Franquicias

Súmate a una marca probada

Comprueba por qué, aún en épocas difíciles, adquirir una franquicia puede ser la opción para abrir el negocio que siempre soñaste. Franquiciatarios de Excel Tours te cuentan su historia.
Súmate a una marca probada
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Arturo Mejía era parte de las estadísticas. Y es que él pertenecía al 40% de los jóvenes mexicanos con estudios profesionales que trabajaban en alguna actividad no relacionada a su carrera. Cuando concluyó su licenciatura en administración hotelera, entró a trabajar a la empresa de su familia dedicada a la importación de autopartes.

Pero las ventas se vieron afectadas cuando la crisis económica golpeó a la industria automotriz a nivel mundial a finales del 2008. Fue entonces que Mejía decidió dejar la compañía y asociarse con Ricardo Vázquez –uno de sus amigos de la universidad– para abrir un negocio en el sector turístico.

Luego de investigar el mercado, los socios se encontraron con Excel Tours, una franquicia de agencias de viajes en la que encontraron el negocio que buscaban. “Nos interesó porque sabíamos que en este giro lo que te hace competitivo son los precios en boletos de avión y hoteles y eso se consigue por volumen de venta con los proveedores. Al estar en una red de 50 sucursales, podíamos obtener ese beneficio”, señala el emprendedor.

Otro factor que llamó su atención fue que al adquirir la franquicia iban a tener el respaldo y la asistencia permanente de la firma. “No teníamos experiencia pero no estábamos solos. La compañía nos brindaba la ayuda que necesitábamos para salir adelante con todo y crisis. Así, el riesgo de emprender se reducía de manera importante”.

Y estaban en lo correcto. Excel Tours les otorgó la licencia de marca, manuales de operación y los capacitó en ventas, servicios turísticos, administración, contabilidad y mercadotecnia. De esta forma, en febrero de 2009 –a dos meses de haber hecho el primer contacto con la firma y con una inversión de $200,000–, Mejía y su socio estaban cortando el listón de su propia agencia de viajes.

En un principio, el negocio se mantenía a flote atendiendo a viajeros de placer. Pero en abril, otro problema sacudió a México: el virus de la influenza AH1N1. Esto paralizó a la industria turística nacional, haciendo que la nueva empresa se viera en peligro. “Fueron momentos muy difíciles”, afirma. “Hubo semanas en que no tuvimos una sola transacción, nadie nos compraba porque no querían viajar”.

Pero más que quedarse sentados a esperar que la situación mejorara, los empresarios tomaron la iniciativa y modificaron su oferta. ¿Cómo? En lugar de concentrarse en el visitante recreativo y de descanso, ampliaron sus servicios y se enfocaron en el turismo de negocios con paquetes orientados a corporativos, grupos y convenciones. También comenzaron a organizar excursiones culturales para estudiantes y los llamados “viajes de generación” para celebrar el fin de cursos. “Descubrimos un nuevo mercado que sí estaba comprando en ese momento. Sólo renovándonos pudimos salir adelante”, confiesa el directivo.

Otra estrategia que les funcionó fue manejar productos complementarios para satisfacer a sus nuevos compradores. Así, introdujeron el sistema Ticket Bus –venta de boletaje y reservaciones de autobuses– lo que incrementó las ventas mensuales de la compañía. Pero antes, tuvieron que acudir con el dueño de la empresa para plantearle esta posibilidad. “Le hicimos entender que era una buena táctica para levantar el negocio y nos dejó hacerlo”, asegura.

Gracias a estas acciones, Arturo Mejía y Ricardo Vázquez aseguran que ya alcanzaron el punto de equilibrio y que, por lo tanto, ya generan utilidades por su actividad. Aunque esperan que los resultados sean mejores el próximo año, pues planean contratar a uno o dos vendedores que les ayuden a captar más clientes e incluso piensan abrir una nueva sucursal.

Toma una decisión inteligente
Si estás decidido a comprar una franquicia, toma nota de estas lecciones que te ayudarán a aumentar tus posibilidades de éxito como franquiciatario.

1. Elige bien. El sector franquicias reúne a unas 900 marcas –234 de ellas, incluyendo a Excel Tours, dentro del Programa Nacional de Franquicias–. Por ello, lo primero es definir a qué te quieres dedicar, según tus gustos, habilidades y preferencias. Mejía recomienda analizar que el producto o servicio sea de tu agrado y que sientas pasión por la actividad que estás a punto de emprender.

2. Investiga. Analiza a la empresa en la que estás interesado. Infórmate en la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF) o en los despachos certificados y no olvides consultar los medios especializados.

3. Sondea. Acércate a los franquiciatarios de la red para preguntarles cómo ha sido su experiencia con la firma. Ellos son la fuente más confiable para conocer sus ventajas y puntos débiles. “Nos pusimos en contacto con varias sucursales y eso nos aclaró varias dudas. Las buenas referencias fueron clave al momento de decidirnos por Excel Tours”, reconocen los socios.

4. Aporta ideas. “Las franquicias no son un sistema totalitario en el que no hay libertades. Al contrario, si tienes propuestas, puedes llevarlas a cabo siempre que no perjudiquen a la organización”, asegura el emprendedor. Recuerda que tú manejas tu negocio. Por eso, busca mejorar los procesos, implementar nuevas estrategias, innovar los productos y hacer sugerencias cada vez que te sea posible.


www.SoyEntrepreneur.com