Franquicias

Elige el modelo de franquicia ideal para ti

Si estás decidido a emprender un negocio en el fascinante mundo de las franquicias, sigue estos cinco consejos que te ayudarán a tomar la mejor decisión.
Elige el modelo de franquicia ideal para ti
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Abrir un negocio no es cosa fácil, ya que siempre existe la posibilidad de que las cosas no salgan como las planeaste. Y aunque, según las estadísticas, en el caso de las franquicias las posibilidades de un fracaso se reducen sólo al 10% en el segundo año de operaciones, sumarse a este modelo de negocios requiere tres palabras clave: investigar, investigar e investigar.

Para Jorge Valencia López, director general de la consultora Interfranquicias, la mejor estrategia para quienes planeen entrar este 2010 a una red de franquicias es el conocimiento. Primero sobre cómo funciona el modelo, y segundo, sobre las tendencias actuales del mercado.

La razón es simple. En México existen más de 1,000 oportunidades de negocios que operan con un esquema de franquicias. Las hay nacionales y extranjeras, en casi todos los giros de negocios e industrias. Y no sólo eso. Algunas son de baja inversión, otras ofrecen créditos e, incluso, están las que te permiten trabajar sólo medio tiempo o desde la comodidad del hogar.

Y ante tanta oferta seguramente te preguntarás: ¿cómo elegir la franquicia ideal para mí? Con el fin de brindarte todas las herramientas que necesitas para detectar el negocio al que le apostarás gran parte de tu patrimonio y horas de trabajo, aplica esos cinco consejos.

Y recuerda: convertirte en franquiciatario requiere de un compromiso a largo plazo, que debes asumir con la mayor responsabilidad.

1. Descubre si tienes el perfil de un franquiciatario. Si lo que te define es ser un generador de proyectos, tu mayor cualidad es la creatividad, no te gustan los jefes ni tampoco seguir reglas… quizá las franquicias no sean para ti. Recuerda que una de las ventajas de ser franquiciatario es que el franquiciante te transferirá sus conocimientos y experiencias -por lo que hay menos posibilidades de fracaso-, pero también te obligará a seguir al pie de la letra sus manuales de operación y políticas establecidas.

¿La razón? “Uno de los retos de las franquicias es mantener sus unidades franquiciadas estandarizadas”, dice Valencia. “Las franquicias son para la gente que puede vivir con el balón de alguien más”. Pregúntate: ¿estoy dispuesto a renunciar a cierta independencia? Y no olvides que para ser franquiciatario también necesitas saber trabajar en equipo, respetar la privacidad de la información que se te otorgue y trabajar alineado a la franquicia… pero sin dejar aportar ideas que contribuyan a toda la red.

2. Dedícate a lo que a ti te gusta. No hay dudas: no hay mejor negocio que el que te apasiona. Sin embargo, para tener éxito como franquiciatario necesitas elegir un giro que no sólo vaya contigo, sino que participe en un segmento con altas posibilidades de crecimiento. Al elegir pregúntate: ¿estoy dispuesto a hacer esto en los próximos 10 años de mi vida? Si tu respuesta es sí, tienes parte del camino ganado.

Luego de saber a qué giro te quieres dedicar selecciona más de una franquicia para que puedas comparar los montos de inversión, utilidades, modelos de trabajo, tiempo estimado de recuperación de tu inversión, etc.

3. Haz cuentas. Aunque el dinero no debe ser el eje principal de tu decisión, sí existen aspectos monetarios que debes considerar. Lo más recomendable es pensar en una franquicia en la que la inversión inicial más la cuota de franquicia no excedan del 80% de tus recursos disponibles, ya que necesitarás liquidez para enfrentar cualquier eventualidad. Pregúntale al franquiciante si habrá pagos adicionales a estos dos conceptos y no olvides que además de la cuota de regalías (si es el caso), deberás cubrir gastos como luz, agua, renta, nómina, etc.

Asegúrate de preguntarle al franquiciante si cuenta con un esquema de financiamiento que te permita tener mayor margen de maniobra para la operación diaria de tu negocio. Un consejo: confirma las cifras que te dio el franquiciante con algunos franquiciatarios de la red.

4. Conoce el modelo a fondo. Existen cuatro puntos clave para saber si la franquicia a la que estás por incorporarte vale la pena.

a. Evalúa cómo opera. “Haz todas las preguntas que tengas, aunque pienses que son obvias. Si no recibes rápidamente una respuesta del franquiciante… piensa en otra opción”, señala Valencia. Es que si en el momento en que eres sólo un prospecto la comunicación no fluye, seguramente cuando formes parte de la red las cosas empeorarán.

b. Visita todas las unidades franquiciadas posibles y revisa si están estandarizadas en su operación, oferta, ambientación y servicio. Acércate a los franquiciatarios y hazles preguntas sobre cómo es la atención del franquiciante, si el modelo cumplió con sus expectativas y si comprarían una segunda unidad. Averigua además cuánto les costó desarrollar su negocio, qué tan exacta fue la información contenida en la Circular de Oferta de Franquicias (COF), cuánto tiempo transcurrió para que tuvieran utilidades, en cuánto tiempo recuperaron su dinero, cómo es la operación y administración diaria de la franquicia, qué acciones se realizan para asegurar que el sistema opera con consistencia en todas las sucursales, cómo es la relación con el franquiciante y qué apoyos reciben.

c. Estudia los beneficios que te darán. Es básico que desde el principio conozcas qué tipo de asistencia técnica y mantenimiento de maquinaria y equipo te ofrecerá la franquicia. También contempla los planes de capacitación y asegúrate de que éstos te den las armas para operar la unidad. Analiza si es continua o únicamente para arrancar, y si también ofrecen apoyo para empleados.

Aclara además con el franquiciante si te ayudará a seleccionar la ubicación del local, si será él quien hará los estudios del mercado meta y si te dará precios preferenciales para comprar insumos.

d. Otros aspectos que debes investigar son los siguientes: si la franquicia cuenta o no con un desarrollo completo, cada cuánto tiempo actualiza sus manuales, en qué mercados tiene mayor éxito, si necesitas operarla tú o puedes ser sólo inversionista, con cuántas unidades cuenta y cuáles son las proyecciones de crecimiento de la firma.

5. Revisa los aspectos legales. La ley exige que el otorgamiento de una franquicia quede registrado en un contrato por escrito y en él, entre otras cosas, se establecen los tiempos en que podrás gozar del uso de marca, las condiciones de operación del modelo, así como la solución a ciertas contingencias. Toma en cuenta que la Ley de Propiedad Industrial establece que antes de efectuar cualquier pago y, por lo menos 30 días antes de la firma del contrato, el franquiciante debe proporcionarte su Circular de Oferta de Franquicia (COF).

¿De qué se trata? De un documento que contiene la información mínima que un inversionista necesita tener antes de adquirir una franquicia, como nombre y razón social, dirección, montos y conceptos de los pagos a cubrir, la zona territorial de operación del franquiciatario, obligaciones y derechos, etc.

Si una empresa te dice que es franquicia pero no tiene este documento, es un motivo su-ficiente para descartarla. De hecho, en caso de que no te entreguen a tiempo la circular, como franquiciatario podrás pedir la anulación del contrato y demandar por daños y perjuicios.

 

www.SoyEntrepreneur.com