Plan de Negocios

Lo que debes saber sobre un contrato de alquiler

Comúnmente, cuando un emprendedor inicia un negocio apuesta por el alquiler. Conoce las cláusulas que debes conseguir en el contrato para que éste te beneficie.
Lo que debes saber sobre un contrato de alquiler
Crédito: Depositphotos.com

Uno de los mayores costos al momento de iniciar un negocio, suele ser la compra o el alquiler del local para su funcionamiento. Lo usual en el caso de un pequeño negocio, es que el comprar el local esté lejos de su alcance.

El alquilar un local permite reducir sustancialmente la inversión, y en el caso de que el negocio fracase, también reducir las pérdidas. En otras palabras, permite minimizar la inversión y el riesgo.

Sin embargo, para asegurar aquella disminución del riesgo es necesario estar muy atento al momento de redactar el contrato de arrendamiento. Aquí, debes procurar que los términos o cláusulas sean favorables, no sólo para el dueño del local, sino que también para ti.

Debes procurar que el contrato contemple el mayor número de cláusulas de salida a tu favor para minimizar la pérdida que pueda haber en caso que el negocio no llegue a prosperar tal como esperas.

Anota, estas seis cláusulas de salida o de escape más comunes, y que no deberían faltar en tu contrato. Suerte en la negociación:

1. Vender o traspasar el negocio
Posibilidad de vender el negocio, pero seguir siendo los responsables por los pagos del alquiler y por cualquier falta que cometa el nuevo dueño del negocio.

2. Transferir la propiedad del contrato si decidimos vender el negocio
Posibilidad de vender el negocio y, a la vez, transferir el contrato de alquiler al nuevo dueño del negocio, asumiendo él la responsabilidad del pago de los alquileres y del cuidado del local.

3. Ceder el contrato de arrendamiento a un tercero
Posibilidad de que, por alguna razón, transmitamos los derechos y deberes del contrato a algún tercero.

4. Subarrendar el local
Posibilidad de arrendar una parte o el total del local, a un tercero.

5. Cancelar el contrato si por alguna razón no se puede abrir el negocio
Por ejemplo, en caso que no nos lleguen a otorgar la licencia de funcionamiento o algún otro permiso.

6. Disolver el contrato en caso que el negocio no prospere
Cláusula que es poco probable que el dueño del local acepte, pero que se puede llegar a obtener a través de una buena negociación.

www.Soyentrepreneur.com