Marketing

Sé tu propio publicista

Conoce los secretos para iniciar una campaña efectiva de relaciones públicas que despierte el interés de las personas por saber más acerca de tu negocio.
Sé tu propio publicista
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Hoy y siempre las ventas son un punto fundamental para todas las empresas. Esto es doblemente cierto en el caso de aquellas empresas cuyos ingresos se basan en un solo producto o servicio. Por lo tanto, generar ventas de modo rentable es imperativo. Y la mejor manera de lograrlo es crear expectativas a través de campañas de prensa o de relaciones públicas, lo cual también añade credibilidad a la historia de tu compañía.

En comparación con la publicidad, el valor de una campaña de relaciones públicas exitosa puede ser más amplio. Y resulta más rentable si la haces tú mismo. Como emprendedor tienes una ventaja en particular, pues el público ama las historias que se refieren a creadores de ideas de negocios. Pero, sobre todo, quieren saber cómo es que alguien creó una organización desde cero.

Contratar a un profesional que se encargue de las relaciones públicas de tu empresa es una inversión que bien vale la pena, pero no es un gasto esencial. Especialmente si no cuentas con un presupuesto asignado. ¿Una misión imposible? No. Para facilitar la labor, no está de más que tomes en cuenta las siguientes recomendaciones.

El primer reto es tratar de pensar como reportero, editor de una revista o productor de una televisora. Ahora bien, ¿quién o quiénes in-tegran específicamente tu audiencia? ¿Tu oferta está dirigida a empresarios, mujeres, jóvenes o adultos mayores? ¿El formato de tu producto o servicio es serio o informal? Si tu empresa fuera un programa de televisión, ¿presentarías noticias reales o se trataría de una emisión matutina de entretenimiento?

Las respuestas a estas preguntas aportarán lo que necesitas para desarrollar “el gancho”. En la mayoría de los casos –de acuerdo a mi experiencia– este factor es el que marca la diferencia entre una campaña de relaciones públicas exitosa y una que fracasa de manera rotunda.

La clave para difundir tu historia en un amplio abanico de medios –como la televisión, radio, prensa escrita y sitios Web– es hallar ganchos originales y convincentes. Tu historia personal puede ser un buen gancho.
Por ejemplo, tal vez eres un padre de familia que trabaja desde casa porque no quiere formar parte del mundo corporativo. Quizá eres un profesionista recién egresado de la universidad, que se topó con un mercado altamente competido y esto te motivó a emprender. O bien, eres una abuela que siempre quiso tener su propio negocio, pero que hasta ahora lo pudo hacer realidad.

Una vez que tengas preparados tus ganchos, el siguiente paso es planear cuidadosamente tu campaña. Ann Noder, directora ejecutiva de Pitch Relaciones Públicas –una firma con sede en Estados Unidos y especializada en asesorar a empresas que recién inician–, identifica tres errores comunes a la hora de ejecutar. Conócelos y evítalos al momento de poner en práctica tu estrategia.

Error 1. “Ahí viene el lobo”. Si creas y distribuyes un boletín de prensa por cada suceso que ocurre en tu compañía, al final, se vuelve irrelevante para los medios. Este recurso debe reservarse para difundir acontecimientos que en verdad son trascendentes. Consejo: en lugar de enviar un boletín genérico a una lista de destinatarios anónimos, enfócate en captar el interés de un reportero, editor o productor.

Error 2. No entender que hay diferentes medios. No todos los canales de comunicación son iguales y, en consecuencia, no todos respon-den de la misma forma. Es probable que una publicación de negocios esté más interesada en contar tu historia emprendedora o en hablar de las ventas obtenidas el último mes. Por otro lado, considera que las necesidades de un programa de televisión están más enfocadas hacia los elementos visuales.
Por eso, tu tarea consiste en identificar cuáles son los medios locales, nacionales e, incluso, internacionales que tienes a tu alcance. Ve más allá y observa qué tipo de noticias publican y a qué tipo de público están dirigidos. El objetivo es que muestres una cara que sea atractiva para determinado periódico, revista, programa de radio o televisión.

Error 3. Pensar que siempre eres una noticia.
Para mantenerte vigente en el radar de los medios, debes agregar un ángulo de opor-tunidad. Esto significa, tener algo importante para dar a conocer. Por ejemplo, el lanzamiento de una línea de productos o servicios, la apertura de una sucursal o la innovación de algún proceso. Al hacer más relevante la historia le facilitas la labor al reportero y lo motivas a querer publicar de inmediato el acontecimiento.

www.SoyEntrepreneur.com