fase de llevar el plan a la acción, y para ello necesitas definir bien:

     

  • Los equipos y materiales necesarios para el desarrollo del plan.
  •  

  • Las responsabilidades y funciones de cada uno de los equipos.
  •  

  • El desarrollo de los procedimientos de alerta y actuación ante eventos que puedan activar el plan.
  •  

  • Los procedimientos de actuación ante incidentes.
  •  

  • La estrategia de vuelta a la normalidad. 
  •  

    4- Pruebas y mantenimiento

    Es importante tomar en cuenta que no todo termina con la implementación de plan. Luego se debe evaluar para determinar si realmente funciona y es efectivo, qué aspectos hay que mejorar o eliminar del todo, además de cómo mantenerlo en el tiempo. 

     

    Para saber más tips anti-influenza para tu negocio:

    Claves para evitar contagios del virus AH1N1 en la empresa 

    ¿Cómo evaluar que tan preparado está tu negocio? 

    Consejos para gestionar al personal durante la contingencia sanitaria 

    9 medidas recomendadas para los restaurantes

    10 tips para extremar la seguridad en cafeterías