Emprendedores

Evita una sucesión dolorosa

Con más de 81 años en el mercado, Guía Roji logró superar dos cambios de estafeta. Hoy, el reto es prepararse con tiempo para elegir al tercer presidente.
Evita una sucesión dolorosa
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Cuando se trata de empresas familiares, “los sentimientos siempre ganan”, dice tajante Joaquín Palacios Roji García, un experimentado empresario que, después de dirigir por 40 años el negocio, intenta asimilar los sinsabores del retiro.

Y aunque el proceso de dejar Guía Roji, una firma editorial especializada en cartografía, fue doloroso, Joaquín reconoce que no hay nadie mejor que su hermano Agustín para ocupar su lugar. “Aunque al principio me costó mucho aceptar que ya no sería yo quien tomaría la decisiones”, confiesa.

Pero, ¿por qué le fue tan difícil retirarse? Simple. En la empresa no existía un plan para hacer un cambio de estafeta paulatino, ni mucho menos un consejo de administración que ayudara a tomar decisiones frías y certeras.

Hoy, luego de siete años, Joaquín por fin vive tranquilo en Guadalajara, Jalisco, cuenta con una oficina en el edificio del negocio familiar –ubicado en la colonia San Miguel Chapultepec, de la Ciudad de México– y sólo participa como consultor. Mientras tanto, Agustín está completamente dedicado a hacer crecer la empresa.

“A partir de la salida de mi hermano, decidimos establecer cuáles serían las condiciones para elegir a mi sucesor”, apunta Agustín Palacios Roji García, actual presidente de la compañía. “Sin duda esto me permitirá prepararme para el retiro con mucho tiempo de anticipación”.

Los expertos en empresas familiares aseguran que para aplicar efectivamente un plan de sucesión y de retiro es básico iniciar el proceso con un mínimo de 10 años de anticipación. “No sólo se trata de planeación, también se necesitan asesores”, asegura Agustín. Por eso, contrataron los servicios profesionales de Horwath Castillo Miranda, un despacho de contadores públicos y con-sultores de negocios.

Así, además de fortalecer el equilibrio entre la familia y el negocio, los directores de Guía Roji impulsan día a día el desarrollo de estrategias de tecnología, lanzamientos de productos y análisis de riesgos.
 
NUNCA OLVIDES EL PASADO
Dueños de una empresa con 81 años de historia, los hermanos Palacios Roji García están convencidos de que la mayor lección de los negocios familiares es aprender de los errores. Y es que la sucesión entre Joaquín y Agustín no ha sido la única por la que pasó la empresa.

La primera fue en 1962, cuando murió Joaquín Palacios Roji Lara, su padre y fundador de la firma. Como tampoco existía un plan de sucesión, Joaquín tomó la presidencia con sólo 17 años de edad. “Aunque fue una etapa compleja, salimos adelante por-que tanto Joaquín como yo entendíamos el negocio, ya que participamos en él desde niños”, aclara Agustín. “Lo mismo sucede con nuestros hijos y eso asegura la permanencia de Guía Roji”.

Los resultados del buen desempeño de los hermanos Palacios Roji García al frente del negocio son evidentes. La empresa cuen-ta con 150 empleados y es la compañía líder en su mercado con más de 300 productos –entre ellos, mapas de las ciudades más importantes de México, Estados Unidos, Guatemala y Belice–.

Además, Guía Roji distribuye sus guías a través de oficinas propias y, contrario a otros negocios familiares, aplicó a tiempo y sin re-zagos (desde hace 19 años) tecnología de punta en cada uno de sus procesos. Así, se convirtió en la primera empresa en registrar mapas en formato CD-ROM, mientras que también cuenta con tres líneas de productos GPS o sistemas de posicionamiento global y el Directorio Roji. Y no sólo eso, la compañía está por lanzar un modelo de franquicias.

El siguiente paso será superar uno de los retos más difíciles de las empresas familiares: elegir sucesor entre los miembros de la tercera generación. “Si bien sabemos que el proceso será complicado, la decisión definitiva se tomará en el consejo de adminis-tración”, asegura Agustín

LECCIONES DE FAMILIA 
No es lo mismo ser dueño que líder.
La familia Palacios Roji García está integrada por cuatro hermanos (dos mujeres y dos hombres). Hoy, únicamente tres participan en la firma como accionistas y sólo Agustín (junto con el consejo de administración) toma las decisiones.

Crea un consejo de administración funcional. “Del dicho al hecho hay mucho trecho”, dice el refrán. No es suficiente con que las reglas del juego estén claras, aplícalas.

Invierte en capacitación. “Para identificar y corregir tus errores, lo más importante es la preparación. Por eso, no dudo en asistir a conferencias para empresas familiares”, dice Agustín.

Renovarse, siempre. La empresa debe evolucionar junto con las exigencias y tendencias del mercado. No temas incluir tecnología, recuerda que lo que funcionó en el pasado no siempre aplica para enfrentar el futuro. La clave: habla del tema con todas las generaciones de tu familia, sólo así entenderán los beneficios que ésta puede traerle al negocio.