Hide this Looking for English Content? Click here

6 pasos para ponerte en forma

Descubre la fórmula que te ayudará a ser un empresario saludable y altamente productivo.
6 pasos para ponerte en forma
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El ritmo de vida actual demanda mayor esfuerzo y dedicación. Pero, ¿qué pasa cuando inicias la semana y ya te sientes cansado? ¿O el clima de trabajo te genera un desgaste emocional que también afecta tu vida personal? De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el 30% de los empleados del país presentan estrés laboral, lo cual repercute directamente en su productividad.

Por ello, lo mejor es hacer un alto, identificar lo que estás haciendo mal e iniciar un plan de acción que incluya ejercicio, descanso y una dieta balanceada, entre otros puntos básicos. Tal vez crees que con tu ritmo de trabajo es imposible ponerte en forma y equilibrar tu vida. Contrario a lo que piensas, el simple hecho de darte un descanso de 15 minutos durante el día puede ser la cla-e para mejorar tu desempeño laboral y evitar problemas de salud.

Para Gabriela Zapata, gerente de Tiempo Activo – franquicia chilena que ofrece programas de actividad física en el lugar de trabajo– (www.tiempoactivo.cl), existen varios problemas comunes asociados a las rutinas laborales. Por ejemplo: la tendinitis, síndrome del túnel carpiano, dolores de cuello, extremidades, lumbagos, dolores de columna y, por supuesto, estrés.

Frente a estos padecimientos, la recomendación es que incorpores a tu rutina los siguientes consejos y ejercicios.
Paso 1.  Despeja ?el panorama 
Practica técnicas de relajación en los momentos de mayor tensión. Basta con tomarte cinco minutos de receso durante una tensa jornada de trabajo. En este tiempo, cierra los ojos, respira hasta que los pulmones se llenen de aire y, contando hasta cinco, exhala el aire lentamente.

En casa –después de llegar de la oficina– no olvides desconectarte por completo de los asuntos del trabajo y dedicar tiempo para pensar y estar contigo mismo. Una buena práctica, por ejemplo, es leer algún libro de interés para que te libere de la tensión y el estrés.

Paso 2.  Elimina la tensión muscular
Es común que las personas estén con los músculos contraídos en el lugar de trabajo. Y es precisamente por esta razón que al llegar a casa sienten el cuerpo pesado y duro. Ante esta realidad, de la cual la mayoría no puede escapar, los especialistas recomiendan que estires todas las partes de tu cuerpo y trabajes con la respiración para lograr una completa relajación. 

El primer movimiento lo puedes hacer, incluso en la oficina, apoyándote en una mesa o en el respaldo de la silla. Estira las manos hasta dejar la espalda plana como si fuera una tabla. En esta posición cuenta hasta 15, inhalando por la nariz y exhalando por la boca. 

Para que distensiones los músculos inferiores, permanece de pie, junta las piernas y extiende los brazos hacia adelante. Bájalos lentamente hasta tocar las pantorrillas con las manos; toma aire y vuelva a la posición inicial. Repite este movimiento unas cinco veces.

Estos sencillos ejercicios ayudan a activar la circulación durante una larga jornada laboral. También son la solución perfecta para sentirte más despejado, relajado y, en consecuencia, ser más productivo.

Paso 3. ?Mejora tu postura
Si sientes dolor en el cuello o espalda baja, realiza estiramiento de la columna vertebral cada dos horas para evitar malas posturas. Además, no utilices asientos blandos, que no tengan respaldo o aquellos que son demasiado grandes o pequeños para ti. No olvides hacer ejercicio para mantener los músculos del abdomen y la espalda con un tono muscular adecuado.

Paso 4.  Aliméntate sanamente
Toda rutina de bienestar inicia con una buena dieta. Por lo tanto, evita aquellos alimentos que sobrecargan al organismo con una digestión lenta y que lo hacen propenso al sobrepreso, colesterol, tensión arterial, etc. Regla de oro: evita harinas y grasas.

Si se te dificulta comer bien mientras te encuentras en la oficina, recuerda que puedes seguir una dieta sana con sólo incluir vegetales, cereales, frutas y carnes bajas en grasa. No olvides tomar por lo menos un litro de agua al día. 

Paso 5. Ponte en movimiento
Los expertos coinciden en que el ejercicio es el mejor camino para lograr una vida sana.

Usa las escaleras en lugar del elevador; camina al trabajo o deja el auto en uno de los extremos del estacionamiento. También date un tiempo para caminar dentro del área de oficina o sal a dar un paseo en grupo después de la comida, a fin de despejar un poco la mente. 

Paso 6. Organiza tu tiempo
Logra un equilibrio entre las obligaciones del trabajo y todos los aspectos de tu vida personal, para que no afecten tu salud mental y física.

Para conseguir un balance laboral–personal, inicia con la siguiente rutina. No lleves el trabajo ni las preocupaciones ocasionadas por éste a casa. Una vez cruzada la entrada de tu hogar, respira hondo y haz un cambio de chip que no tenga nada que ver con lo que haces en la oficina.

Analiza tus hábitos

Responde estas preguntas clave para tener un primer diagnóstico de tu estado de salud.

¿Tienes problemas para dormir o despiertas cansado(a)? 
¿Te cuesta trabajo concentrarte? 
¿Tienes dolores de cabeza o cuello con regularidad?  
¿Piensas constantemente en los problemas del trabajo? 
¿Sientes los músculos tensos y adoloridos? 
¿Te enojas con facilidad? 
¿Tienes colitis, úlceras u otros problemas digestivos? 
¿Regularmente te sientes estresado e intranquilo? 
¿Te enfocas en las situaciones que te causan preocupación? 
¿Trabajas todo el tiempo, incluso en tu tiempo libre? 

RESULTADOS
Mayoría Sí. Si en las noches te cuesta conciliar el sueño y cada vez estás más cansado e irritable, padeces el Síndrome de Desgaste Profesional. Éste se presenta comúnmente en el personal administrativo, sector salud y de atención al público.

Además, deja secuelas negativas que repercuten en el desempeño laboral y genera conflictos en el trabajo y en el ambiente familiar.

Consejo: haz un alto en tus actividades, visita a un médico para una revisión más a fondo y sigue sus indicaciones.

Mayoría No. ¡Felicidades! Estás en un punto de equilibrio y te mantienes en forma y saludable. Por lo tanto, no debes tener dificultades para concentrarte en tus labores diarias y dejar de lado el trabajo en tu tiempo libre.

www.SoyEntrepreneur.com

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.