Plan de Negocios

Abre una casa de retiro

Toma nota del Plan de Negocio para montar una residencia para el cuidado de adultos mayores. Tu mercado: más de 9 millones de clientes.
Abre una casa de retiro
Crédito: Depositphotos.com

Confirmado: la población de México está envejeciendo. De acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo), hay 9.4 millones de personas mayores de 60 años –que representan el 8.5% del total de la población–, de los cuales tan sólo 4.4 millones se encuentran en edad productiva. Para las próximas décadas, se prevé que uno de cada tres mexicanos pertenecerá a este segmento y que el 85% de ellos necesitará de la ayuda de otra persona para llevar una vida normal.

Según proyecciones de la Asociación Mexicana de Asistencia para el Retiro (AMAR), dentro de los siguientes 10 años se espera la llegada de unos cinco millones de baby boomers (estadounidenses nacidos después de la Segunda Guerra Mundial entre 1945 y 1965), quienes se mudarán al país para pasar su retiro. Por lo tanto, necesitarán de instalaciones y atención especializada. Este efecto, conocido como Gray Tsunami, generará una demanda que abrirá nuevas oportunidades de negocio para cubrir las necesidades de consumo, recreación y esparcimiento de este nicho.

De acuerdo con Liliana Peralta, propietaria y directora general de la Residencia y Club Geriátrico Vista Hermosa, con sede en Morelos, la manutención de un adulto mayor requiere de entre $10,000 y $12,000 mensuales –si están sanos–. Pero si padece alguna enfermedad o necesita cierto medicamento, su costo de vida se eleva a unos $20,000 o $25,000. Esta cifra se duplica si vive en casa, ya que se tiene que pagar a una enfermera que lo cuide las 24 horas, lo alimente, lo asee y supervise la toma de sus medicinas o sus visitas al doctor.

Sin embargo, contratar a una persona que lo atienda supone un fuerte gasto para las familias en comparación con la cuota mensual de un lugar especializado. Además, una casa de retiro ofrece, entre otras ventajas, mejores cuidados y, al mismo tiempo, evitará que se sienta solo, triste o abandonado. Todo esto en convivencia con otras personas de su generación.

Cómo opera el modelo

Una casa de retiro también es conocida como estancia, residencia o centro de día, y puede ser pública, social o privada. En estos lugares se proporcionan distintas alternativas ocupacionales para los adultos mayores, como actividades culturales, deportivas, recreativas y de estímulo, así como cuidados de salud y atención especial. Su objetivo es fomentar el desarrollo de todas sus facultades –físicas, mentales, emocionales, cognoscitivas, etc– y ésta es la principal característica que las diferencia de los asilos tradicionales para ancianos.

En la mayoría de los casos, son los familiares quienes se acercan a esta clase de negocios ya que su dinámica laboral les impide estar al pendiente de sus parientes. Esto curre especialmente luego de una operación o cuando requieren de cuidados especiales y rehabilitación. Un menor porcentaje de clientes son los huéspedes que, por su propia voluntad, se inscriben en estos lugares para tener una mejor calidad de vida, sin peligros y en compañía de gente afín.

Ambas necesidades se cubren ofreciendo, ya sea la estancia temporal o el alojamiento permanente. Dependiendo del servicio que se contrate, el costo promedio va desde $4,500 hasta $15,000 al mes, que incluye cinco alimentos al día, servicio de lavandería y asistencia en su higiene personal, así como las actividades complementarias.

Listos para emprender

Las condiciones de vulnerabilidad y la modernización de las políticas públicas de atención al adulto mayor han llevado a que éste sea un sector altamente regulado por las autoridades. Todo emprendimiento en este campo debe acatar la Norma Oficial Mexicana NOM-167-SSA1-1999 para la Prestación de Servicios de Asistencia Social para Menores y Adultos Mayores, vigente desde el 17 de noviembre de 1999 (http://dof.gob.mx).

Esta norma detalla los requisitos que se deben cumplir cuando se les brinde el alojamiento –por día, temporal o permanente–, así como la operatividad de un centro para el adulto mayor. Para abrir una casa de retiro sólo necesitas el permiso de la Secretaría de Salud, que periódicamente inspeccionará tu casa de retiro. En primer lugar, la legislación señala que tus instalaciones deben tener el espacio necesario, según las condiciones motrices de las personas, tanto para las que aún pueden valerse por sí mismas como para quienes deben trasladarse en silla de ruedas.

Jorge Alberto García Nieto, socio del Estudio Arquitectura Natural (www.an-arquitectura.com) –firma especializada en diseño e imagen de proyectos–, afirma que la inversión para esta infraestructura varía según el tamaño del terreno o inmueble. Por ejemplo, para construir una casa de retiro nueva en una superficie de 150 a 250m2, el costo asciende a unos $500,000, mientras que el desembolso para adaptar una vivienda que cumpla con la normatividad, no rebasa los $100,000.

