Consultoría

Apuesta por la creatividad y la innovación

Estos dos elementos forman una de las mejores alianzas para las franquicias, superar los tiempos de crisis y, sobre todo, crecer.
Apuesta por la creatividad y la innovación
Crédito: Depositphotos.com

La velocidad con que se da el cambio en el mundo es constante e irremediablemente no hacemos negocios como hace cinco años. De ahí la importancia de innovar más en nuestras prácticas convencionales, porque el cambio se da en nuestras propias necesidades, en la vertiginosidad con que las cosas se transforman, en la mentalidad y, por qué no decirlo, también en nuestra creatividad.

La creatividad en las franquicias surge ante la necesidad del cambio, por el impulso de mejorar las actividades y ofrecer servicios de manera integral con base en lo que demanda el público consumidor. Hace poco, fuimos testigos de lo que las franquicias son capaces cuando se enfrenta a situaciones atípicas como la influenza.

El cierre de unidades que produjo esta contingencia impulsó la venta de comida para llevar en las principales cadenas de franquicias de alimentos, aumentando sus ventas hasta un 30% en algunos casos y dando mayor empuje a los nichos que en ocasiones tenían poco explotados. Por su parte, algunas farmacias establecieron políticas de compra de insumos que prevenían el contagio.

Pero, ¿qué pasa cuando no estamos en una situación de emergencia y hay que seguir creciendo? La economía actual y el ritmo con el que se mueven los principales mercados nos sitúan en un punto donde no podemos dejar de lado la innovación de productos o servicios; desde precios y promociones, hasta la creación de nuevos productos.

Todo esto para retener a nuestros clientes y captar nuevos, ya que hoy en día la fidelidad por una marca en específico se ve disminuida por la cantidad de opciones que existen en el mercado. Por ejemplo, en nuestro país, antes de la llegada de las grandes cadenas de hamburguesas, algunas firmas mexicanas no tomaron las previsiones necesarias e irremediablemente desaparecieron.

Y como éste, podríamos dar el testimonio de muchas empresas en distintos giros que por falta de innovación y de otros factores salieron del mapa. Por lo tanto, la creatividad es una inyección de adrenalina en las franquicias y en la vida misma, pues no podemos actuar como lo hacíamos hace algunos años. Aunque con base en estas experiencias conseguimos buenos resultados, debemos dirigir nuestros esfuerzos para ser mejores cada día.

También es importante que los franquiciantes se apoyen en sus franquiciatarios para encontrar nuevos productos y servicios acorde a la demanda de sus consumidores finales. Por ello, hay que tomar en cuenta diferentes factores a la hora de innovar, entre los que destacan los siguientes.

• Analizar las oportunidades. Busca fuentes de información y analiza el mercado y la competencia, los procesos, los cambios demográficos y los nuevos conocimientos. Esta búsqueda debe ser bien organizada y estar cimentada en la realidad del mercado.

• Escuchar a las personas. Haz preguntas y observa la reacción de la gente, así podrás detectar las necesidades.

• Simplificar y centrarse. La innovación debe solucionar un problema y cubrir una necesidad. Si tu idea es vaga desde el comienzo, probablemente se va a tornar confusa.

• Probar en un par de unidades. La innovación efectiva debe ser avalada primero en unas cuantas sucursales, para hacer más sencilla la corrección de los errores que pudieran presentarse.

• No te preocupes porque el servicio o producto no sea del todo “revolucionario”. La innovación va a ser manejada por seres humanos y la gran mayoría somos gente común y corriente que no puede lidiar de un día para otro con cambios que no son fáciles de entender.

• Enfocarse en el presente. Es bueno prever que en un futuro las necesidades del mercado serán otras, pero hay que enfocarse en el presente; con la seguridad de que si hacemos bien las cosas hoy, en un futuro crecerá la demanda de los servicios o productos.

• Mantener las cosas simples, “simples”. No es necesario inventar o dificultar la operación de tus unidades si tienen poca complejidad. El innovar radica en que todas las operaciones o los métodos de trabajo simplifiquen las actividades realizadas.

• Pide ideas, no “buenas ideas”. Las ideas que pueden aportar los franquiciatarios son lo más importante para la creatividad. Por ello, hay que darles confianza para ser escuchados y nunca desechar ninguna posibilidad, ya que de ellas pueden surgir grandes innovaciones a corto, mediano y largo plazo. El panorama muestra que pesar de la crisis las franquicias salen adelante, aprendiendo nuevas maneras de hacer sus actividades, y con base en estas situaciones. Por ello, afirmo que en una franquicia se ofrece creatividad e innovación en todo momento y que una franquicia “sana” es la que toma en cuenta muy en serio las ideas de sus franquiciatarios.

Como empresarios, tenemos que ver a la creatividad como una de nuestras mejores herramientas para tiempos de crisis y de crecimiento, porque en esos momentos nos damos cuenta de qué estamos hechos. Aquí una receta de Peter Drucker para innovar de manera eficiente.

• Una taza de ingenio.
• Una taza de conocimientos.
• Una taza de talento.
• 50 tazas de TRABAJO.
• 50 tazas de ESFUERZO y dedicación.


* El autor es director general de Feher & Feher S.C. Consultoría en Negocios y Franquicias.
ferenz@feherandfeher.com





www.SoyEntrepreneur.com