Oportunidades de negocio

Diversifica tu oferta y haz crecer tu negocio

Paradise World, un centro de diversiones ubicado en Metepec, apuesta por mejorar siempre su concepto.
Diversifica tu oferta y haz crecer tu negocio
Crédito: Depositphotos.com

La combinación de diferentes opciones de entretenimiento para  todos los segmentos del mercado ha sido la clave que ha llevado a Paradise World a permanecer en el gusto de la gente desde que abrió sus puertas. Como centro de diversiones para chicos y grandes, ubicado al interior de Galerías Metepec, en el Estado de México, registra llenos de hasta 150 personas en su local ubicado al frente de la pista de hielo.

Sus administradores explican que la visión de los socios fue determinante para lograr el éxito: “hace siete años no existía en la zona un centro que integrara el boliche y el billar con un bar que también ofreciera alimentos”, afirman.

Paradise World también tuvo que diversificarse en cuanto pasó su boom y su público disminuyó. Para enfrentar este reto y atraer más clientes, los socios decidieron acondicionar un espacio para montar un escenario y ofrecer música en vivo, lo que además aumentó el consumo. A lo largo de los años, el negocio ha experimentado cambios graduales, más no estructurales. “El concepto debe mantenerse y lo que hagas debe convertirse en mejoras que el cliente pueda percibir”, comentan.

Otro de los factores del éxito del negocio ha sido su excelente ubicación. Como es sabido, la afluencia de visitantes de una plaza comercial es una gran ventaja. Sin embargo, en ocasiones las altas rentas de los locales impiden competir a través del precio. En casos como éste, un análisis de costo/beneficio es útil para optar entre rentar o mejor construir tu propio espacio. Ten en cuenta que con la suma de cinco años de renta dentro de un centro comercial de alta demanda, fácilmente se podría edificar un complejo de 2,000m2.

Con la camiseta puesta

El personal es un elemento determinante para brindar un servicio de calidad y ayudar a que el lugar mantenga una atmósfera agradable. Los socios de la compañía han aprendido que en su clientela sí influye la edad del personal, que debe estar acorde tanto al concepto de diversión, como al propio ritmo de trabajo.

Los colaboradores de Paradise World también están capacitados tanto para operar el software de las mesas de boliche, como para darle mantenimiento al equipo e, incluso, pueden llegar a realizar algunas reparaciones menores a las máquinas de bolos. Es el caso de Alberto Martínez, el empleado que atiende la barra.

Y aunque los equipos están diseñados para un uso rudo, el mantenimiento de los billares y las líneas de boliche, así como el aceitado de las pistas es una tarea que les ha llevado a ganar doble: por un lado, los clientes pueden jugar mejor y, por el otro, se han evitado pérdidas por tener una línea parada por mucho tiempo.

Además, gracias a que cuentan con un software de manejo de clientes, los socios utilizan el marketing directo para enviar a sus distintos perfiles de clientes las promociones que han implementado. Esto también les ha ayudado a seguir manteniendo a su clientela, incluso en temporadas en que se registra un menor flujo en la plaza.

Por último, aconsejan que la relación entre socios y empleados sea transparente, y que cualquier propuesta que se presente esté sustentada en cifras y datos concretos. Así, las mejoras serán bien recibidas.