Marketing

Registra tu marca a tiempo

Registrar tu marca y elegir un buen nombre son claves del éxito de un negocio. Isaac Amiga usó esta estrategia y posicionó su empresa como líder en accesorios para celulares.
Registra tu marca a tiempo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Isaac Amiga Smeke dice que está muy orgulloso de su “hija”. Su nombre es Ixos (www.ixos.com.mx), que con sólo tres años en el mercado se convirtió en una de las marcas de fundas y accesorios para telefonía celular líderes de México.

Su historia empezó a escribirse en 1997, cuando la compañía Proveedora Celular arrancó con la distribución de equipos de telefonía móvil. Ocho años más tarde, el giro de este negocio, formado por 25 personas, cambió con el descubrimiento de un nuevo nicho de mercado: los accesorios para celulares.

La compañía se inició en este segmento con la venta de productos genéricos como fundas, cargadores, cables de datos y manos libres, entre otros artículos. Sin embargo, querían diferenciarse de su competencia.

¿Cómo conseguirlo? El dueño sólo tenía una formación empírica como comerciante. Entonces se dio cuenta de que requería de la asesoría de alguien que tuviera un mejor conocimiento de negocios. Buscando opciones, el emprendedor llegó al Centro Panamericano de Investigación e Innovación (Cepii). “Ahí logré tener una visión general y adquirir madurez en el manejo de la compañía. Con su asesoría detectamos que nuestro camino era crear una linea de productos y una marca que nos distinguiera de los demás”, platica.

El objetivo era posicionarse en el mercado, captar nuevos clientes y hacer crecer el negocio.

A finales de 2005 la empresa inició los trabajos para el diseño de su marca comercial. Lo primero a considerar era que tenía que ser un nombre fácil de pronunciar, recordar y reconocer, además de que debía hacer referencia a la electrónica.

El nombre elegido fue Ixos. Amiga explica que la palabra no tiene un significado específico, sino que les gustó por su sonido fuerte y porque les remitía a innovación, tecnología y vanguardia.

“No buscamos en etimologías o por referencias con otras empresas o productos de otras partes del mundo. Al final, la palabra fue idea de Isaac”, explica Óscar Aguirre, director creativo de la compañía.

El segundo punto a resolver era registrar la marca. “No sabía por dónde empezar y a dónde nos teníamos que dirigir”, reconoce el empresario. Ante esta situación, decidió contratar los servicios de una consultora especializada para que hiciera todos los trámites necesarios ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

“Con su ayuda hicimos las búsquedas de anterioridades fonéticas, llenamos los formularios y presentamos los logos”, recuerda.

Ixos se lanzó oficialmente al mercado a mediados de 2007. La empresa todavía no tenía el registro aprobado del IMPI, pero al estar iniciado el trámite, la marca ya estaba protegida ante cualquier tercero que también la solicitara.

Seis meses después, Amiga se convirtió en el propietario del nombre Ixos. Fue un paso clave en la consolidación de la firma, que tiempo después adquirió las licencias de varios equipos de futbol como América, Barcelona y Manchester United, entre otros. Hoy trabaja además con compañías como Warner Brothers, Playboy y la WWE –que maneja los espectáculos de la lucha libre en Estados Unidos.

Todo ello en su conjunto le valió posicionarse paulatinamente en el mercado y competir con otras marcas de accesorios para celulares. En 2009 reportó un crecimiento del 30% en sus ventas.
Recientemente, gracias al éxito que ha tenido en México con los licenciamientos obtenidos y ante la fiebre por el Mundial Sudáfrica 2010, la empresa analiza ingresar a mercados internacionales, como Centroamérica.

“Es uno de nuestros objetivos, pero primero debemos tener más licencias y más variedad de productos. Para llegar a otros países no hay prisa, tenemos que estar bien consolidados y contar con los estudios adecuados”, sostiene el director creativo.

DETALLES QUE APORTAN VALOR
¿Aún no registras tu marca? No lo dejes para mañana y sigue el ejemplo de Ixos. La marca de un producto o servicio es uno de los bienes más valiosos de cualquier empresa. Es un activo intangible que no se refleja en los estados financieros.

La ley no te obliga a registrarla, pero es importante que lo hagas, ya que como advierte Rafael Manterola, socio fundador de Manterola Abogados -despacho asesor en propiedad intelectual e industrial-, el artículo 87 de la Ley de la Propiedad Industrial señala que los industriales, comerciantes, o prestadores de servicios podrán hacer uso de marcas en el área en la que operen.

Sin embargo, el derecho al uso exclusivo se obtiene mediante su registro en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, por lo cual nos gustaría informarte de las ventajas que se derivan de la obtención del registro de marcas, que consisten entre otras en:

• Otorgar al titular del registro el derecho para utilizar la marca en relación a los productos o servicios respecto de los cuales fue concedido en nuestro país;

• Iniciar acciones legales en contra de terceros que exploten ilegalmente una marca igual o similar en grado de confusión a la marca previamente registrada; etc.

Todo empresario, aún cuando no esté dado de alta ante Hacienda y sin importar el tamaño de su negocio, debe tener como una de sus prioridades el diseño y protección de su marca antes de comercializarla. Su éxito va a depender en gran medida de este pequeño gran detalle.

1. El trámite se inicia con una búsqueda de anterioridades fonéticas. Esto determina si una marca ya existe, está registrada o se encuentra en trámite. Y señala si un nombre es idéntico o semejante a otro en grado de confusión, explica Gerardo Sánchez, director de la consultora Marcas, con sede en Querétaro.

