Emprendedores

Mitos de un emprendedor

Cuando se inicia la aventura del emprendimiento, hay ideas falsas que la imposibilitan. Derríbalas y alcanza el éxito.
Mitos de un emprendedor
Crédito: Depositphotos.com

Mitos hay muchos en la vida; verdades concretas, muy pocas, especialmente en el mundo de los negocios, donde las especulaciones suelen estar a la orden del día y las visiones erróneas pueden abundar, encaminándote hacia al fracaso.  

Cuando tienes una idea en la cabeza, si tienes alma de emprendedor, no podrás dejar de pensar en convertirla en un negocio. Pero si eres un novato, o te falta un poco de experiencia, puedes cometer el error de creer que con la idea basta y es lo más importante.

Lo peor sería que te confundas con simples mitos y dejes de planificar tu proyecto como es debido: a través de un buen plan de negocios. Recuerda que sólo así convencerás a los inversionistas o al banco, porque ellos pensarán más detenidamente y están preparados para detectar y eliminar los mitos. Por eso, nunca creas en los siguientes:

1. Una idea brillante te hará rico. Mentira. Una idea brillante no es necesaria ni tampoco suficiente para el desarrollo de un negocio exitoso, a pesar de que no está de más.

2. Si construyes, vendrán. Alejado de la realidad. No sólo hay que hacer algo excelente, sino que hay que comunicarlo y hacerlo bien. No sólo por hacer el mejor producto el cliente lo aceptará.

3. Lo que tú piensas es lo más importante. Puede ser, pero para generar un negocio no es lo más importante. Al momento de evaluar tu idea, en realidad no importa sólo que tú y todos tus amigos piensen que tu idea es la mejor. Lo que sí importa es lo que piensan tus clientes.

4. Los modelos financieros son falsos. Puede que no exista forma de anticipar con exactitud cuánto dinero obtendrás de tu emprendimiento, sin embargo, el motivo por el cual se desarrollan modelos financieros es para hacer una verificación de la realidad y convencerte a ti mismo de que existe la posibilidad de que la inversión sea rentable. 

5. Lo que sabes es más importante que a quién conoces. Lo cierto es que es más importante a quién conoces que lo que de hecho conoces. Esto no quiere decir que ser inteligente y conocedor no sea útil. Saber “qué” por lo general es un medio efectivo para que te presenten a los “quiénes” adecuados y hay un motivo lógico detrás de esto: las decisiones comerciales son horrorosamente complicadas.

6. Necesito mucho capital para comenzar mi negocio. Esto es impreciso. La verdad es que sí necesitarás dinero, pero no necesitas tanto para empezar, lo que sí necesitas es tener ganas de trabajar mucho. Tienes que lograr que tu idea brillante dé sus frutos; nadie lo hará por ti y nadie te dará el dinero para contratar a otro para que lo haga.

7. La idea es la parte más importante de mi plan de negocios. No. La idea es casi irrelevante. Lo que importa es 1) quiénes son tus clientes; 2) por qué comprarán lo que vendes, 3) quién forma parte de tu equipo y 4) cuáles son los riesgos.

8. No tener competencia es bueno. Sería pésimo creerlo. Puesto que, si no tienes competencia seguramente sea porque no hay posibilidad de hacer dinero. Hay seis mil millones de personas en el planeta y es muy poco probable que ellos hayan dejado un nicho del mercado rentable totalmente sin explotar.

www.SoyEntrepreneur.com