Plan de Negocios

Tienda de trueque

Abre un negocio en donde, como en la antigüedad, el modelo de compra y venta se base en el intercambio de toda clase de bienes y productos equivalentes en su valor.
Tienda de trueque
Crédito: Depositphotos.com

¿Por qué?
Al comenzar el año se viene la temida “cuesta de enero”. Ya finalizó el 2009 y para muchos comenzó la temporada “más difícil”, cuando ya no queda nada en los bolsillos y la economía familiar resiente los gastos excesivos de las fiestas decembrinas.

Y es que, desafortunadamente, y como una mala costumbre entre los mexicanos, en víspera de Navidad se reparten aguinaldos y así como son recibidos se van entre regalos y fiestas, sin sobrar nada para después. Junto con ello, la mayoría de los productos (en esta temporada) suben de precio, por lo que recibimos enero sin dinero y con todo más caro. Más encima, llegan todas las cuentas por saldar de la temporada anterior, así como los recibos de impuestos comunes (predial, agua, luz y tenencias automotrices) a pagar entre enero y marzo.

La situación se hace peor para el presupuesto familiar si consideramos que el 2009 fue un año de recesión económica. Es ante este panorama que renace, como idea para emprender, la aplicación del milenario trueque, como el mejor sistema de intercambio para sortear la crisis.

Con la misma dinámica con la que se intercambian “estampitas” en la escuela cuando uno trata de completar un álbum, el trueque es una fórmula que permite hacerse del objeto que uno precisa sin necesidad de pagar algo a cambio. El único precio es entregar otra cosa que salde la deuda satisfactoriamente.

Este intercambio, tan antiguo como la humanidad misma, se vuelve fuerte a través de clubes, locales y páginas web, en las se pueden intercambiar objetos e incluso tiempo entre personas.

Efectivamente, las redes para intercambiar productos se consolidan y cada vez son más las tiendas que se apuntan a estas transacciones; también como una forma de ganar "clientes".

¿Cómo?
La idea es instalar un negocio con un modelo de adquisición que se base en el trueque, donde las personas puedan llevar cualquier clase de bienes y cambiarlos por otros equivalentes en valor.

Podemos encontrar una amplia gama de ejemplos con muchas variaciones en sus reglas de intercambio, pero todas con el mismo objetivo. Las hay en Europa, Estados Unidos e, incluso, también tienen fuerza en Sudamérica.

Alemania nos puede entregar un buen ejemplo con un negocio denominado “la tienda gratis de Berlín”. En ella puedes depositar lo que no necesites y llevarte hasta tres artículos por visita.

La tienda sólo acepta objetos en perfecto estado y no muy antiguos si se trata de aparatos tecnológicos.

En Chile, hace muy poco se instaló un buen ejemplo de este tipo de negocio, denominado Recyclo, que en diciembre se convirtió en una alternativa para las fiestas de fin de año.

En aquella tienda, tienen un sistema en que los productos usados son valorizados por los clientes con la asistencia de personal capacitado, quienes cargan este valor a una tarjeta de puntos que permite a los clientes adquirir cualquier artículo de la tienda.

Este tipo de tiendas ofrecen todo tipo de productos. Desde juguetes y artículos de camping, hasta artículos de electrónica y audio-video, pasando por mueblería, menaje, lentes de sol, ropa y calzado, accesorios femeninos, entre otros. ¿Por qué no animarte a iniciar un negocio de este tipo?

Ejemplos de éxito

Recyclo
http://www.recyclo.cl/