2. Posteriormente, debes realizar la búsqueda en la clase que corresponda al producto o servicio que pretendas identificar. Existen 45 clases (34 para productos y 11 para servicios).

3. Una vez dictaminada la viabilidad del registro de la marca, se debe presentar ante el IMPI la solicitud acompañada del logo. El instituto emitirá el título o el dictamen que considere adecuado en un plazo de entre tres y seis meses.

4. Toma en cuenta los pagos que tendrás que efectuar ante el IMPI. El organismo cobra por el estudio de una solicitud para el registro de una marca hasta que concluye el trámite o se expida el título. La cantidad asciende a $2,493 más IVA.

5. La vigencia del registro es de 10 años a partir de la fecha en que se ingresó la solicitud y se puede renovar de manera permanente, seis meses antes o después del vencimiento.

6. Si lo que te falta es tiempo, hay despachos de abogados y empresas especializadas que pueden hacer todo el proceso (desde la búsqueda fonética hasta la expedición del título). Los costos por marca, según el despacho, varían entre $4,000 y $8,000.

7. Ya con el registro en la mano, tienes tres años para utilizar tu marca. De no hacerlo, cualquier tercero interesado puede solicitar la caducidad de la misma por falta de uso. “Si ya la registraste pero no la utilizas y quieres conservarla, puedes otorgar una licencia de uso temporal a un tercero y debes registrarla ante el IMPI”, recomienda Manterola.

ELIGE UN NOMBRE GANADOR
La elección del nombre de tu negocio, producto o servicio puede convertirse en tu tarea más importante al inicio de tu emprendimiento. ¡No es una decisión que debas tomar a la ligera!
Contar con una buena marca comercial puede convertirse en un factor determinante para el éxito o fracaso de tu negocio, pues a largo plazo será lo que permitirá que los consumidores identifiquen de inmediato tu negocio y lo recuerden.

¿Pero cómo elegir el nombre ideal? Primero que nada, ten claro qué es lo qué quieres comunicar. Un nombre adecuado siempre expresará quien eres y lo que haces.

Marco Tulio Ramoni, director general de la consultora Creative Brand Management, recomienda tomarse el tiempo necesario para elegir un nombre. No se trata de elegir un vocablo que suene bonito, interesante o que simplemente te guste porque sí. Ten en cuenta que el nombre que elijas debe ser corto y memorable.

Olvídate de usar palabras de uso popular o que puedan crear una confusión. Tampoco utilices términos que sólo tu entiendas. Y procura que sea en el idioma del país donde piensas desarrollar tu negocio, o al menos fácil de pronunciar.

También ten en cuenta que, si vas a hacer publicidad, la marca deberá ser incluida en el slogan. Esta frase será la referencia de las bondades de tu negocio y también debe ser en el mismo idioma. ¿Quién no recuerda “Vitacilina, ¡ah que buena medicina!”, que refiere a una pomada; o “Dormimundo, los especialistas del descanso”, que refiere a colchones?

Además de estas características, tu nombre debe tener una connotación positiva. Evita usar palabras que impliquen la idea de que tu negocio es malo, lento o ineficiente.

Gustavo Cordero, presidente del Colegio Mexicano de Mercadotecnia, señala que todo nombre debe cumplir con cuatro requisitos indispensables para reforzar tu marca: debe tener relevancia estratégica, es decir no será un nombre elegido al azar; estar disponible, es decir, no debe haber sido registrado por otro ante el IMPI y debe estar libre para que lo puedas usar; debe ser atractivo o capaz de llamar la atención de los consumidores; y por último debe ser duradero, para que no desaparezca con el paso de los años.

Por último, debe ser flexible y versátil, para extenderlo a otro segmento de mercado y para poder crecer a la par de tu empresa.
Interbrand, consultora especializada en la creación de marcas, explica que existen tres grandes categorías de marcas.

Descriptivas. Como su nombre lo indica, hacen referencia directa al producto o servicio. Aquí encontramos marcas como Teléfonos de México (Telmex), Petróleos Mexicanos (Pemex) o Aerolíneas de México (Aeroméxico), que implican poco grado de creatividad.

Acuñadas. Sin ser obvias, hacen alguna referencia al producto o servicio de la empresa y van ganando una identificación inmediata en la mente del consumidor con el tiempo e implican un mayor grado de creatividad. Un buen ejemplo es KFC, o Kentuky Fried Chicken; y Axtel, que al incluir la sílaba “tel” recuerda el servicio de telefonía.

Abstractas. Son nombres con alto grado de creatividad y que no hacen ninguna referencia directa. Como Frico, una conocida marca de bebidas.

POSICIÓNATE Y VENDE MÁS
Está claro que registrar tu marca es un paso fundamental para lograr el éxito de tu negocio, pero no es suficiente. Luego tendrás que trabajar para instalar tu nombre y tus productos o servicios en el mercado.

Invariablemente, dicen los expertos, alcanzar un lugar privilegiado en la mente de tu consumidor se reflejará en mayores ventas y más ingresos para tu negocio.

Para posicionarte entre tus potenciales clientes primero es necesario analizar cuál es el valor agregado de tu oferta y cuáles son los factores que más atraerán a los clientes.

Luego, lanza el mensaje correcto. Destaca esa esencia de tu producto o servicio para que cuando un cliente escuche tu marca, la identifique inmediatamente con los beneficios que lo destacan. Recuerda que estos atributos deben ser distintos y superiores a los que presenta tu competencia.


www.SoyEntrepreneur.com