Marketing

Cuida la lealtad del cliente ante un cambio

Las empresas exitosas han demostrado la importancia de mantener a sus clientes, haciendo que éstos le sean fieles, aun si ésta cambia.
Cuida la lealtad del cliente ante un cambio
Crédito: Depositphotos.com

Un cliente leal se caracteriza por repetir sus compras con regularidad, recomendar productos o servicios a otras personas, ser inmune a la presión de la competencia y tolerar un fallo ocasional en la atención que recibe.

Pero este comportamiento de compra, salvo escasas excepciones, no se logra de un día para otro. La fidelidad se construye, o destruye, con cada experiencia que un cliente vive en su interacción con la empresa y sus productos o servicios.

Un cambio en tu negocio puede ser un hecho que puede influir en la interacción del cliente con tu negocio y afectar en gran cantidad su lealtad hacia tu servicio. Ya sea un reajuste de precios o reestructuración del local, siempre deberás pensar en cómo ellos pueden percibir estos cambios.

Por lo tanto, si quieres mantener la lealtad de tus clientes debes seguir estos útiles consejos:

1. Mira, escucha y aprende las necesidades y opiniones de tus clientes porque es mucho más costoso hacer que vuelvan una vez que ya se han ido.

2. Pregúntale a tus mejores clientes mediante un “focus group”. Es increíble lo que se puede aprender conversarsando con los clientes, explicando la situación, y entonces tratar de resolver juntos el problema con formas creativas de manejar la situación.

3. No existen las decisiones pequeñas cuando se trata de un negocio. Siempre, hay que monitorear la satisfacción de los clientes porque su lealtad no puede ser tomada como algo seguro y eterno.

4. Controla cada variable por separado para saber cuáles puntos tienen el mayor impacto y por qué. A mucha gente no le gusta cambiar sus hábitos de ninguna manera. Si alteras muchas cosas al mismo tiempo, es difícil saber cuáles de los cambios son buenos o útiles y cuáles son rechazados o evitados por los clientes.

5. Hay que aceptar cuando se comete un error. Antes de realizar cualquier cambio de precio, asegúrate de saber cómo luce el escenario competitivo. Si no lo haces, corres el riesgo de terminar fuera de competencia, ya que no importa en qué rubro esté tu negocio, tus clientes siempre tienen varias opciones para elegir. Una mejor opción sería bajar ciertos costos en el negocio en lugar de aumentar los precios.


www.Soyentrepreneur.com