Finanzas

Lo que debes saber para invertir en fondos mutuos

Antes de poner tu dinero en este tipo de inversión, toma en cuenta los siguientes elementos para que tus ingresos aumenten.
Lo que debes saber para invertir en fondos mutuos
Crédito: Depositphotos.com
Antes de poner tu dinero en este tipo de inversión, toma en cuenta los siguientes elementos para que tus ingresos aumenten.

Un fondo mutuo es una alternativa de inversión conformado por los aportes realizados por personas y empresas. Estos aportes constituyen lo que se define como el patrimonio del fondo.

El patrimonio de cada fondo mutuo se constituye con los aportes realizados por los partícipes, sean personas o empresas. Dichos aportes se expresan en cuotas, concepto similar a las acciones en una sociedad anónima. De este modo, cada vez que una persona efectúa un aporte, está adquiriendo cuotas de ese fondo.

1. Cómo calcular el dinero acumulado
La sociedad administradora, diariamente, calcula el valor de la cuota en función del valor de los activos en que se han invertido los recursos del fondo. Por ello, un aportante puede siempre saber cuánto dinero ha acumulado, simplemente multiplicando el número de cuotas que posee por el correspondiente valor de la cuota.
   
2. Elegir el Fondo más conveniente
Para tomar una buena decisión al momento de invertir tu dinero, debes analizar las siguientes variables:

-Objetivo: lo que quiero adquirir o gastar con los recursos que se obtengan al realizar esta inversión.

-Plazo u horizonte: como cliente podrás deducir si es una inversión de corto, mediano o largo plazo. De esta forma, podrás seleccionar el tipo de fondo que en términos de plazo se ajuste más a tus necesidades.

3. Revisa los tipos de fondos
- Fondos de renta variable: Si quieres una inversión de largo plazo con retornos altos en el tiempo, y no le temes al riesgo, piensa en un fondo de este tipo. Si acaso la volatilidad no va contigo, evita la renta variable o reduce tu inversión en ésta.

- Renta fija: Está pensada para obtener rentabilidades conocidas, pero en general, menores a las que podrían entregar fondos accionarios. También se recomienda para personas que quieran una ganancia estable en el tiempo, aunque ésta no está asegurada.

- Los fondos mutuos de corto plazo: En general compiten con los clásicos depósitos a plazo. La decisión de optar por uno o por otro dependerá de si usted quiere absoluta seguridad, pero amarrado a un plazo fijo (caso en que le convendría un depósito), o en cambio prefiere una ganancia no totalmente asegurada, pero sin atarse a un plazo fijo.

4. No inviertas en un fondo basándote en su desempeño histórico
El buen desempeño de un fondo puede ser el resultado temporal de circunstancias específicas que no se repetirán necesariamente en el futuro. La rentabilidad pasada provee información importante en lo que respecta a cuán riesgoso es un fondo y si éste se ha comportado de manera similar al mercado y a los fondos comparables no respecto de su desempeño futuro. Por ello, no es conveniente invertir en el fondo más rentable de un año, guiado sólo por este factor.

5. Revisa tu contrato de suscripción
Al momento de invertir deberás firmar un contrato de suscripción de cuotas y la sociedad administradora debe informar acerca del reglamento interno del fondo que debe contener, como mínimo, la siguiente información:
- Remuneración que cobra la sociedad por la administración del fondo.
- Comisiones que se cobran sobre la inversión.
- Plazo de pago de los rescates (en cuánto tiempo se devuelve el dinero que se haya invertido en el fondo).
- Política de inversión de los recursos.
- Planes de inversión.

6. Cómo son manejados tus fondos mutuos
Los gestores de un fondo –portfolio managers- se basan en muchos estudios económicos, de sectores y de empresas y en su experiencia en el mercado. También analizan tendencias en los precios, las tasas de interés, el tipo de cambio (dólar). Son asesorados por equipos de estudios conformados por analistas especializados en diversas clases de activos y sectores.

7. Calcula el momento de rescate
Cuando decidas retirarte del fondo, se hablará de “rescate” de tus cuotas. En este momento, podrás saber si ganaste o perdiste con tu inversión. Para esto, compara el valor cuota del día que iniciaste la inversión con tu valor al día del rescate. Si al día del rescate la diferencia es positiva, habrás ganado; si es negativa, habrás perdido. Así de simple.

www.SoyEntrepreneur.com