Finanzas

7 consejos para arrancar con poco dinero

Si estás por abrir tu negocio o en los primeros meses de operación, sigue estas recomendaciones que evitarán que gastes más de lo necesario.
7 consejos para arrancar con poco dinero
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Uno de los temas clave para mantener en operación un negocio durante los primeros meses, mientras lo acreditas y comienza a generar ingresos, es administrar adecuadamente los recursos económicos.

¡Pero cuidado! Ahorrar no significa sacrificar tu empresa. Andrés Rodríguez, presidente de Jóvenes Emprendedores de México A.C. (Jemac), señala que con una buena planeación de tu capital inicial puedes elevar tu productividad y destinar más recursos a las áreas que realmente lo necesitan.

Así que si quieres emprender a paso firme y con menos dinero, toma nota de estos siete consejos. Si inviertes de manera inteligente, evitarás gastar más de lo necesario.

1 Oficinas virtuales
Si necesitas un lugar donde recibir llamadas importantes y la correspondencia, realizar presentaciones o tener juntas con potenciales clientes, pero no quieres gastar mucho, ésta es la opción ideal.

“Una oficina virtual es lo más recomendable para un emprendedor o para una empresa que está por comenzar, ya que al ser más económica que una tradicional, permite orientar recursos económicos a temas más importantes”, dice Fred Matos, Chief Operating Officer (CEO) de The Crexents, una compañía estadouni-dense dedicada a la renta de oficinas virtuales con presencia en México.

Entre los servicios que podrás contratar están un número telefónico privado y exclusivo para ti, una asistente, recepción y reenvío de llamadas telefónicas, además de una dirección a la cual puede llegar tu correspondencia. Incluso, dependiendo del paquete que contrates, podrás hacer uso de una sala de juntas o una oficina por ciertas horas al mes.

Y lo mejor de todo es el precio, ya que una oficina virtual puede costarte desde $600 mensuales. Como ves, es un ahorro considerable, si tomamos en cuenta que en la Ciudad de México rentar una oficina amueblada con servicios incluidos puede costarte, en promedio, hasta $20,000 mensuales.

2 Comunicación IP
Hace dos años, Jorge Vivas se asoció con dos de sus ex compañeros de licenciatura para montar una agencia de diseño gráfico. Después de algunos meses de batallar para conseguir clientes, su cartera comenzó a crecer. “Afortunadamente no sólo conseguimos proyectos en el Distrito Federal, sino en otras ciudades de la República”, relata.
 
“Pero gastábamos  demasiado en llamadas telefónicas, tanto locales como de larga distancia. En un mes llegamos a pagar más de $2,500 de teléfono sólo por hablar con nuestros clientes fuera de la ciudad”, recuerda Vivas.

En ese momento decidieron buscar una alternativa de comunicación que les permitiera reducir costos y la encontraron en la telefonía IP (que se realiza a través de Internet). Hoy, su pago por llamadas mensuales no rebasa los $600.

“Este servicio permite reducir desde un 20% y hasta un 60% los costos de telefonía, ya que dependiendo del paquete que se contrate por un único pago mensual es posible tener llamadas locales y de larga distancia ilimitadas. Incluso, minutos para llamar a celular”, asegura Mario de la Garza, gerente de Mercadotecnia de Alestra.

Sin embargo, no más del 10% de las empresas en México tiene contratados servicios de telefonía IP, principalmente por desconocimiento. “La gente cree que es más caro que una línea tradicional o que la calidad de las llamadas será deficiente. La telefonía por IP tiene la misma calidad que las líneas fijas y es mucho más barata”, explica.
 
Al contratar el servicio, obtendrás un número local para hacer y recibir llamadas. Lo único que necesitas es tener una conexión a Internet de alta velocidad.

Skype también es otro recurso que te permitirá ahorrar en llamadas de larga distancia. “Nos permitió reducir hasta en un 80% los costos de llamadas fuera del D.F.”, puntualiza Cristina Zarza, directora comercial de Zaber, una escuela que imparte cursos de computación personalizados. 

