Tecnología

Crea un sitio web que sí funcione

Te presentamos las claves para crear el web que tu empresa necesita, la herramienta que te ayude a posicionar tu producto en Internet.
Crea un sitio web que sí funcione
Crédito: Depositphotos.com

Lejos de sólo alojar los datos corporativos de las grandes compañías como se creía antes, un sitio Web se convirtió en una tecnología al alcance de todo negocio –sin importar tamaño o giro–. El objetivo es que a través de su portal las empresas y profesionistas den a conocer sus productos y servicios entre la mayor cantidad de clientes potenciales y a bajo costo.

Por qué contar con esta herramienta
• Es un recurso económico y eficiente para que la gente identifique tu marca.
• Es un canal de comunicación inmediata con clientes y proveedores.
• Le da una imagen profesional al negocio.
• Puedes brindar a tus consumidores información relevante acerca de lo que ofrece tu empresa.
• Según la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), en el país hay 27.6 millones de internautas, quienes representan un mercado en potencia.

Reglas básicas de un sitio ganador
Si bien es cierto que existen opciones gratuitas para hacer tu página de Internet, “lo mejor es contratar a un diseñador Web y pagar por un dominio y hosting para que tu imagen sea más profesional”, aconseja Seth Pérez Gil, socio de la firma de consultoría en innovación InSitum.

Ya sea que contrates a un experto o que lo hagas por tu cuenta, toma en cuenta las siguientes recomendaciones.

Si el diseño tiene…
-Letras en colores que se confundan con el fondo del sitio Web.
-Demasiado texto.
-Una introducción.
-Imágenes obtenidas de Internet.
-Imágenes en formato TIF o BMP.

entonces debes…
-Optar por letras en color negro y fondos en tonos que no dificulten la lectura en el monitor.
-Presentar tus productos o servicios en máximo tres líneas.
-Darle la opción al usuario para que la salte y entre directo a la página de inicio.
-Sustituirlas por imágenes propias. Así demuestras que tienes una identidad y que eres original.
-Cambiarlas por imágenes en formato JGP a 72 dpis (la resolución idónea para diseños Web).

Involúcrate en el proyecto
Un sitio Web deja de ser rentable cuando…
-Está diseñado en formato flash.
-No lo puede desplegar algún navegador, como Firefox, Safari o Internet Explorer.
-No se lee “sin estilos”.
-No se despliega en dispositivos móviles.
-Hay que teclear http://www antes de accesar a tu página.

porque…
-Los buscadores no tienen texto que incluir en sus listas y, por lo tanto, difícilmente encontrarán tu sitio.
-Hay computadoras que no cuentan con todos los navegadores. Esto te hará perder importantes oportunidades de negocio.
-Es una función que libera a las páginas Web de diseños en flash para preservar sólo texto y ligas que dirijan la lectura a más información.
-Cada vez son más las personas que utilizan sus teléfonos inteligentes para conectarse a la red en búsqueda de información.
-No invita a que el usuario tenga acceso rápido y práctico a tu portal.

Arquitectura de la información
Construir un sitio Web es como edificar una casa: requiere de una planeación para saber cuál es la mejor ubicación para cada habitación. Para asegurarte de que tu página tendrá éxito debe responder a una arquitectura de la información. Esto significa que los datos tienen que colocarse de manera ordenada para que el usuario navegue sin que se pierda o no encuentre lo que busca.

Dominio. Es la forma en la que los usuarios encontrarán tu sitio Web. Por eso, lo mejor es que elijas un nombre breve, fácil de escribir y sin guiones o símbolos complicados. Puedes adquirirlo por unos US$9 anuales en www.miempresaenlinea.com o www.dreamhost.com.

Barra de herramientas. Es un elemento incluido en automático y contiene información como: ¿Qué es?, Acerca de…, links para explorar el sitio, Material de interés y Contacto. Sin embargo, se recomienda que la experiencia del usuario no se limite sólo a este medio para navegar a través del portal.

Perfil. Un usuario invierte 17 segundos para estudiar un sitio Web. Por lo tanto, es fundamental que la descripción de la empresa sea lo primero que lean los visitantes. Ésta debe ser de máximo tres renglones, en fuente Arial y sin tipografías que dificulten la lec-tura.

Terminaciones. Existen varios tipos de “sufijos” para una página de Internet. Si vas a promover un negocio utiliza la terminación .com; si formas parte de una red de negocios, entonces recurre al .net o si eres profesionista relacionado con medios, te conviene .tv. El término .mx implica un costo adicional, pues para incluirlo en tu dirección hay que pagar $400 al año.

Hosting. Es el espacio virtual donde se “hospeda” toda la información contenida en tu sitio Web. Resulta una manera económica de almacenarla, ya que así no tienes que invertir en servidores o hardware especial. Además, contar con tu propio hosting le dará seriedad a tu negocio. El costo anual es de unos US$119 y lo puedes contratar junto con el dominio.

Links para explorar el sitio. Las páginas de Internet ganadoras son aquellas que invitan al usuario a la acción. Seth Pérez Gil, de InSitum, recomienda que los links sean las preguntas frecuentes que los internautas harían acerca de los productos y/o servicios.

Material de interés. Se recomienda alimentar esta parte del sitio con documentos que contengan información de utilidad para los usuarios. Maneja el formato PDF por si alguien necesita imprimirlos.

Contacto. Este es, a decir del experto, el elemento más importante de un sitio Web porque en él recae el objetivo de tener presencia en la red. A través del Contacto, tus clientes potenciales podrán encontrarte fácilmente. Incluye en esta sección:

• Nombre de la persona que responderá a los clientes y/o proveedores.
• Una cuenta de correo electrónico a la que los usuarios dirigirán sus comentarios.
• Teléfonos.
• Cuenta de Facebook o Twitter de la empresa.
• Dirección. Agrega un mapa con la ubicación exacta de tu negocio. Para ello, ingresa a maps.google.com y con una cuenta de Gmail podrás tener uno profesional y gratis.