El modelo de negocio que aquí se plantea consiste en rentar una casa de unos 350 a 500m2, que tenga entre cuatro y cinco habitaciones, con jardín e idealmente de una sola planta. Esto último facilita el desplazamiento de aquellas personas con algún impedimento físico y al mismo tiempo disminuye los gastos de adecuación. El costo del proyecto arquitectónico debe incluir la construcción de rampas de acceso, ampliación de entradas y puertas, además de la revisión y, en su caso, renovación de las instalaciones hidráulicas, eléctricas y de gas.

De este presupuesto, el 40% se destina para la compra de materiales, 30% para la mano de obra y un 15% al pago de los honorarios del arquitecto. Con el 15% restante se adquiere instrumental técnico: lámparas de emergencia con sensor de movimiento para los pasillos, detectores de humo, alarmas sonoras de emergencia, timbres e interfonos para los dormitorios, adaptadores sanitarios en los inodoros y regaderas tipo teléfono para facilitar el aseo de las personas.

También se requiere una inversión de $150,000 a $200,000 para comprar los muebles de la sala, el comedor y las recámaras; los enseres domésticos y suficientes juegos de sábanas y otros blancos. Además de las facturas por los servicios básicos de agua, luz, gas y teléfono, los gastos de operación suponen mantener una despensa bien surtida y, en este caso, pagar la renta y nómina del personal externo y de planta.

Contrata gente especializada

Operar una casa de retiro requiere de personal facultado en gerontología y geriatría, quienes son los especialistas en el proceso de envejecimiento y cuidados que los adultos mayores deben recibir para cuidar su salud física y mental. Además de un médico y nutriólogo, se integra una plantilla de auxiliares o cuidadores. El equipo de trabajo se puede complementar incluso con psicólogos, quiroterapeutas o fisioterapeutas, que brinden terapias de rehabilitación para quienes lo necesiten.

Estos profesionales –que se contratarían vía outsourcing– cobran honorarios de $400 a $1,000 por cuatro visitas al mes. El sueldo para los cuidadores (o auxiliares de enfermería), la cocinera y el empleado de limpieza/recamarero oscila los $2,000, mientras que para una enfermera es de $6,000 mensuales, según lo establece la Comisión Nacional de Salarios Mínimos.

Aunado a este perfil, los trabajadores deben tener el tacto y la delicadeza para tratar a los adultos mayores. Esto es particularmente importante al momento de ayudarlos a controlar un ataque de ansiedad o identificar las molestias por la cuales dejan de comer o de participar en alguna actividad. Así, un equipo humano –con trato cortés y sensible– es el elemento clave para dar confianza a los familiares de que se trata de un lugar seguro y profesional.

Liliana Peralta, quien también asesora a otros interesados para que abran su propia casa de retiro, opina que se puede hacer una magnífica empresa de un geriátrico. Por ser un giro blanco, se obtienen los permisos de forma ágil. En el caso de la licencia sanitaria, sólo hay que establecer un contrato con un médico que funja como responsable de la supervisión de la salud de los huéspedes, haga las valoraciones clínicas y dé seguimiento a su historial.

Amplía tus servicios

Las actividades físicas también deben ir acorde a la condición de los residentes. El yoga, tai-chi, baile y canto son las más adecuadas para su edad. En tanto que las terapias ocupacionales como las manualidades, clases de pintura o dibujo les ayudarán a mantener sus capacidades psicomotrices.

Una recomendación es crear alianzas con otras instituciones análogas para ofrecer un mayor abanico de distracciones. Además del INAPAM, puedes vincular tu casa de retiro con el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) o la Universidad de la Tercera Edad (ubicada al sur de la Ciudad de México) que, además de la oferta de educación superior, maneja todo tipo de clases y cursos. Por ejemplo, tanatología, control de la diabetes y administración del tiempo libre.

Aprovecha las ventajas de las que gozan las personas mayores en cuanto a precios y descuentos en servicios de transporte, hoteles, espectáculos y casas de cultura. De esta manera, puedes proporcionarles más actividades de esparcimiento y de educación, que les permitirán continuar con su desarrollo en esta etapa de sus vidas.

Directorio

Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores
01 (55) 5536 1143
01 (55) 5687 9182
www.inapam.gob.mx
México DF

Asociación Mexicana de Asistencia en el Retiro (AMAR)
01 (664) 681 0433
www.amar.org.mx
Tijuana, BC.

Asociación Mexicana de Atención Integral para Personas de la Tercera Edad (AMAITE)
01 (55) 5573 1500
México DF

Consejo Mexicano de Geriatría, A.C.
www.consejodegeriatria.com.mx
México DF

Adultos Mayores
Web especializada en la atención de los adultos mayores en México.
www.adultosmayores.mx

PROVEEDORES
Mobility Car Solutions
Venta y renta de sillas de ruedas y sillas salva-escaleras.
01 (55) 5781 2307
www.mobilitycarsolutions.com
México DF

Movilidad sin Límites
Venta de scooters y adaptación de elevadores para vehículos.
01 800 777 7675
www.movilidadsinlimites.com
Guadalajara, Jal.

ReActiv
Fabricación, comercialización, distribución y venta de artículos para la conservación de la salud.
01 (33) 3636 1212
01 800 368 8600
www.reactiv.com.mx
Zapopan, Jal.