3 Software libre
Actualmente la tecnología juega un papel muy importante en el desarrollo y crecimiento de toda empresa, sea grande, pequeña o de reciente creación. “Cuando inicias, la inversión en tecnología debe ser acorde a tus necesidades. Tienes que pedir un ‘traje a la medida’ y sólo invertir en lo que sea prioridad para tu negocio”, recomienda Rodríguez, de Jemac.

“Hoy hay gran cantidad de software en línea que puedes descargar libremente. Ésta es una gran ventaja para las empresas que inician y para los emprendedores, que muchas veces no tienen el capital para hacer una gran inversión en tecnología”, asegura Jorge Molina, director de Productos Empresariales para México de Google.
Como ejemplo, puedes encontrar paquetes de servicios empresariales on line llamados Google Apps, que incluyen una plataforma para correo electrónico con dominio personalizado, un procesador de textos, una hoja de cálculo y hasta un software para que hagas presentaciones.

Toma en cuenta que para usuarios particulares no tiene ningún costo y que para empresas el precio es de US$50 por usuario al año. “Usar software libre te ayuda cuando inicias tu negocio, ya que no tienes el dinero suficiente para comprar las licencias originales de los programas que necesitas”, afirma Zarza, de Zaber.

4 Publicidad a bajo costo
Si la calidad de tus servicios es más que excelente, tienes en tus manos una poderosa arma de promoción que no te costará nada de dinero, que son las recomendaciones de boca en boca. Sin embargo, para que puedas enfocarte de entrada en atraer un segmento determinado del mercado necesitarás invertir en publicidad.
En la actualidad esto no necesariamente es un sinónimo de grandes desembolsos de dinero. Porque existe Internet.

Las maneras más sencillas de posicionar tu marca en línea son las redes sociales, como Facebook, MySpace, Hi5 y Twitter, donde podrás encontrar usuarios de todas partes de la República (y del mundo) con diferentes gustos e intereses. Así te será más sencillo segmentar tu oferta.

“Una vez que decidas iniciar con una campaña en redes sociales toma en cuenta que no sólo se trata de escribir ‘mi marca es la mejor’. Si lo haces, la red de usuarios simplemente te ignorará”, recomienda Vida Rojo, líder de Proyectos 2.0 de Gaudelli MCW, consultora en publicidad, medios y relaciones públicas.
Y agrega: “Si analizas las conversaciones de la comunidad y tu marca puede aportar algo al conocimiento colectivo o publicas links atractivos, la gente cada vez estará más interesada en lo que dices y te recomendará entre tus conocidos”.

Por ejemplo, si abriste una panadería y tienes mucho que decir sobre tu actividad o eres especialista en alguna clase de pan, puedes crear un blog (una opción gratuita es Blogger o Wordpress) donde compartas tu experiencia y consejos, e incluso incluyas algunos videos sobre técnicas o recetas.

Otra forma de empezar campañas publicitarias en Internet, aunque con una inversión un poco mayor, es invirtiendo en avisos relacionados a búsquedas. Para ello, debes elegir algunas palabras clave que hagan re-ferencia a tu producto o servicio. “Por ejemplo, si vendes cámaras digitales, compras esas dos palabras. Así cuando alguien ponga en el buscador ‘cámaras digitales’, aparecerá tu anuncio destacado en los primeros resultados de la búsqueda o en la barra lateral de la ventana”, explica Luis Arteaga, gerente de AdWords Online de Google para México.

“Es muy económico, pues tú decides cuánto inviertes. Sólo tienes que pagar las veces que los usuarios hagan clic en tu anuncio y puedes configurar cuántas veces quieres que aparezca en las búsquedas durante el día. Así controlarás tus gastos”, cuenta Arteaga.

Tampoco dejes de tener en cuenta la publicidad impresa. Busca medios con un segmento de lectores intere-sados en tu producto o servicio, y pregunta por sus paquetes de descuentos o secciones específicas, como la de clasificados.

5 Ideas verdes
Éste es sin duda uno de los puntos más sencillos de realizar, pues sin hacer una gran inversión tendrás la posibilidad de generar grandes ahorros a largo plazo. “Comienza por cambiar tus focos normales por ahorradores”, recomienda Rodrigo Villar, director de la aceleradora de negocios New Ventures México.

