Hide this Looking for English Content? Click here

Acento Mexicano: Posiciona tu producto

Juan Manuel Alvarado logró impulsar la producción a escala de artesanías mexicanas.
Acento Mexicano: Posiciona tu producto
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Juan Manuel Alvarado, fundador de Acento Mexicano tenía un sueño: impulsar la producción a escala de artesanías mexicanas. Y así lo hizo. Hoy, su empresa de artículos de decoración mantiene un crecimiento del 35% anual y comercializa más de 800 productos en almacenes de México y el extranjero, como Liverpool, Sam’s Club, Sanborns, Target (en Estados Unidos) y El Corte Inglés (en España).

La fórmula maestra, asegura Alvarado, ha sido apostar por el diseño tanto en las artesanías y su empaque como en su exhibición. Eso fue clave para posicionar el producto y la marca. El gran reto, cuenta, fue hacer uso de la tecnología para superar la nostalgia de lo “hecho a mano” y dinamizar el segmento de las artesanías.

Todo comenzó en 1995, cuando en búsqueda de ingresos adicionales mientras estudiaba en la universidad, el emprendedor comenzó a vender en una carreta de un centro comercial. Las artesanías, que compraba a pequeños productores, eran novedosas porque reflejaban el espíritu popular de México, pero con un estilo refinado y elegante. Fue tal la demanda que, al año siguiente, el emprendedor definió un modelo de negocio que tendría como eje principal una estrategia muy puntual de producción y distribución.

El crecimiento no se hizo esperar. Dos años después, con el fin de convertirse en fabricante, Alvarado invirtió sus ganancias en maquinaria. ¿Para qué? Acento Mexicano enfocaría sus esfuerzos a la producción y, en consecuencia, obtendría el control total sobre la calidad de sus productos.

Las metas de la compañía eran ofrecer calidad a un precio competitivo, además de mejorar ciertos procesos internos como la reducción de tiempos de entrega y difusión. “La idea era que la producción en serie y el volumen multiplicarían el impacto de la marca”, recuerda el empresario.

Las cartas estaban puestas sobre la mesa. La firma se dedicaría a producir y, por lo tanto, el siguiente paso era definir a través de quién vendería los artículos, ya que estaba decidido que no iban a abrir tiendas propias.
 
Entonces, Alvarado seleccionó tres canales de distribución: cadenas comerciales, tiendas detallistas (mueblerías, tabaquerías de hoteles y regalerías) y clientes institucionales (corporativos y dependencias de gobierno).

Así, gracias a una acertada estrategia comercial y a la “tecnología aplicada al producto y a la empresa” –que implicó la implementación de SAP, Business One en 2006, para manejar los procesos–, hoy se pueden adquirir candelabros, portarretratos, baúles y floreros de Acento Mexicano en Canadá, Alemania, Puerto Rico y Sudáfrica, por mencionar algunos puntos de venta alrededor del mundo.

A mediano plazo, la compañía planea operar un centro de distribución en EE.UU. Este año se enfocará en consolidar su presencia en Centroamérica y el mercado nacional, en donde participa con 3,000 puntos de venta en los 32 estados del país.

Estrategias de innovación

Transforma un producto tradicional en algo novedoso y no dejes de renovarte nunca.

No te conformes con un segmento de mercado, trabaja para conquistar todo el sector.

Dale personalidad a tu marca cuidando la imagen de tu producto en empaques, presentación y puntos de exhibición.

Desarrolla una estrategia comercial basada en tu volumen de ventas. Además, elije los canales de distribución de acuerdo a la naturaleza de tu producto. De nada sirve saturar el canal de distribución con productos si no generas demanda en el consumidor final. Para lograrlo, debes mantenerte atento a las tendencias del mercado.Para conocer más casos de éxito visita nuestra sección:Emprendedores

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.