Considera que estos focos gastan hasta un 50% menos de energía que un foco incandescente. Y además, duran hasta 10 veces más. Por lo tanto, aunque el precio por unidad es un poco más elevado que en el caso de un foco normal, al final gastarás menos

Otro tip es reducir el número de las impresiones y copias, y usar las dos caras de las hojas. Y si utilizas papel reciclado, mejor. Unas 5,000 hojas de papel bond tamaño carta reciclado Xerox cuestan $399, mientras que por la misma cantidad de igual marca con calidad “extra blancura” tendrás que pagar $469.

Procura que tus equipos electrónicos o de cómputo sean de bajo consumo de electricidad, desde los monitores hasta el aire acondicionado. Cuando los compres, puedes identificarlos por el sello “Energy”, que garantiza máxima eficiencia en el consumo energético.

Si ya tienes equipos y quieres cambiarlos por aparatos de bajo consumo, el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE) tiene un programa de financiamiento para micro y pequeñas empresas que busquen actualizarse.

“El monto mínimo del financiamiento es de $15,000 y el máximo depende de la capacidad de pago y las condiciones financieras de la empresa, con plazos de hasta 36 meses a una tasa de interés del 12.5% anual sobre saldos insolutos”, explica David Cedillo, gerente de Micro y Pequeña Empresa de FIDE.

La escuela primaria privada Héroes de la Revolución, en el Estado de México, recurrió al FIDE para conseguir financiamiento para cambiar todo el equipo e instalación para iluminación convencional por un equipo de alta eficiencia. Con esta acción, consiguieron un ahorro en el pago de electricidad de US$8,230 anuales.

6 Arrendamiento de equipo
Este esquema financiero permite adquirir toda la maquinaria y equipo que se necesite, desde el mobiliario de la oficina hasta grandes maquinarias para una fábrica, con la opción de que seas o no el dueño. Todos los bienes arrendados pueden usarse a cambio de un pago inicial y mensualidades.

Existen dos tipos de arrendamiento en el mercado mexicano: el financiero y el puro. En el primero tendrás que liquidar el total del precio de los bienes que hayas adquirido en un tiempo determinado, así como las cargas financieras o intereses que el arrendador determine. Esta opción te permitirá ser el propietario de los bienes que estés utilizando después del tiempo pactado en el contrato.

Puedes recurrir al arrendamiento puro cuando tienes interés en estar siempre a la vanguardia, ya que, al igual que en el arrendamiento financiero pagas una cantidad inicial y das pagos mensuales. La diferencia es que, después de un tiempo, puedes cambiar el bien arrendado por uno nuevo por el mismo pago que hasta el momento estés realizando. 

Por ejemplo, si en tu oficina necesitas 10 computadoras y eliges el esquema de arrendamiento financiero, el arrendador te proporcionará el equipo que necesitas. Al precio total de los 10 equipos le sumará un interés y el total te lo dividirá en determinados meses. Al término del tiempo pactado, podrás pagar una cantidad sim-bólica que te permitirá ser el dueño de esas computadoras.

Ahora bien, si optas por el arrendamiento puro, el procedimiento será el mismo que en el financiero, pero con la diferencia que al final del tiempo pactado puedes elegir por la opción de renovar todo tu equipo. Así que, por el mismo pago que estabas haciendo podrás tener todas tus computadoras nuevas.

7 Outsourcing
Cada vez es más común entre las empresas de todo el mundo que, para conseguir el personal que necesi-tan, recurran a la tercerización de servicios en lugar de contratar personal.

“El outsourcing es una opción que te ahorrará muchos recursos al momento de iniciar tu empresa, ya que podrás dedicar todo tu esfuerzo a la operación diaria de tu negocio sin necesidad de preocuparte por otras áreas”, asegura Rodrigo Arévalo, analista de Negocios de New Ventures México.

Existen empresas, como Manpower, que se dedican a la colocación de personal. Tú contratas su servicio y ellos se encargan de la selección y contratación de los empleados que necesitas, sin que tengas que invertir en un área de recursos humanos.

Otra opción es que, si necesitas vendedores, llegues a un acuerdo con ellos para que su sueldo sea sólo la comisión sobre los productos que logren vender. De esta forma no tendrás que dar un sueldo base y los mo-tivarás para que alcancen y superen sus objetivos.

www.soyentrepreneur.com